COLUMNA
Zona de Reflexión
Por: Lucía Lagunes Huerta*
CIMAC | México DF.- 25/11/2008 Nuevamente estamos en vísperas de la conmemoración del 25 de noviembre, Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres; Nuevamente la agenda de actos oficiales y oficiosos vuelven a llenar agendas, muchos de ellos serán notas en los medios de comunicación, hecho que sin duda es importante.

Por curiosidad teclee en el buscador de Google la fecha 25 de noviembre y me dio como resultado 80 millones, en primer lugar Wikipedia, enciclopedia libre que coloca entre los "festejos" que ocurren el 25 de noviembre al Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres, nada más lejano para las mujeres que festejar o celebrar que vivamos violencia.

Después coloqué noticias sobre violencia contra las mujeres, 325 mil fueron los resultados lanzados por el buscador.

El País se colocó en el número uno de la lista y la noticia principal era la decisión del Consejo de Ministros en España para poner en marcha el sistema tecnológico que contempla la Ley integral contra la violencia de género, con lo cual los hombres imputados y condenados por un delito de maltrato podrán ser obligados por el juez a llevar siempre una pulsera electrónica con GPS para poder controlar sus movimientos y, de este modo, mejorar la protección de las mujeres amenazadas.

No sólo eso nos informó el diario español sino, como parte de su especial sobre el tema, también encuentro que "Un diputado del UMP, el partido de Nicolás Sarkozy, mató a su pareja de un balazo y luego se suicidó de un disparo en la sien". El nombre del asesino Jean-Marie Demange, de 65 años.

Dos datos llamaron mi atención en esta noticia: primero, que como resultado de "Las primeras investigaciones coinciden en señalar el carácter pasional del crimen"...

El segundo dato es que "algunas personas cercanas al político aseguran que desde que había perdido la alcaldía de Thionville se encontraba un poco perturbado, dos estereotipos repetidos y transmitidos recurrentes.

Dicho así pareciera ser que los asesinatos de mujeres son producto de la pasión del hombre por la mujer y no de las condiciones de marginación y subordinación que viven las mujeres, dónde rápidamente las investigaciones policíacas "descubren" con mucha ciencia el carácter pasional del crimen, porque si usted está interesada en saber el argumento de la investigación es que "amigos de la pareja afirmaron que la mujer asesinada pensaba abandonar a Jean-Marie"

Y si esto no es suficiente para justificar el crimen, se agrega lo perturbado que puede estar un hombre cuando pierde en la política, o cuando no le dan el acenso en el trabajo, o cuando el tráfico es pesado, o cuando las crisis económicas o cuando....

Sin lugar a dudas es importante que los medios de comunicación retomen en su agenda cotidiana la violencia que viven las mujeres todos los días en todos lados, el reto es cómo se sigue mostrando la violencia, desde dónde se ve a quien vive las agresiones y desde dónde se coloca al agresor.

Movernos del lugar como periodistas para observar el hecho es un primer paso, examinar internamente cuáles son nuestras apreciaciones sobre la violencia contra las mujeres servirá para comprender que ningún crimen contra las mujeres es producto de la pasión, sino de la inequidad que viven las mujeres.


* Periodista y feminista mexicana, Coordinadora General de Comunicación e Información de la Mujer, AC (CIMAC).

08/LLH/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com