Migración
   Llevar el tema hacia los derechos humanos
Deben rescatar a migrantes de la agenda del terrorismo: OIM
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 04/12/2007 Una mujer o un hombre muere al día en la frontera de Estados Unidos con México desde hace una década y la frontera sur mexicana se convirtió en el mayor centro de operación de trata de personas, el corredor de migración más gigante, zona de dolor y sufrimiento, región donde el abuso y la violación de los derechos humanos de las y los migrantes es común.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) afirma lo anterior en su segundo informe anual sobre migración del presente año, un estudio especial titulado El Complejo fenómeno migratorio de México, realizado por Mauricio Farah Gebara, quinto visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México (CNDH), quien muestra las multifacéticas circunstancias que experimenta el fenómeno migratorio.

Sobre las más de cuatro mil muertes en la frontera sur estadounidense, explica que ahí queda el intento de mujeres y hombres, como resultado de las estrategias que ha tomado ese país y que empujan a los flujos migratorios a incursionar por zonas de alto riesgo o lugares inhóspitos.

El dato de los decesos manejada por la OIM tiene sustento en la información pública de la Border Patrol of Mexican de los Estados Unidos, calificada por el organismo como "angustiante".

El informe de Farah Gebara trae consigo una principal recomendación: "La migración debe ser rescatada de la seguridad nacional y de la agenda terrorista mundial y ser transferida completamente al derecho: del desarrollo social y de justicia y de la agenda de los derechos humanos".

En el estudio se indica que en 1980 el Instituto Nacional de Migración (INM) de México regresó a sus países de origen a diez mil inmigrantes indocumentadas e indocumentados en un tiempo record.

En 2004, 2005 y 2006 reporta anualmente haber aprehendido y retornado a 215 mil hombres y mujeres, de tal suerte que en un periodo de 25 años el flujo migratorio hacia México se multiplicó en más de 20.

El reporte continúa: las autoridades mexicanas no calcularon la necesidad de establecer una política migratoria y permitieron una inercia en la migración, posiblemente creyendo que las consecuencias podrían ser imperceptibles, como sucede con la mayoría de quienes cruzan su frontera para llegar a los Estados Unidos. Simplemente ellos se dedicaron observar la trasmigración que pasaba.

Oficialmente las y los migrantes de América Central han crecido estadísticamente. Persiste la corrupción de oficiales públicos y de la delincuencia que hace de las y los migrantes un botín. Es un "horrible catálogo de abusos", dice.

CANDIL DE LA CALLE

La OIM menciona que en México la CNDH deplora y no acepta la incongruencia del gobierno, por la forma en que violenta los derechos humanos de las y los inmigrantes que transitan por su territorio y lo que demanda para sus connacionales en los Estados Unidos.

México --apunta el estudio-- tiene el derecho de demandar mejor trato para las y los mexicanas en Estados Unidos, pero al mismo tiempo tiene obligación moral y legal de proteger el respeto de los derechos humanos de los y las irregulares migrantes dentro de su territorio.

Al reseñar la sistematización de la violación de derechos humanos que sufren mexicanos y mexicanas en Estados Unidos, la OIM hace hincapié en la necesidad de que México se deje de vaguedades, al momento de defenderlos y defenderlas, ya que México utiliza un lenguaje de acuerdo al momento y las circunstancias, cuando protesta retóricamente. En tanto que en su territorio escoge la indiferencia o promete sin cumplir.

La CNDH ha registrado más de mil quejas violatorias a los derechos humanos de las y los migrantes en los dos últimos años. México debe de respetar los derechos humanos, apunta la OIM en su estudio.

En ambas fronteras, la estadounidense y la mexicana, las y los migrantes están siendo forzados a vivir bajo tierra, sin opciones, sin derechos. Se mantienen en la oscuridad y son los más vulnerables a abusos, explotación y sumisión.

Por ello, se deben de crear programas de desarrollo regional y cooperación de acciones de desarrollo. Debe de haber canales de trabajo legal para las y los migrantes, modernas y realistas legislaciones, con acuerdos bilaterales y multilaterales entre los países receptores y de envío de migrantes.

07/LPB/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com