Acompañar leyes de cuotas para aumentar número de políticas

Participación Política de las Mujeres
   Foro sobre Paridad de Género y participación Política
Acompañar leyes de cuotas para aumentar número de políticas
CIMAC | Santiago de Chile.- 06/10/2006

El debate sobre cómo aumentar la participación política de las mujeres en los países de la región, fue el tema que marcó aquí el primer día de los trabajos del Seminario Internacional sobre Paridad de Género y Participación Política, inaugurado por la presidenta, Michelle Bachelet.


En el foro que concluye hoy, organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Gobierno de Chile, los presidentes de seis partidos políticos chilenos, detallaron sus posturas para elevar la participación femenina.


Así, mientras la ministra de la Secretaría de la Mujer de Paraguay, María José Argaña, reconoció que las leyes de cuotas deben acompañarse de otras medidas, la senadora y ex ministra de Colombia, Martha Lucía Ramírez, sugirió crear mecanismos de seguimiento y forjar pactos con los partidos políticos.


La única ministra mujer electa en Antigua y Barbuda, Jaqui Quinn leandro, criticó a los partidos por no abrir espacios a las mujeres y destacó la falta de políticas en ese sentido, en los países del Caribe, reportó la CEPAL en un comunicado.


A su vez, la directora técnica del Consejo Nacional de las Mujeres de Ecuador, Nidya Pesantez Calle, denunció la resistencia de los opositores en su país ante el Tribunal Constitucional contra la Ley de cuotas de 1998, que permitirá elegir un 45 por ciento de candidatas para las próximas elecciones.


Para mejorar los resultados actuales, varios participantes comentaron la necesidad de reformar los sistemas electorales, mejorar los mecanismos al financiamiento, y sancionar la discriminación.


Aunque 11 países de América Latina cuentan con leyes de cuotas para aumentar la representación política de las mujeres, en ninguno de ellos han resultado electas más del 36 por ciento de mujeres para sus parlamentos. Este año se llevan a cabo elecciones legislativas en casi la mitad de los países de la región.


En el mensaje de inauguración la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, se manifestó a favor de constituir una alianza paritaria latinoamericana, que nos potencie en nuestros objetivos igualitarios, en nuestro objetivo, en definitiva, de una región más acogedora para todas sus mujeres y para todos sus hombres.


Ante más de 400 políticas y políticos de América Latina y el Caribe, lamentó la escasa representación femenina en puestos políticos elegidos en su país -solo 12.5 por ciento en el congreso y 5 por ciento en el senado- e instó a los países de la región a adoptar leyes de cuotas y medidas para corregir este desbalance.


Sonia Montaño, jefa de la unidad Mujer y Desarrollo de la CEPAL, remarcó que existe un marco legal para la paridad, en la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), pero reconoció que no bastan las leyes.


Para lograr la igualdad de resultados, se pronunció por la necesidad de lograr cambios culturales así como la eliminación de los obstáculos entre el ámbito público y privado.


En su oportunidad, la presidenta de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de la CEPAL y titular del Inmujeres México, Patricia Espinosa Torres, sostuvo que aunque la aplicación de cuotas ha impulsado la participación política de las mujeres, es necesario intensificar la lucha hasta llegar a la paridad de género en la materia.


Se pronunció por diseñar nuevas formas de intervención en la política que reviertan las desventajas de las mujeres. La paridad, dijo, implica un cambio estructural en las relaciones sociales, en el que las responsabilidades públicas y familiares se distribuyan equitativamente entre hombres y mujeres.

06/GT/LR