Participación Política de las Mujeres
   Alcalde podría haber incurrido en discriminación de género
Yucatán: desconocen triunfo de Feliciana Mex, electa comisaria
Por: Guadalupe Gómez Quintana
CIMAC | México DF.- 20/12/2007 En Yucatán, después de casi tres meses de lucha para hacer valer su triunfo en las elecciones del pasado 28 de septiembre, que la convertiría en comisaria de Kimbilá, localidad ubicada al centro del estado, Feliciana Mex se vio presionada para declinar y aceptar el puesto de gestora de la misma localidad donde la mayoría de habitantes había votado por ella.

Hasta para luchar hay que tener dinero y no lo tengo, dijo llorosa Feliciana Mex a la prensa local, pero la gente está molesta conmigo porque no sigo luchando y acepté el cargo de gestora.

Los días posteriores a las elecciones fueron de gran tensión para Kimbilá, localidad al centro del estado, perteneciente al municipio de Izamal, pues el munícipe Roberto Antonio Rodríguez Asaf desconoció el proceso electoral e impuso al Rogelio Can bajo el argumento de que la candidata ganadora no estaba en el padrón electoral, denunció en su momento el Equipo Indignación, organización no gubernamental que defiende los derechos humanos.

El Alcalde de Izamal --señaló Indignación-- incurrió en diversas responsabilidades en la organización de las elecciones para comisario de Kimbilá ya que en éstas no garantizó la libertad ni la equidad en la contienda e hizo campaña a favor de uno de los candidatos.

Posteriormente, al resultar ganadora una mujer, incurrió en acciones ilegales al quitarla e imponer al candidato que quedó en segundo lugar, lo que también podría configurar discriminación de género.

A raíz de esta situación inició un conflicto post electoral de casi tres meses y generó situaciones de tensión y riesgo para las y los habitantes de Kimbilá y para la propia ganadora.

La tensión se acentuó el pasado 12 de diciembre, cuando el comisario no electo intentó tomar posesión del palacio comisarial, generando una situación de enfrentamiento entre la mayoría de la población y la policía municipal de Izamal que protegía al candidato impuesto, denunció Indignación.

Finalmente y después de un largo período de negociación, se acordó que nadie se quedaría en el palacio y que éste quedaría a resguardo de la policía del estado, hasta en tanto no se resolviera el conflicto post-electoral.

Este acuerdo pudo fracasar el 14 de diciembre, pues la policía estatal se ausentó y estuvo a punto de generarse un nuevo enfrentamiento entre policía municipal y habitantes de Kimbilá.

La candidata ganadora, Feliciana Mex, después de diversas agresiones, amenazas y ofertas, desistió de exigir el respeto al resultado electoral, pero vecinas y vecinos de Kimbilá continuaban exigiendo respeto a su decisión.

El pasado 13 de diciembre, una comisión de ciudadanas y ciudadanos reunió con una comisión plural de legisladores para plantearles nuevamente la urgente necesidad de establecer vías para resolver el conflicto generado por la ilegal intervención del alcalde de Izamal.

Acudieron a la reunión Jorge Carlos Berlín Montero, Víctor Chi Trujeque y Elsa Sarabia Cruz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI); Carlota Storey Montalvo, del Partido Acción Nacional (PAN); Bertha Pérez Medina del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Doris Candila Echeverría del PTSY,

Hicieron entrega de un documento, avalado por aproximadamente mil firmas de habitantes de Kimbilá, para solicitar nuevas elecciones, bajo los principios de equidad e imparcialidad, respeto a la voluntad popular; resguardo policiaco al palacio de la comisaría mientras se resolvía el conflicto; y que en la negociación estuvieran presentes diputadas y diputados de todos los partidos y funcionarios estatales, además del presidente municipal de Izamal, como una forma de garantizar "un mínimo de equidad".

Estas mismas peticiones fueron hechas, momentos antes, a la Gobernadora del estado a través de la Oficialía de partes del Ejecutivo. Y las y los diputados presentes en la reunión se comprometieron a establecer el lunes 17 una mesa de diálogo para llegar a una solución pacífica.

EVIDENTES IREGULARIDADES

El Equipo Indignación denunció públicamente que se violaron los derechos políticos de los 3 mil 531 habitantes de Kimbilá, así como el derecho del pueblo maya a elegir a sus propias autoridades (Convenio 169 de la OIT y Constitución de Yucatán).

Además, el alcalde de Izamal podría haber incurrido en discriminación de género, puesto que, además, se privó de manera arbitraria a una mujer que había ganado las elecciones para comisaria.

Indignación también hizo notar que la Constitución es limitada para estos casos, pues considera a las elecciones de comisarías como de segunda y permite que los munícipes puedan manipularlas, como sucedió en este caso.

EL DESENLACE

El pasado 14 de diciembre, el subsecretario de Gobierno, Carlos Pavón Flores, llamó por teléfono a Feliciana, a las 11 de la noche, para presionarla y convencerla de renunciar a sus aspiraciones, reveló la prensa local.

Aceptó el cargo de Gestora social de Kimbalá porque –explicó a los medios-- "he cargado con muchas deudas": nos fuimos de plantón al Palacio de Gobierno en Mérida y rentamos 5 taxis. Dos personas me dijeron que pagarían los gastos de flete, pero después me entregaron sólo 700 pesos de los más de 3 mil que costó ese viaje, y todo eso lo tengo que pagar.

Para exigir justicia fue "a todas las dependencias donde aparentemente me podían ayudar": a la Comisión de Derechos Humanos en Mérida, donde le dijeron que Kimbilá pertenece a Valladolid, pero por la distancia se me complica ir hasta ahí.

Después fue al Tribunal Electoral del estado, donde le dijeron que mi problema no les compete a ellos y la enviaron al Tribunal Contencioso, donde le informaron que el caso se tardaría cuando menos seis meses más en resolverse.

Acudió también al área jurídica del DIF estatal; platicó con Elsy Sarabia Cruz, diputada local por el XV distrito, quien le dijo que se tenía que revisar detenidamente el caso para ver en dónde estuvo el error, y que todo se tenía que hacer conforme a la ley, pero que nuevamente llevaría tiempo.

Tiempo que ya no tengo, dijo Feliciana, porque me falta dinero para pagarle a la gente que dejó su trabajo para estar conmigo. Por último, Carlos Pavón le dijo que en la Ciudad de México sí podría resolver su caso, pero "yo no puedo viajar hasta ahí, además puede ser que ahí me digan lo mismo que me han dicho las dependencias en Mérida".

Ahora que aceptó ser gestora, la gente dice que ella los traicionó. Ya no quiero más enfrentamientos, responde Feliciana, cada día las cosas se ponían peor, y temía que uno de estos días pase una desgracia y entonces digan que fue por mi culpa.


07/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com