Especial - XI Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe 2009
   Zona de Reflexión
A espaldas de sociedad, avanzan acuerdos que lesionan derechos de las mujeres
Por: Lucía Lagunes Huerta*
CIMAC | México DF.- 03/03/2009 Cuando Vicente Fox llegó a Los Pinos, el movimiento amplio de mujeres y feminista sabía que los derechos humanos de las mujeres se encontraban en peligro. Sin embargo, con la llegada de Felipe Calderón la ofensiva se redobló y hoy los acuerdos cerrados avanzan en la sombra.

Los recientes hechos del fin de semana dejan claro el riesgo que corren los derechos humanos de las mujeres, que durante más de tres décadas han peleado las mexicanas para, por ejemplo, usar anticonceptivos y que el Estado garantice su distribución y acceso. Reconocer que la maternidad no es una obligación sino una elección y lograr que dentro de la Constitución Mexicana se reconozca el derecho a elegir el número y espaciamiento de la prole.

Para las jóvenes menores de 25 años, estos derechos se volvieron normales y habituales porque nacieron con ellos, y tal vez no perciban el riesgo que hoy corren.

Decía que el fin de semana dos hechos marcan nuevamente la urgencia de la vigilancia constante para evitar el retroceso a los derechos humanos.

Uno, que costó siete meses a las organizaciones, tanto de la Coalición por la Salud de las Mujeres como de la Alianza, para evitar que las fuerzas conservadoras apostadas en la Secretaría de Salud (SS) tiraran un compromiso internacional: la creación de la Norma contra la violencia hacia las mujeres, NOM 046, en la cual se reconoce la obligación del Estado a proporcionar los servicios de salud en caso de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y la prescripción a toda víctima de violación la anticoncepción de emergencia.

La segunda sucedió ni más ni menos que en la Subcomisión de Derechos de la Niñez de la Comisión de Política Gubernamental en Materia de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación (Segob), en donde se aprobó que el embrión sea un ser humano con derechos desde el momento de la concepción.

En ambas situaciones, un mismo personaje, el director de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Salud, Bernardo Fernández del Castillo, y en ambas también, los procedimientos son poco claros, amañados y a espaldas de la sociedad.

¿Qué viene después?, ¿qué otro frente se abrirá en este gobierno del presidente católico? Por desgracia, la violencia y la guerra desatada por Calderón evitan que estos temas tomen la relevancia que merecen. Pues estas no son reformas menores, son normas que dirigirán las políticas públicas que se dirijan hacia la población.

Reconocer al embrión como ser humano atenta contra todas las pruebas y definiciones internacionales en materia de derechos humanos, y contradice la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en materia de la interrupción legal del embarazo, y que permitió mantener en vigencia el derecho de las mujeres a interrumpir un embarazo hasta las doce semanas.

Los grupos conservadores, de las manos de las autoridades conservadores y del presidente católico, buscan cualquier resquicio para imponer su concepción fundamentalista y que las mujeres y el resto de la población sean consideradas como si estuviéramos en el siglo XVI o el XVIII.

Es necesario que las discusiones se den de cara a la sociedad, donde exista un verdadero equilibrio en la representación de las organizaciones que son "invitadas" a participen en estos procedimientos. También es necesario que la sociedad reaccione ante estos atentados seculares y defendamos el Estado laico que nos dimos hace años.


* Periodista y feminista mexicana, coordinadora general de Comunicación e Información de la Mujer, AC (CIMAC).

09/LLH/LAG/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com