Los hombres crearon la política y no están dispuestos a soltarla

Participación Política de las Mujeres
   Por eso hay barreras fuertes para las mujeres: Teresita de Barbieri
Los hombres crearon la política y no están dispuestos a soltarla
Por: Sandra Torres Pastrana y Carolina Velázquez
CIMAC | México, DF.- 15/04/2008

El tema de la política y la participación en ella de las mujeres apasiona a Teresita de Barbieri, uruguaya avecindada en México, feminista de larga trayectoria e investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desde hace 33 años.

En entrevista con Cimacnoticias hace una evaluación acerca de la situación actual de las mexicanas, su influencia y dificultades cuando deciden desarrollar una vida profesional en este ámbito.

En su opinión, actualmente se ha demostrado que en el plano de política formal existen barreras fuertes para la participación de las mujeres.

"Los hombres han creado la política y no están dispuestos a soltarla, por este motivo a las mujeres les cuesta mucho trabajo llegar a cargos políticos representativos. Estar en la Cámara (de Diputados o Senadores) no es sólo llegar sino representar a la ciudadanía y mantener un trabajo interno en las bancadas", anota.

Cuestión que se hace evidente, dice, al hacer una observación a las comisiones del Congreso y "nos damos cuenta que hay sectores en donde la mujer tiene poca participación o nula como lo son Hacienda, Defensa o Gastos Públicos, áreas que los políticos no ha permitido que la mujer incursione".

Para Teresita de Barbieri, la causa está en que no hay cultura política femenina.

"La política es una cultura masculina no hay formas en que las mujeres cierren ciertos aspectos de la política, no se ha desarrollado una cultura que contrarreste, de choque, que se vuelque contra las imposiciones de los hombres".

De ahí que "no necesariamente la presencia numerosa de mujeres significa una política feminista o de reivindicación de la libertad e igualdad, pero sí, es cierto que la masa de mujeres favorece la toma de decisiones y resultados. Esto no quiere decir que sea una política feminista sino es una política de cierto beneficios para las mujeres, no más".

LA PARIDAD

Mujeres y hombres en la misma cantidad, respetando los derechos de los demás y conociendo los suyos propios sin importar su género es un concepto que se conoce como paridad, explica la especialista en temas de género.

En Europa se lleva a cabo y en Estados Unidos un poco, en teoría parece sencillo pero la práctica es sumamente difícil, sobre todo en un país como México que debe de trabajar en la formación de las y los ciudadanos para que esto pueda ser posible, expone.

MOVIMIENTO FEMINISTA

De Barbieri, socióloga de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ha investigado sobre la vida cotidiana de las mujeres, el movimiento feminista latinoamericano, la salud reproductiva, el laicismo, pero sobre todo temas como población y desarrollo.

Es consultora en organismos internacionales, como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), y parte del Sistema Nacional de Investigadores.

Como especialista en temas de género ha orientado su inquietud científica a la condición social de las mujeres de América Latina y a su alrededor. Ha formado un nutrido grupo de jóvenes investigadoras en los temas de las mujeres y el género.

Con relación al feminismo señala en la entrevista que en la actualidad pareciera que no hay movimiento feminista, pero existe, "a pesar de que no salen a la calle para pedir por las mujeres y reivindicar los temas que les afectan".

Y puntualiza, "aún así hay espacios de discusión y se lucha pero todavía no hay un llamado al movimiento feminista para salir a las calles y exigir por cuestiones como la despenalización del aborto que es un tema que nos afecta directamente a las mujeres".

Para Teresita de Barbieri, el feminismo aparece y desaparece.

"Lo que se requiere son grandes cambios en las relaciones de género, el fortalecimiento de lo que se ha logrado hasta ahora, entre lo que se encuentra el ámbito político", dice.

Hace un breve recuento de nuestra historia.

"En las distintas subidas y bajadas que ha tenido la presencia de la mujer en la política mexicana destaca su acenso a partir de 1953, cuando los partidos empezaron a tener más presencia femenina. Pero no es hasta 1988 que empieza a crecer la participación de la mujer en las esferas políticas, ya que gran parte de las mujeres feministas se incorporan al Partido de la Revolución Democrática (PRD)".

Uno de los principales aspectos que tiene que trabajar la mujer de política es su discurso, recomienda, el cual no tiene que cambiar pero debe desarrollar un lenguaje ágil y práctico con sentido del humor con inteligencia.

"Se debe de generar un protagonismo pero sutil. Las mujeres deben de aprender a no quedarse calladas nunca. Responder ante cualquier cuestionamiento, venga de quien venga", subraya enfática.

EL RUMBO POLÍTICO

A Teresita de Barbieri, galardonada en 2006 por segunda ocasión con el reconocimiento Sor Juana Inés de la Cruz otorgado por la UNAM, las feministas la señalan como una consultora cercana para la estrategia y el crecimiento de periodistas (Revista FEM y suplemento Doble Jornada), mujeres y hombres en su tarea cotidiana, por su basto conocimiento del feminismo y las relaciones de las mujeres con el Estado.

Con relación al rumbo político actual del país hace un último balance, "es preocupante", señala.

Y explica, "está desapareciendo el Estado. Esa organización que las sociedades se han dado y le dan la capacidad de dar normas y que se cumplan".

En su opinión, "el Estado es el único que puede aplicar la fuerza de manera legítima, cuestión que se esta perdiendo. Hay grupos que ejercen la fuerza y no se les persigue. Esto, no, no puede seguir permitiéndose".

08/ST/CV