OPINIÓN
La hipocresía en la petición de perdón del Papa
Por: Tere Mollá*
CIMAC | México, DF.- 29/07/2008 Recientemente hemos asistido a la visita del actual Papa a Australia para celebrar el Encuentro con la juventud.

Benedicto XVI ha aprovechado esta visita multitudinaria y con centenares de medios de comunicación haciendo el seguimiento de este viaje para pedir perdón por los casos de pederastia cometidos por curas, frailes y hombres relacionados con la iglesia.

Diferentes medios de comunicación han alabado este gesto del máximo representante de la Iglesia Católica haciendo ver la importancia que lleva implícito el reconocimiento de estos casos y, al mismo tiempo también, manifestando la esperanza de que el castigo llegue a estos clérigos corruptos, sea cual sea su rango dentro de la jerarquía eclesiástica.

Pero es curioso observar cómo todavía no se ha pronunciado ni una sola palabra sobre las muertes de mujeres a manos de sus maridos, novios, amantes, parejas, etc…

Y es que como dice mi padre, "siempre ha habido clases" y yo añado que al parecer para la curia católica parece que siempre las va a haber.

Llevan miles de años pregonando un discurso en donde el modelo de la mujer ha de ser la sumisa, obediente, cuidadora y sobre todo buena esposa y madre. Y eso, por lo visto incluye que las mujeres debemos soportar los golpes de nuestros maridos como forma de convivencia pacífica y ello va incluido en la definición de "buena esposa y madre".

En lo que va de año llevamos enterradas a más de cincuenta mujeres en el Estado Español y la Conferencia Episcopal no ha dicho ni una sola palabra de condena contra estos asesinatos fruto del terrorismo machista que se ejerce en nuestra sociedad acomodada y bien pensante.

Y si sobre este tipo de asesinatos de mujeres todavía no se ha dicho ni una sola palabra ni desde la Conferencia Episcopal Española, ni desde el Vaticano, todavía se habla menos, o lo que es lo mismo, se esconde, los ultrajes que se cometen contra niñas y monjas en los países de África por parte de algunos misioneros sin escrúpulos.

Sería deseable que la curia católica, toda ella, revisara sus mensajes sobre las mujeres y sus actitudes sobre las mismas. Sería incluso razonable que en los púlpitos dejaran de lanzar los mensajes que siguen mandando y nos trataran como verdaderas iguales que somos, porque no somos costillas de nadie ni culpables por haber nacido mujeres.

Creo que si revisaran esos conceptos que tantísimo daño nos han hecho a las mujeres a lo largo de la historia, sería, quizás la verdadera aportación de esa iglesia que predica perdón e igualdad ante los ojos de su dios.

Pero soy muy escéptica con que esto ocurra mientras perviva la actual concepción que se tiene del mundo para ellos, los de las faldas largas y negras que creen en un dios en masculino que es el dador universal de la vida y que utiliza a las mujeres como seres intermedios para gestar esa vida que, según ellos, proviene de su dios y por tanto nos reducen a las mujeres a simples seres casi inferiores sólo creadas para procrear.

Ellos, los de faldas largas y negras nos expulsan a las mujeres de su mundo, nos relegan a papeles secundarios y encima nos niegan incluso el derecho a una vida sin violencia por parte de aquellos que prometieron o juraron (en muchos casos incluso ante ellos) amarnos, cuidarnos y protegernos.

Si tuvieran que pedir perdón a cada una de las mujeres muertas a manos de los hombres, por el simple hecho de ser mujeres, los próximos Papas no podrían hacer nada más durante los próximos dos mil o tres mil años. Pero no lo harán. Son demasiado débiles al creer y justificar la existencia de un dios castigador, indolente y, al menos para mí inexistente.

* Periodista y feminista en Oventic, Valencia, España.
tmolla@teremolla.net

08/TMC/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com