Crece migración de menores de edad en el mundo

Migración
   Provoca desventaja emocional, riesgos de salud y violación a derechos humanos
Crece migración de menores de edad en el mundo
Por: Redaccion
CIMAC | Oaxaca, Oax..- 30/04/2008

La cifra de niñas y niños que emigran en el mundo parece aumentar cada vez más, lo que pone a esta población menor de 15 años en una situación de desventaja emocional, compromete su salud física y vulnera sus derechos humanos, afirmó el titular de la Dirección General de Población de Oaxaca (Digepo), Mauro Francisco Méndez.

En un comunicado de prensa, la dependencia estatal reconoce además que la migración puede ser violatoria a los derechos humanos de las niñas y los niños, pues los padres incluyen a sus hijas e hijos en el trabajo dentro de la migración porque igualmente aportan a la economía familiar, hasta con un 50 por ciento del ingreso familiar.

Pese a todo, las cifras parecen ir en aumento, ya que los menores de edad en las últimas décadas empiezan a formar parte de la migración, lo hagan acompañados con sus padres u otros familiares, o definitivamente solos, aumentando así el riesgo y vulnerabilidad a sufrir abusos, maltratos y vejaciones.

Según cifras de Unicef, cada año aproximadamente 300 mil niñas y niños abandonan sus comunidades de origen para emigrar con sus familias a otras entidades del país en búsqueda de trabajo e ingresos. Muchos de ellos tienen que trabajar en los campos desde muy jóvenes.

En América Latina alrededor de 7.9 millones de habitantes son migrantes jornaleros. En México el 40 por ciento de las y los jornaleros agrícolas son menores de 15 años.

La dependencia estatal sostiene que hay un impacto psicológico grave que trae consigo la migración infantil, pues se han reportado casos de depresión, ansiedad, incluso psicosis en niñas y niños a causa del impacto migratorio.

Así, aunque el trabajo infantil es una fuente de ingresos que alivia la economía familiar, como lo mencionan madres y padres, al servirles en el caso de los jornaleros para la manutención de toda la familia durante su estancia en los campos agrícolas, es innegable el hecho de que resulte perjudicial en la vida social y emocional de las y los niños ya que los limitan en su crecimiento y desarrollo psicosocial.

Actualmente, 34.1 por ciento de la población total de Oaxaca son menores de 15 años; 121 municipios en el estado tienen 40 por ciento de su población menor a 15 años, lo que representa el 21.2 por ciento del total de municipios de la entidad.

La distribución de estos municipios con gran cantidad de niñas y niños se encuentra de la siguiente manera: 6.6 por ciento en la Cañada, 19 puntos porcentuales en la Costa, 0.8 en el Istmo, 19 por ciento en la Mixteca, 7.4 en el Papaloapan, 7.4 en la Sierra Norte, 28.1 en la Sierra Sur y 11.6 por ciento en Valles Centrales.

En Oaxaca, la mayor presencia de menores de edad no se encuentra en municipios donde la migración internacional sea muy importante, lo cual no significa que no exista migración infantil internacional, pero si emigran a otras entidades como jornaleros agrícolas.

En este sentido, 14 de los municipios con fuerte presencia de niñas y niños son de los más importantes también para la migración jornalera agrícola oaxaqueña, tal es el caso del municipio con más niñas y niños en todo el estado respecto a su población total, 54 por ciento, San Martín Peras, del distrito de Juxtlahuaca en la región de la Mixteca.

Finalmente, Francisco Méndez puntualizó respecto al ingreso por migración reciente de niñas y niños entre 5 y 14 años a otras entidades del país, en los tres lugares más importantes están: Baja California Sur, Quintana Roo y Baja California.

08/SJ/CV