Migración
   Hacia las ciudades y Estados Unidos, dice académico
Capítulo agropecuario del TLCAN fomentará la migración
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 16/01/2008 Con la entrada en vigor del capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a partir de este mes, y la reducción de la producción nacional, puede surgir una mayor migración del campo a la ciudad y de México hacia Estados Unidos, señaló José Antonio Cerro Castiglione, investigador de la Universidad Iberoamericana (UIA).

Cerro Castiglione, profesor del Departamento de Estudios Empresariales de la UIA, de acuerdo con un comunicado de la institución, señala que ahora, visto como un problema común, puede ser la base para volver a plantear posibles negociaciones con EU, ya que afecta la relación de ambos países.

La competencia para los productores mexicanos, aseguró se dificulta, considerando la diferencia en la productividad y los subsidios en Estados Unidos, que cosecha nueve toneladas de maíz por hectárea, aunado a su posición como primer exportador del mundo, con 70 por ciento de las exportaciones del grano. Mientras México únicamente cosecha 2.5 toneladas por hectárea.

En México el consumo per cápita ha aumentado, debido a la aparición de los nuevos usos industriales del maíz. Así, las importaciones han alcanzado los ocho millones de toneladas, que se suman a los 22 millones de producción nacional.

Considerando estos datos, el académico Cerro Castigloni planteó tres cuestiones centrales: una, cuánto puede México aumentar su producción para reducir las importaciones. Segunda, si se verá obligado a reducir su producción y las importaciones aumenten todavía más.

O bien, si cabría renegociar el TLCAN con Estados Unidos. Sin embargo esta última opción, agregó el profesor Antonio Cerro, tendría muy pocas probabilidades de suscitarse, ya que implicaría volver a los organismos legislativos de ambos países, y EU está en un año presidencial.

Igualmente hay que considerar el superávit de la balanza comercial que tiene México con Estados Unidos, que en 2006 estuvo ligeramente arriba de los 81 mil millones de dólares.

El profesor mencionó que la discusión en este tema es cómo modificar la situación del comercio de ciertos productos, en particular el maíz, que no impliquen la salida de México del TLCAN, ya que siempre hay la posibilidad de acordar negociaciones intermedias.

Además hizo una propuesta para que los efectos negativos a México no sean tan graves: la alternativa consiste en distribuirlos en periodos más largos para tratarlos con políticas públicas.

También habló de un análisis integral de la política agropecuaria, en el cual los elementos centrales deben ser los mecanismos de modernización, comercialización, producción, la organización campesina y el financiamiento, para hacer a los productores más competitivos.

Aunque se llevara a cabo lo anterior, señaló el profesor de la UIA, continuará el problema del comercio internacional agrícola, caracterizado por el uso indiscriminado de subsidios de parte de Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

De esta manera originan precios que no reflejan la realidad de los mercados internacionales, tarifas debajo de los costos de producción, que afectan a productores de todo el mundo.

Esta discusión demanda una acción internacional para detectar a otras naciones, también afectadas por la política agropecuaria de los países industrializados para emprender acciones comunes que lleven sus posiciones a los foros internacionales, concluyó José Antonio Cerro.

08/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com