MONEDERO
Oscurantismo medieval y el poder de las mujeres
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
CIMAC | México DF.- 15/12/2009 Las mujeres deben estar permanentemente alertas, visibilizando su situación social, económica o política, rompiendo con las cifras del silencio, denunciando y luego, después de esos intentos de demostrar y demostrarse a sí mismas su condición o su nivel de avance, construyen, proponen, pelean, demandan.

Por eso, cuando se vive en condiciones de un oscurantismo como al se quiere someter a toda la sociedad, negándole el derecho a conocer y cuantificar información tal elemental como las cifras reales de desempleo, los niveles de pobreza alcanzados en este año o todas las opciones que puede otorgar la aplicación de un censo general de población, es necesario alzar la voz, protestar y advertir.

De esta forma no se logrará detener el avance de las mujeres, por el contrario, sugieren que seguramente esta información daría poder y pone en riesgo un "poder" cada día más estéril. Pero como Galileo: "Sin embargo, se mueve".

Tratar de contener o distraer de esta forma la irritación social que provoca el mal manejo de una crisis económica o la aplicación de una política devastadora que llama privilegios y prebendas al salario y al empleo digno y los destruyen, se traduce en incredulidad, descrédito, desprestigio y más irritación.

¿Por qué negarle al país la posibilidad de reconstruirse teniendo un buen diagnóstico de su situación demográfica, económica y política, como puede ser un análisis comparativo entre dos instrumentos estadísticos, comparables? Cosa que no va ser posible con la absurda decisión de recortar el próximo censo general de población para 2010, bajo el inadmisible pretexto de que no hay recursos suficientes.

Se va a perder información tan valiosa para las mujeres como la situación actual de los hogares monoparentales jefaturados por mujeres y su evolución respecto al censo anterior; no se podrá conocer información sobre las localidades menores a 50 mil habitantes, la actividad económica por hogares y etcétera.

En cuanto al empleo y su evolución, ¿qué se logra falseando las cifras de desempleo, quién se beneficia con este engaño?, porque, si a algo se han acostumbrado las mujeres y la sociedad en general, es a desentrañar mentiras. Sin contar con que a diario confrontan una realidad económica que automáticamente desmiente esos indicadores.

La generación espontánea no crea desarrollo y el pensamiento mágico tampoco ayuda, con todo respeto para el pensamiento mágico.

Por ejemplo, conforme a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante enero-septiembre de este año el producto interno bruto (PIB), general y por sectores de actividad económica disminuyó drásticamente, -8.1 el PIB general.
El Sector Secundario –9.3; Manufacturas -9.9; Sector Terciario – 8.0; la disminución más drástica la presentó el PIB del Comercio (interno y externo) que se redujo 16.3 por ciento.

No obstante estos resultados tan preocupantes, el reporte del empleo en el mes de octubre es sorprendente porque muestra una recuperación, particularmente para las mujeres.

La Tasa de Desempleo Abierto nacional (TDA), fue 5.94, lo que implica 0.47 puntos menos a la registrada en el mes de septiembre; la masculina creció, respecto al mes anterior, 0.04 puntos y lo más increíble:

El desempleo femenino permanente, por primera vez en diez años es inferior a la TDA nacional y a la masculina, al presentar la cifra de 5.79, que significa 1.28 puntos menos, respecto a la reportada en el mes inmediato anterior (datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi).

¿Cómo se logró avanzar de esta forma en el empleo femenino en un mes, a pesar de que uno de los nichos laborales femeninos tradicionales como son los servicios y en especial el comercio, tuvo una caída tan importante hasta el mes de septiembre? ¿En qué actividad económica se generó este empleo?

No es posible ni creíble que en un mes estas actividades tuvieran ese nivel de recuperación. Va a resultar que los próximos reportes de PIB no sólo van a mostrar el fin de la recesión, sino el principio del nuevo auge económico del país.

Por supuesto, lo deseable sería que esto tuviera toda la certeza y que efectivamente el desempleo femenino rompiera su tendencia y que por fin mostrará recuperación, nadie quiere apostarle a la desgracia, pero tampoco al optimismo falso.

Además, se supone que estos indicadores de desempleo ya incorporan a los 44 mil trabajadores electricistas de Luz y Fuerza del Centro, recientemente desempleados.
Con los reportes de los niveles de pobreza que tiene el país sucede exactamente lo mismo. El último informe de Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), plantea una nueva metodología, basada en la Ley de Desarrollo Social, ahora se habla de la pobreza multidimensional.

Citando al especialista en el tema Julio Boltvinik, con esta metodología se requiere de muchos requisitos para cubrir el espectro de ser pobre y se presentan cifras de pobreza menores a las del reporte anterior, tampoco se aportan datos sobre este tema para 2009. Obviamente no se especifica la pobreza por género.

En el caso de la cuantificación de la población sin seguridad social no se está incluyendo a la que recurre al Seguro Popular, como si este servicio fuera equiparable al concepto integral de "seguridad social" y lo más grave, lo equiparan a los servicios de salud que otorga el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Trabajadores al Servicio del Estado, cuando hay diferencias muy importantes.

Lo que en realidad está disminuyendo son los recursos que se aplican efectivamente al combate a la pobreza, no los que aparecen en el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), sino los que resultan de comparar el recursos destinados a los diferentes programas en los últimos ocho años.

Por lo pronto, el programa de guarderías para mujeres trabajadoras en 2010 se reduce doce por ciento.¿En qué se está aplicando el voluminoso presupuesto destinado a Sedesol?

Otra vez el recurso del método. Mentir, ocultar, engañar, falsear para poder pregonar que se están resolviendo los problemas, cuando realmente se están provocando nuevos problemas, barrer la basura para meterla debajo de la alfombra.

¿Cuánto tiempo puede sostenerse está estrategia?, casi nada. Se puede afirmar que su desmentido es en automático, pero si es peligrosa, propicia la ilegalidad, la ignorancia, es sinónimo de atraso, decir que es una política conservadora sería un elogio inmerecido; también es una forma de desprecio y maltrato a la sociedad, a la que se le niega el derecho a la información.

Es un salto atrás al medievo, al oscurantismo, a la negación como única solución. Si se queman libros de texto de biología, que no se podrá hacer con los indicadores económicos y con la supuesta autonomía del Inegi o del Banco de México.

*Economista especializada en género
ramona_melendez@yahoo.com.mx

09/CP/PBC







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com