Oaxaca: escaso espacio para participación política de mujeres

Participación Política de las Mujeres
   Gobernarán apenas el 2.1 por ciento de los municipios
Oaxaca: escaso espacio para participación política de mujeres
Por: Soledad Jarquín Edgar/corresponsal
CIMAC | Oaxaca, Oax.- 21/01/2008

Apenas una docena de presidentas municipales, de un total de 570 municipios que hay en Oaxaca, ejercerán funciones en el trienio recién iniciado, lo que mantiene a la entidad entre las más rezagadas del país en participación política de las mujeres en gobiernos municipales con el 2.1 por ciento.

En el proceso electoral de octubre de 2007, la participación de mujeres no fue paritaria, el resultado –según datos del Instituto Estatal Electoral- fue elocuente: sólo nueve mujeres fueron electas por partidos políticos en un total de 151 municipios donde hubo comicios y encabezaron planillas como primeras concejalas 32 candidatas por distintos institutos políticos.

Otras tres mujeres obtuvieron el triunfo en asambleas comunitarias en 418 municipios por el denominado sistema de "usos y costumbres". Sistema que impide la participación política de las mujeres en elecciones municipales en 82 ayuntamientos del Estado, en tanto que en otros "hay una participación simulada".

Gloria Zafra, maestra en sociología y autora de diversas investigaciones sobre la participación social y política de las mujeres, sostiene que los actores políticos no toman con seriedad la urgencia y lo importante que es considerar a las mujeres en las tareas políticas, pese a que han demostrado su contribución.

En entrevista, la académica del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la UABJO plantea que los institutos políticos no toman en serio el impulso de las mujeres, su capacitación y el liderazgo en general.

Responsabilidad que también omite el Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) al no empujar lo suficiente acciones para favorecer la intervención de las oaxaqueñas en las tareas del ámbito público, como los cargos de elección popular.

Tarea, que añadió Zafra, tendrían que ser a través o con las organizaciones sociales de mujeres para impulsar las reformas legislativas necesarias, como respeto a las cuotas, la aplicación de porcentajes establecidos al interior de los propios institutos políticos y una figura de sanción para quienes no cumplan con la legislación y sus propios estatutos partidistas.

Por otra parte, la investigadora señala que en la entidad existen "otros problemas en términos de los usos y costumbres, elementos que plantean la defensa de todo y nada".

No sabemos a qué usos y costumbres se refieren, sobre todo cuando éstos contravienen artículos constitucionales, los derechos humanos y la participación de sectores tan importantes como las mujeres, que en Oaxaca –de manera formal- impide que las mujeres elijan a sus autoridades y sean electas en 82 ayuntamientos, en tanto que en otros su intervención es simulada.

En suma, la socióloga recuerda que este escenario muestra cómo en Oaxaca o se ignoran convenios internacionales como los establecidos en la Declaración de Beijing que mandata en su Plataforma de Acción una participación plena e igualitaria de las mujeres o se les sigue discriminando pese a lo establecido en la Convención Belem do Pará o la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer.

PUTLA, 100 AÑOS DESPUÉS

En Putla de Guerrero, ubicado al suroeste del estado, a 374 kilómetros de la capital oaxaqueña, el Partido de la Revolución Democrática obtuvo el triunfo con la elección de la profesora Iraís González Melo, 100 años después de que la localidad fue elevada al rango de municipio.

Es la primera vez en su historia que hay una presidenta municipal y la segunda en que mujeres fueron postuladas.

La profesora Iraís sostiene que su elección está basada en el reconocimiento que la gente hace a su trabajo y reconoce que fueron las mujeres quienes más la apoyaron.

Durante varios años, González Melo realizó diversas actividades, entre ellas la fundación de la coordinadora de Barrios y Fraccionamientos, impulsó que el hospital de segundo nivel no fuera trasladado a otra población y ha sido una gestora incansable para el establecimiento de una universidad local, consiguiendo que la agencia de San Juan Lagunas donara un terreno de 22.5 hectáreas para su construcción.

Hoy, como alcaldesa tiene muchas prioridades de obras y servicios que tendrá que resolver con un cabildo integrado apenas por otras tres mujeres y 12 hombres.

Irías González plantea la necesidad de establecer un organismo que atienda problemas relacionados con la condición social de las mujeres, en especial la falta de oportunidades laborales y la violencia patriarcal que en la zona "tiene rostros a veces muy peligrosos".

MUJERES SIN DERECHOS

Un caso diferente es el de Santa María Quiegolani, donde los usos y costumbres son un obstáculo y un elemento de discriminación. Es una población de la Sierra Sur, donde la contadora pública Eufrosina Cruz Mendoza fue descalificada como candidata en la asamblea comunitaria celebrada el 5 de noviembre del año pasado, bajo el argumento de que las mujeres no pueden ser autoridad municipal, es más ni siquiera participan en la designación de las autoridades.

Santa maría Quiegolani es uno de los 82 municipios donde las mujeres sufren discriminación y sus derechos como ciudadanas son violentados basados en los usos y costumbres que plantean "la defensa de todo y nada", como afirma Gloria Zafra.

Por la violación a sus derechos y pese a la oposición de la mayoría de las mujeres --ciudadanas según la constitución mexicana--, Eufrosina Cruz Mendoza recurrió a diversas instancias, entre ellas el Instituto Estatal Electoral y el Congreso local donde no obtuvo ninguna respuesta a su favor bajo ningún argumento válido o legal, también pidió la intervención del IMO pero nada pasó.

Ahora, bajo amenazas de muerte por evidenciar lo que sucede en las comunidades regidos por usos y costumbres, Eufrosina espera "al menos" una recomendación por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para las autoridades municipales y estatales que violaron su derecho a ser autoridad municipal en Santa María Quiegolani.

En suma, se eligieron en la entidad 570 de 572 autoridades, pero las mujeres gobernarán apenas el 2.1 por ciento de los municipios.

08/SJ/GG