Más cubanas dirigirán gobiernos municipales

Participación Política de las Mujeres
   En aumento su participación política desde 1959
Más cubanas dirigirán gobiernos municipales
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 12/11/2007

Los recientes comicios municipales confirman el ascenso sostenido de las cubanas en los últimos años también en el orden electoral, luego de conquistar, en menos de medio siglo, un papel muy destacado en la vida económica y social, dice la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina.

En fecha posterior tendrá lugar la elección de los delegados a las Asambleas Provinciales y los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, respectivamente, que concluyen su mandato de cinco años.

La composición del parlamento, en el 2003, incluyó 219 mujeres (35.96 por ciento de los 609 diputados), lo cual sitúa a Cuba en el sexto lugar mundial, precedida por Suecia, Dinamarca, Holanda, Finlandia y Noruega.

Aunque todavía existe disparidad con sus potencialidades, lograron ahora elegirse cuatro mil 159 como Delegadas, cifra sin precedentes que representa el 27.3 por ciento de los 15 mil 236 nuevos integrantes de las Asambleas Municipales del Poder Popular. En el 2005 representaron el 26.4 por ciento.

Previamente, en más de 50 mil reuniones de vecinos --nueve mil más celebradas que la vez anterior-- resultaron postulados 37 mil 328 candidatos, entre ellos 10 mil 799 mujeres (mil 600 más que en el 2005).

Estas 169 Asambleas, que son renovadas cada dos años y medio por voto directo y secreto, constituyen las instancias de gobiernos locales en los municipios de las 14 provincias cubanas y el municipio especial de Isla de la Juventud. Los delegados de circunscripción forman parte de las mismas y de los Consejos Populares, en cada barrio, y mantienen una estrecha relación con los electores, sus propios vecinos y pueden ser revocados por ellos en caso de incumplimientos. Por su dedicación no reciben retribución económica.

En la primera vuelta electoral, el 21 de octubre de 2007, quedaron elegidas tres mil 288 mujeres (26.81 por ciento) y las restantes el 28 de octubre, en la segunda vuelta disputada en dos mil 971 circunscripciones.

A esta segunda ronda asistieron seis mil 102 candidatos (dos mil 20 mujeres), ninguno de los cuales había obtenido más del 50 por ciento de los sufragios requeridos por la ley.


AVANCE HISTÓRICO

Las primeras asambleas constituidas en 1976 tuvieron 1 mil 725miembros, de ellos solo 856 mujeres, para el 8.0 por ciento del total. La Federación de Mujeres Cubanas --más de cuatro millones 160 mil afiliadas-- apuesta desde hace años por la promoción femenina a las funciones de dirección y de gobierno con el objetivo de modificar la realidad de una sociedad aún con rasgos machistas y armonizarla al creciente protagonismo femenino.

La cuestión, a su juicio, en el plano electoral es votar por ellas entre los mejores candidatos y que el hecho de ser mujer no sea una dificultad.

De amas de casa y empleadas domésticas, en el pasado, constituyen hoy el 46 por ciento de la fuerza laboral en la economía estatal civil.

Son el 66 por ciento de los profesionales y técnicos; el 55.5 por ciento de los médicos, el 70.1 por ciento de los docentes en centros escolares y el 71 por ciento de los fiscales, por citar algunos renglones.

Según el Censo de 1953, el 17.6 por ciento del total de trabajadores eran del sexo femenino, distribuido el 30.2 por ciento en el servicio doméstico; 13.9 por ciento empleadas de oficina; 12.1 por ciento maestras... Solo el 6.2 por ciento correspondía a profesionales y técnicas y el 2.0 por ciento tenía funciones de dirección.

En 1959, al triunfo de la Revolución Cubana, recaía en las mujeres el 55 por ciento del casi millón de analfabetos, entre los seis millones de habitantes. La campaña de alfabetización (1961) y los programas sociales y educacionales signaron el acceso al mundo del conocimiento de todos los ciudadanos por igual.

El despegue se aprecia en mayor medida a partir de la década del 1980, cuando superan a los varones en los graduados de bachillerato y en las matrículas de la enseñanza superior; después también en los egresados universitarios.

La obra social revolucionaria y la inteligencia y voluntad de las cubanas hicieron el milagro de que sean ahora el 47.6 por ciento de los graduados en la enseñanza técnica y profesional y el 67.1 por ciento de los egresados de la Educación Superior.

Su participación en cargos de dirección se elevó, en correspondencia con los resultados anteriores: un 15.2 por ciento (año 1975), 21.1 por ciento (1981) y 37.4 (2006).

En los organismos de la Administración Central del Estado es de un 40 por ciento desde el 2000, con un alto número de viceministras y otras dirigentes, así como un grupo de ministras en funciones claves (Agricultura, Auditoría y Control, Colaboración e Inversión Extranjera, Finanzas, Industria Básica y Justicia), finaliza Prensa Latina.

07/GG