Trata de Personas
   Mayor penalidad y apoyo a víctimas
Exigen mejor legislación contra trata de mujeres y niñas hispanas
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 09/02/2007 Como cada semana, cumpliendo su palabra y sin importar las bajas temperaturas del medio día de ayer, un grupo de activistas se dieron cita en Foley Square para exigir una legislación más fuerte contra la trata de personas, sobre todo la que se ejerce contra mujeres y niñas hispanas.

La trata es un crimen que esta ocurriendo en nuestras calles, en nuestros vecindarios y en especial dentro de la comunidad hispana y asiática, informó Sonia Osorio, de la organización nacional de Mujeres en Nueva York.

De acuerdo con las y los manifestantes, que se han propuesto mostrar su desacuerdo de manera pública semanalmente hasta que Albany escuche sus reclamos, Nueva York es uno de los pocos estados que aun no han tipificado como delito la trata de personas.

Aunque no existen cifras sobre el número de víctimas por etnia, se calcula que anualmente unas 17 mil 500 mujeres llegan a la ciudad en calidad de esclavas sexuales.

Se estima que cada año en el mundo aproximadamente 12 millones de personas son vendidas y compradas dentro de este mercado global.

La comunidad latina está desproporcionadamente afectada por este crimen y lo que esperamos es que se clasifique por lo menos como un crimen violento de tipo C, que le dé tiempo en la cárcel a los ofensores", señalaron.

La coalición de activistas, encabezada por la reconocida feminista Gloria Steinem, busca que la legislación se reforme en cinco puntos básicos: definir la trata con respecto al tipo de delitos que los ofensores cometen en sus víctimas, como fraude, engaño y coerción; establecer penalidades fuertes contra los ofensores; dirigir las penalidades a quienes patrocinen la industria del sexo y que crean demanda para hacer esta industria rentable; clarificar la legislación sobre el turismo sexual para detener a quienes lo operan en el estado, y proveer servicios a las víctimas que ayuden a remediar y recobrar sus vidas.

El año pasado, unos 100 asambleístas votaron a favor de la reforma de ley, pero a último minuto se vino abajo cuando se tipificó como un delito de tipo D, que no implica tiempo en la cárcel para los ofensores.

Este crimen está cerca de nosotros y nuestras niñas, niños, y muchos de los casos de abuso doméstico que atendemos en nuestra organización están relacionados con este crimen, indicó Ameris Pena, de la organización Santuario para Familias, con sede en Manhattan.

07/LPB/GT/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com