Migración
   Una forma errónea de manejar el problema, dicen
Rotundo rechazo de activistas en EU por construcción de muro
Por: Leticia Puente Beresford, corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 30/10/2006 Mexicanos y activistas de esta entidad rechazaron rotundamente la construcción del muro en la frontera México con Estados Unidos y advirtieron que lejos de detener el paso de indocumentados, se pondrán peligro más vidas y los traficantes de migrantes llamados "coyotes" aumentarán sus ganancias.

Desde el inicio de las pláticas y cabildeos para la construcción del muro y tras la firma del presidente George Bush, los precios de cruce de frontera se han duplicado, informó Leslie Ordóñez, nacida en Oaxaca al indicar que si ellos piensan que ya no se va a cruzar nadie están locos, porque la necesidad tiene cara de perro y con muro o sin muro, si mis paisanos no tienen ni siquiera pa' comer tortillas, se van a tener que pasar.

Dijo que hace un par de días llegó uno de sus primos desde Iztapalapa (en la ciudad de México) y le cobraron dos mil 500 dólares, el doble de lo que generalmente pedían por un recorrido similar.

Otro vecino del barrio, Orlando Morán explicó: En una frontera tan amplia, si ponen una pared en un lado, lo que va a pasar es que los coyotes empezarán a buscar otras rutas y a cobrar más, por lo que mientras el gobierno de México no ofrezca mejores condiciones laborales a su gente, resultará imposible detener la inmigración ilegal.

Joel Magallán, de la Asociación Tepeyac insistió en que el flujo de indocumentados en Estados Unidos no representa un problema de seguridad nacional como han querido sustentarlo quienes promueven la valla en el sur del país y que la única solución es legalizar a quienes no tienen papeles. Un muro en nuestra época sólo deja ver la manera errónea de manejar la problemática.

Shirley Linn, activista y promotora de las marchas en Nueva York para exigir una reforma migratoria justa, dijo que el muro aumenta el sufrimiento de las y los inmigrantes y que habiendo tantas necesidades para los menos favorecidos no tiene sentido un gasto semejante.

Según los grupos proinmigrantes, cada año llegan más de 850 mil indocumentados, cifra que el gobierno norteamericano espera reducir, pero como dijo el mexicano Pedro Lorenzo en el East Harlem, mientras no haya trabajo y comida para todos allá abajo, así hagan un muro hasta el cielo la gente se va a cruzar.

Mario Cuapio, otro mexicano externó: Los únicos que se beneficiarán son los coyotes, porque ya andan diciendo que cobrarán más, y si les cierran una entrada ellos hallan diez.

El muro en la frontera, lejos de resolver el problema va a generar males adicionales.

06/LP/LR







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com