Argentina: Proyecto Ley Federal de Trata garantiza impunidad de proxenetas

Trata de Personas
   ONG y feministas
Argentina: Proyecto Ley Federal de Trata garantiza impunidad de proxenetas
Por: Claudia Castro
CIMAC/Artemisa | Buenos Aires, Arg..- 11/04/2008

En una nueva acción contra las redes de explotación sexual, organizaciones sociales y feministas se reunieron el pasado 3 de abril en el Congreso bajo la consigna "Ni una mujer más víctima de las redes de la prostitución".

En el acto, que coincidió con el sexto aniversario de la desaparición de Marita Verón, las ONG reclamaron por la aparición con vida de todas las víctimas de trata y manifestaron su repudio al proyecto de Ley de Trata que contaba con media sanción del Senado y que impulsó el ministro de Justicia Aníbal Fernández, reporta la agencia Artemisa.

Muchas de las personas que transitaban por la esquina de las avenidas Rivadavia y Entre Ríos se acercaron a la mesa, improvisada con carteles y fotos de algunas de las mujeres desaparecidas, para dejar su adhesión al repudio de la Ley.

"Es impresionante como se acerca la gente, lo hacen sin que se lo pidamos. El 1 de abril en dos horas completamos nueve planillas de firmas. Por lo general, la sociedad sabe que hay mujeres desaparecidas, es decir, conocen los casos más mediáticos, pero lo que no saben es que hay alrededor de 500 mujeres desaparecidas sin contar los casos no denunciados", dijo Marcela D’ Angelo, integrante de la campaña Ni una mujer más victima de las redes de la prostitución.

Una de las coordinadoras de La Casa de Encuentro e integrante de la Campaña, Fabiana Tuñez, afirmó que la trata es una cara más de la violencia hacia las mujeres y ratificó su repudio por el actual proyecto de ley de trata.

"Somos más de diecinueve organizaciones que convocamos a esta campaña y tenemos más de 300 adhesiones de diferentes sectores, además estamos haciendo un petitorio para lograr que no sea sancionada. Queremos una ley que no diferencie entre víctimas mayores y víctimas menores. Este proyecto, que tiene media sanción del Senado, hace esta diferenciación y manifiesta que las mujeres mayores de 18 años tienen que demostrar que no prestaron consentimiento", opinó.

Y por otro lado, agregó Tuñez, "las penas a los tratantes son realmente irrisorias. Lo único que garantiza este proyecto es la impunidad de los proxenetas".

EL PROYECTO, PUNTOS CONFLICTIVOS

El 25 de marzo, la mayoría de la Comisión de Legislación Penal, precedida por las de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia; y de Presupuesto y Hacienda, firmó un dictamen ratificando la media sanción de un proyecto de ley que venía del Senado y del que la diputada del Frente para la Victoria, Vilma Ibarra, es ferviente defensora.

El discutido proyecto define, en el Artículo 2°, como "trata de mayores de 18 años" a "la captación, el transporte o traslado (ya sea dentro del país, desde o hacia el exterior) con fines de explotación, cuando mediare engaño, fraude, violencia, amenaza o cualquier medio de intimidación o coerción, abuso de autoridad o de una situación de vulnerabilidad, concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima, aún cuando existiere asentimiento de ésta".

La pena prevista para este delito es de 3 a 6 años de prisión y puede llegar a los 10 si el culpable fuese cónyuge o familiar directo, funcionario público o si interviene una organización delictiva, es decir, si "el hecho fuere cometido por tres o más personas" o "si las víctimas fueren tres o más".

En el caso de menores de 18 años es "el ofrecimiento, la captación, el transporte o traslado", y se aclara que "existe trata de menores aun cuando no mediare engaño, fraude, violencia, amenaza o cualquier medio de intimidación o coerción, abuso de autoridad o de una situación de vulnerabilidad, concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre la víctima. El consentimiento de la víctima de trata de personas menores de 18 años no tendrá efecto alguno".

La pena prevista para este delito es de 4 a 10 años de prisión y puede llegar a 15 si la víctima fuere menor de trece años.

En su Artículo 4º define que la explotación a la que se refiere la normativa abarca reducción a la servidumbre, trabajos forzados, el comercio sexual y la extracción de órganos.

Según Marta Fontenla, miembro de la Red No a la trata, este proyecto no toma en cuenta las sugerencias que las distintas organizaciones, especializadas en este tema, plantearon con respecto al consentimiento.

"Nosotras nos oponemos a esta ley porque pensamos que es ineficaz para perseguir el delito y para proteger a las víctimas porque en la definición del delito se debe hacer teniendo en cuenta las acciones del delincuente, y los fines que persigue y nunca si este empleó medios (violencia, coacción, engaño, abuso) que vician el consentimiento de la víctima", opinó.

Y concluyó, "es imposible que una víctima o el Estado puedan comprobar que no hubo consentimiento para ser explotadas, como lo pretende el proyecto oficial porque además, no se puede presumir que nadie consienta su propia explotación o que la víctima haya consentido en ser explotada".

08/CC/CV