Participación Política de las Mujeres
   Precandidata presidencial y primera congresista afroamericana
Shirley Chisholm, política que rompió barreras de raza y género
Por: Gladis Torres Ruiz
CIMAC | México DF.- 02/04/2008 En la historia del Partido Demócrata (PD) de los Estados Unidos, no es la primera vez que una persona de origen afroamericano y una mujer intentan obtener la candidatura, para contender en las elecciones presidenciales, pues la primera persona que luchó por la candidatura fue Shirley Chisholm, mujer afroamericana.

El 25 de enero de 1972, en el barrio del Brooklyn en Nueva York, una multitud aplaudió a una mujer que anunció que se presentaba para ser candidata del PD a las elecciones presidenciales: la primera congresista negra Shirley Chisholm.

En 1972, con su postulación para la nominación presidencial se convirtió en la primera mujer en EU que buscó el cargo. No ganó la nominación, pero su candidatura fue considerada un importante y simbólico momento en la historia política de la comunidad negra.

"Aspiraba a la presidencia, a pesar de los pronósticos desalentadores, para demostrar la verdadera voluntad y la negativa a aceptar el status quo", dice Chisholm en su libro The Good Fight.

"La próxima vez que se presente una mujer, un negro, un judío o cualquier que pertenezca a un grupo que el país no esta preparado para elegir, creo que les tomaran en serio desde el principio, porque alguien tenia que hacerlo primero", sostuvo.

Para Chisholm, ni la raza ni el sexo eran razones para elegir a un político: "Suena estúpido como motivo para ser famosa. En una sociedad justa y libre sería estúpido. Pero creo que nuestra sociedad no es ni justa ni libre", señaló durante su campaña a los medios de comunicación de aquella época.

Según una nota informativa publicada en 2005 por el diario el País, Chisholm entró en la política y rompió las barreras de raza y de género al convertirse en un símbolo nacional de la política liberal en los años sesenta y setenta.

A lo largo de los años, algunas de sus declaraciones enfurecieron a la clase dirigente, como en 1974 cuando afirmó que existía una corriente de resistencia a la integración entre muchos negros que viven en áreas donde se concentra la pobreza y la discriminación, incluyendo su propio distrito de Brooklyn.

Defensora férrea de los derechos de las mujeres, llegó a la Cámara de Representantes de Estados Unidos en 1969, donde se erigió como una abierta defensora de las mujeres y de las minorías durante los siete períodos que legisló por el estado de Nueva York, desde 1969 a 1983.

En su libro Unbought and Unbossed, escribió sus preocupaciones sobre la legislatura estadounidense: "Nuestra democracia representativa no está funcionando porque el Congreso que se supone representa a los votantes no responde a sus necesidades. Creo que la principal razón de esto es que está gobernado por un pequeño grupo de hombres mayores", expresó.

SU HISTORIA

Shirley Santa Anita Hill nació en Brooklyn en 1924, fue hija de padres inmigrantes, su padre nació en la Guayana Británica y su madre fue Ruby Seale de Barbados, fue una mujer reconocida por su activismo en pro de los derechos de las minorías.

Comenzó su carrera como maestra de una guardería y luego fue directora de un centro de cuidado de niñas y niños. Posteriormente fue consultora educativa. Tenía un grado de la enseñanza elemental de Teachers College, Columbia University.

De 1953 a 1959, fue directora de la Hamilton-Madison Centro de Atención a la Infancia, y de 1959 a 1964 fue consultora de educación para la División de Cuidado Diario, según información del portal Mujeres Hoy.

En 1964 se dedicó a la política en el Partido Demócrata, instalándose 5 años más tarde en el Congreso. A lo largo de su mandato, Chisholm se esforzó por mejorar las oportunidades para los residentes del casco urbano, apoyó el aumento del gasto de educación, salud y otros servicios sociales, y las reducciones de los gastos militares.

Es autora de dos libros, Unbought y Unbossed (1970) y La Buena Lucha (1973). Anunció su retiro del Congreso en 1982 y fue sustituida por el demócrata Major Owens. Dejó Washington afirmando que no quería pasar a la historia como la primera congresista negra de la nación o, como dijo ella el primer congresista negro y mujer. Me gustaría que dijeran que Shirley Chisholm tenía agallas.

Después de abandonar el Congreso, en 1983, fue nombrada Presidenta Purington en Mount Holyoke College en South Hadley, Massachusetts, donde enseñó durante cuatro años.

En 1993, fue integrada en el Salón Nacional de la Fama de la Mujer, en el cual se honra a perpetuidad a las mujeres ciudadanas de los Estados Unidos cuyas contribuciones a las artes, el deporte, los negocios, la educación, el gobierno, las humanidades, la ciencia y la filantropía, han sido los de mayor valor para el desarrollo de su país.

Murió en enero del 2005 en Ormond Beach, Florida, a los 80 años, tras haber padecido varios infartos cerebrales.

08/GT/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com