2007: más voces femeninas en el espacio político

Participación Política de las Mujeres
   Violencia y derechos reproductivos, temas pendientes
2007: más voces femeninas en el espacio político
Por: Redaccion
CIMAC | México, DF.- 28/12/2007

Durante 2007, las mujeres continuaron su ascenso hacia el poder político, en busca de un mayor rol en las actividades claves de la vida cotidiana para tratar de aliviar la segregación que sufren desde tiempos inmemorables, informa Prensa Latina.

Sus nombres se destacan cada vez más en el tradicionalmente cerrado y masculino mundo de la política: aparecen en ministerios y vicepresidencias de todas las áreas del quehacer público, como Economía y Finanzas, sectores productivos y Relaciones Exteriores.

Latinoamérica ocupa el tercer lugar en el número de mujeres ministras, superada por Europa y África. Representa el 19.5 por ciento de las identificadas sobre la base de datos disponibles para 214 países.

Trinidad y Tobago, Venezuela, Colombia y Guyana figuran entre los 20 países del mundo con más mujeres ministras. El mayor número lo mantienen India y Noruega.

En contraste, las alcaldías han sido penetradas apenas por el cinco por ciento de las latinoamericanas, pese a que representan más de la mitad de la población.

Durante la última década, la participación política de la mujer en América Latina pasó del nueve al 14 por ciento en el Poder Ejecutivo; del cinco al 13 por ciento en el Senado; y del ocho al 15 por ciento en los Parlamentos.

En Costa Rica y Cuba representan más del 35 por ciento de los legisladores, mientras en Argentina, Perú, Guyana, Surinam, Ecuador, Honduras y México son más de 20 por ciento, el doble que en 1990.

De los 609 escaños del parlamento cubano, 219 corresponden a diputadas.

En otros puntos de la geografía latinoamericana, las mujeres demandan un aumento de la cuota de participación debido a la eficacia que demuestra esa medida con vista al incremento de la participación femenina en la vida política.

En Honduras, donde ellas representan la mitad de la población, insisten en que se eleve del 30 al 50 por ciento.


PUESTOS CLAVE

Entretanto, continúa la escalada a puestos clave de poder que iniciaron en 1953, cuando la mongola Suhbaataryn Yanjmaa se convirtió en la primera presidenta del mundo, secundada por medio centenar en esa responsabilidad.

En 2007, ocupó Cristina Fernández la presidencia de Argentina y del Mercado Común del Sur (Mercosur) con un llamado de Fuerza, Latinoamérica.

Así lo declaró la ex primera dama durante la trigésimo cuarta Cumbre de Jefes de Estado del bloque. Horas después el líder venezolano, Hugo Chávez, aseveró que del destino del Mercosur depende el futuro de nuestra América.

Mientras, en el vecino Paraguay, el partido de gobierno impulsa la candidatura de la ex ministra de Educación Blanca Ovelar para las elecciones generales del próximo año.

En Panamá, la ministra de Vivienda, Balbina Herrera, lidera las encuestas de los comicios presidenciales, aunque insiste en que prefiere la alcaldía del distrito de Panamá.

Desde Brasil, la jefa de gabinete presidencial, Dilma Rousseff, resurge como una importante y posible candidata para la presidencia en el 2010.

Más allá, en Paquistán, Benazir Bhutto puso fin a su exilio de ocho años y anunció su lucha para recuperar la silla de máximo poder (sin embargo, ayer Benazir fue asesinada después de un mitin electoral, n.r.).


LA ONCEAVA NOBEL DE LITERATURA

Un reconocimiento a muchos años de trabajo, al talento y la capacidad, constituyó el premio Nobel de Literatura 2007 otorgado a Doris Lessing, autora de El cuaderno dorado, paladín de las reivindicaciones feministas y azote de las políticas racistas.

La Academia Sueca que concede el galardón calificó a esa escritora iraní de 87 años como transmisora de la experiencia épica femenina. Lessing es la 34 mujer galardonada con un Nobel desde que empezaron a entregarse en 1901, y la 11 en ganar el de Literatura.

VIDA SIN VIOLENCIA

La clave del éxito de la lucha de las mujeres radica en que tengan voz en espacios en los que necesitan ser oídas, destacó Nomcebo Manzini, directora para África Subsahariana del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (Unifem).

Para combatir la violencia contra las mujeres -precisó- se requiere compromiso político, recursos financieros, políticas integrales de prevención y atención de las víctimas, una justicia que termine con la impunidad y la promoción de un cambio cultural.

Estadísticas de la ONU señalan que una de cada tres mujeres sufre violencia en su vida y en muchas ocasiones ésta sucede con la impunidad para los perpetradores y un inadecuado acceso al apoyo para las sobrevivientes.

La directora ejecutiva interina del Unifem, Joanne Sandler, señaló que al menos 89 países han establecido leyes contra la violencia doméstica, aunque admitió que la implementación de las mismas es muchas veces inadecuada debido a la falta de voluntad política.

En Haití, 17 por ciento de las mujeres ha sufrido agresión sexual, mientras en Bolivia se estima el 15.2 por ciento, en Ecuador el 12 por ciento, en Colombia el 11.5 por ciento, y en Perú y República Dominicana entre 6.4 y 9.8 por ciento.

La situación empeora en México, con un 35.4 por ciento, y en Brasil, con 33 por ciento.

DERECHO AL ABORTO

El año concluye sin un consenso mundial sobre el aborto como libre derecho de la mujer, un tema que remueve debates parlamentarios en numerosos países.

Los reclamos sobre el derecho a su legalización y despenalización han crecido en los últimos años a raíz de casos paradigmáticos en donde la criminación de las mujeres que quieren interrumpir su embarazo se puso en evidencia de la forma más cruda.

En Uruguay, finalmente la cámara de senadores aprobó por mayoría la despenalización del aborto; en Nicaragua es un tema pendiente, concluye Prensa Latina.


07/GG/CV