Migración
   El derecho al trabajo no puede ser delito: Casa del Migrante
Murieron 69 migrantes en 2007 al intentar cruzar el río Bravo
Por: Dora Alicia de la Cruz García/corresponsal
CIMAC | Cd. Victoria, Tamps..- 16/01/2008 Durante el 2007, 69 migrantes murieron en su intento por cruzar el río Bravo en la frontera de los dos Laredos (Nuevo Laredo, México, y Laredo, Texas), de acuerdo con cifras del Centro de Estudios Fronterizos y Promoción a los Derechos Humanos, AC.

Diariamente, la Casa del Migrante Nazareth AC, en Nuevo Laredo, atiende un promedio de 100 personas que esperan cruzar el puente indocumentadas, en busca del llamado sueño americano.

En su ruta por alcanzar el empleo y mejorar la economía de su familia, son víctimas de abusos, violación y de maltrato, perpetrados sobre todo por policías, funcionarios y delincuentes, reporta la Casa del Migrante de Nuevo Laredo.

Cada año, las y los migrantes mexicanos en Estados Unidos generan con su trabajo más de 24 mil millones de dólares en remesas que llegan directamente a sus familias en México, contribuyendo a la actividad economía interna.

En contraste, la seguridad para ellas y ellos no está garantizada. Les llaman "ilegales", aunque lo ilegal, lo que atenta contra sus derechos fundamentales, son los abusos, la violación, la discriminación y maltrato, dice el presidente de la Casa del Migrante, Benjamín Galva. "El derecho al trabajo no puede ser un delito, la migración no es delito, delito es lo que causa la migración".

"Muchas veces los migrantes son acusados genéricamente, sin fundamentos, del desempleo, la inseguridad y otros factores negativos que se presentan en la frontera. Pero más que causa del problema, los migrantes son víctimas del problema causado muchas veces por la incapacidad de las autoridades al no responder adecuadamente a las necesidades de la sociedad", señala.

Pero la migración significa la vida o la muerte, la superación o la pobreza, es la única opción que hoy se plantean los grupos más vulnerables de Tamaulipas y de México.

La migración es mayormente ocasionada por el desempleo, la inseguridad (incluso por guerrillas, guerras o narcodelincuencia), corrupción, falta de oportunidades educativas, falta de salud y falta de prosperidad para la o el migrante y para su familia, entre otros factores. Las y los migrantes casi se ven obligados a salir de su lugar de origen por la falta de condiciones de vida favorables para su desarrollo.

Sin embargo, en su país de origen contribuyen pagando impuestos, que alimentan los sistemas de seguridad social y de los cuales casi no reciben nada.

CASA DEL MIGRANTE NAZARETH

De acuerdo con sus cifras, la Casa del Migrante Nazareth de Nuevo Laredo ha ayudado a más de 45 mil migrantes, con alimentación, hospedaje, apoyo moral y defensa de sus derechos humanos. Las y los migrantes buscan trabajo temporal durante su estancia. Un promedió de más de 100 personas son atendidas diariamente por voluntarios.

El próximo 23 de febrero, las instalaciones de la Casa del Migrante Nazaret cumplirán 4 años, aunque el trabajo de la Pastoral Migratoria tiene más de una década operando en diferentes iglesias.

08/DC/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com