Dos activistas cruzan sin documentos la frontera México-EU

Migración
   Demandan "Fronteras Abiertas y Justicia para Todos"
Dos activistas cruzan sin documentos la frontera México-EU
Por: Guadalupe Gómez Q.
CIMAC | México DF.- 24/04/2008

Para llamar la atención sobre las razones por las cuales personas migrantes procedentes sobre todo de México y Centroamérica son empujadas a cruzar la frontera estadounidense en la búsqueda de trabajo y supervivencia, Sue Frankel-Streit y Jeff Winder, activistas de la organización El Pueblo Unido, cruzaron la línea fronteriza sin documentos migratorios desde México, la tarde del pasado lunes.

Sue, de 41 años, y Jeff de 40, decidieron iniciar el pasado sábado, desde Sasabe, Nogales, el mismo recorrido que emprenden miles de personas migrantes, sobre todo mexicanas y centroamericanas en pos de trabajo en Estados Unidos, con el fin de visibilizar las duras condiciones en las que ocurre el éxodo.

Tan sólo en la última semana, revelaron agencias internacionales, se descubrieron los cuerpos sin vida de cuatro inmigrantes en la misma ruta que recorrieron los miembros de El Pueblo Unido.

Vimos los objetos, ropa, zapatos, galones vacíos…, que dejan a su paso las y los migrantes a su paso, dijo Sue a la prensa, luego de concluir su cruce.

Durante el recorrido, Sue y Jeff caminaron aproximadamente 12 horas el sábado y otras 12 el domingo. El lunes caminaron siete horas, hasta que llegaron a un retén de la Patrulla Fronteriza en Arivaca Road, sesenta kilómetros al norte de la frontera.

En el retén desplegaron una manta con la leyenda "De México a Virginia, Fronteras Abiertas y Justicia para Todos" (México to Virginia, Open Borders and Justice for All!) y colocaron bajo la manta zapatos y otros artículos personales dejados por las y los migrantes en su recorrido, informó la organización Mexicanos sin Fronteras a través de un comunicado difundido por Cencos.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza no intentaron detenerlos ni solicitaron información de ciudadanía en el retén, señaló Winder. Y explicó que seguramente no fueron detenidos porque su piel es blanca. Por lo común, gente de color es detenida, interrogada, y revisadas, "pero nosotros pasamos sin incidentes por ser de piel blanca".

Ricardo Juárez, coordinador de Mexicanos Sin Fronteras en Virginia, dijo que la organización endosa la acción para "enfocar la atención en las razones del por qué la gente es empujada a cruzar la frontera en la búsqueda de trabajo y sobrevivencia", señala el comunicado de esta organización.

Winder, también organizador de la cruzada con El Pueblo Unido, dijo que espera que en las comunidades en Virginia la acción emprendida por él y su compañera exponga la realidad de una frontera, en la cual atraviesan los productos libremente por puertos de entrada todo el día, mientras en forma paralela mueren seres humanos en el desierto.

Una frontera militarizada y política antiinmigrante no nos hacen seguros, agregó el activista, de acuerdo con el comunicado. Nuestra seguridad vendrá cuando no existan disparidades de riqueza y poder representadas por políticas como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Consideró que la militarización de la frontera sólo beneficia a compañías privadas que obtienen millonarios contratos y no resuelve el problema de la migración. La construcción del muro fronterizo y de una cerca virtual ha sido un gasto inútil de más de 60 millones de dólares," dijo también Jeff en entrevista con medios internacionales.

Agregó que sólo un cambio en las políticas de migración y la renegociación del TLCAN podrán cambiar el panorama. La militarización, abundó, únicamente contribuye a aumentar la muerte de las y los inmigrantes sin documentos.

Nuestra caminata, reiteró Winder, fue un acto de solidaridad con los miles de residentes del estado de Virginia que han dejado todo lo que conocen y han cruzado una peligrosa frontera porque la supervivencia de su familia dependía de ello.

Sin embargo, explicó el activista, las condiciones en Virginia para las y los migrantes tampoco son favorables. Señaló como ejemplo la resolución aprobada en el condado de Prince William, Virginia, que permite a la policía verificar la documentación para cada persona "bajo sospecha" por haber cometido un crimen y la limitación de servicio impuesta a ciudadanos, como parte de la política antiinmigrante.

Vivimos un clima de odio que constantemente utiliza a las y los inmigrantes como chivos expiatorios y viola las libertades civiles de los residentes de Virginia", denunció Winder.


Esta situación, consideró, puede hacer posible que la acción de cruce de indocumentados emprendida por Sue y por él aumente el conocimiento de la ciudadanía sobre la severa realidad de la migración. Nos ayudará también, agregó, a dialogar sobre cómo crear comunidades más fuertes y diversas.

El Pueblo Unido participará en una marcha programada para el próximo 1 de mayo en Washington DC, donde expondrán las experiencias obtenidas por Sue y Jeff durante su cruce por el desierto de Arizona.

08/GG/CV