Migración
   Denuncian ONG ante Congreso
Centros de detención para migrantes "son como prisiones"
CIMAC | Leticia Puente Beresford/corresponsal

Washington, EU.- 22/02/2007
Mientras las organizaciones Women?s Comission for Refugee Women and Children y Lutheran Immigration and Refugee Services afirman en un reporte que en los centros de detención para migrantes existen serios problemas con sus servicios que los hace parecidos a prisiones, el Departamento de Seguridad Nacional asegura que los ha corregido y que continua realizando esfuerzos por modificarlos.

Ambas organizaciones entregarán hoy su reporte al Congreso, en donde describen lo que hallaron en la inspección que hicieron, con el permiso de las autoridades, en dos de estos centros: Don Hutto Residential Center de Texas y Berks Family Shelter Care Facility en Pensilvania, según informa Women?s Comission for Refugee Women and Children en su portal de Internet.

Han denunciado las organizaciones que en ambos centros las familias son separadas, incluidas las y los niños quienes también son también distanciados de sus padres. Y en muchas ocasiones les proporcionan inadecuada atención médica, mala comida y deficientes servicios educativos.

Dicen las organizaciones que encontraron familias, muchas de ellas con hijas e hijos pequeños, detenidos en condiciones crueles por días, meses y algunas veces durante años.

Sin embargo, las autoridades defienden vigorosamente los servicios que prestan en los centros de detención, donde tienen detenidos a inmigrantes y a solicitantes de asilo esperando la solución de sus casos.

Diversas quejas sobre la situación de estas personas en los centros dieron origen a una primera inspección en cinco de los 325 centros de detención donde encontraron algunos problemas. Sin embargo, para las autoridades es un pequeño estudio que no representa la totalidad de los servicios que otorgan en los centros.

El reporte de las dos organizaciones, luego de la visita autorizada a los dos centros, indica que en Hutto las mujeres reciben inadecuado servicio prenatal y que las y los menores de edad sólo reciben una hora de educación al día. Y que en ambos centros, las y los niños de seis años son separados de sus padres, como una herramienta disciplinaria.

En ambos centros, que siguen el modelo de las prisiones, están personas que sufren de persecución y o bien que son acusados de violar leyes de migración, pero no son criminales.

"Estas condiciones de prisión en los centros de detención no son necesarias", dice Michelle Brane, directora del programa de detención y asilo de Women?s Commission for Refugee Women and Children.

Son inmigrantes que siguen un proceso civil y no tienen opciones de ser liberados de las acusaciones. No son criminales y aun así no tienen las facilidades que los criminales tienen para obtener su libertad. Estamos hablando de familias con niños, añadió.

Pero las autoridades de Hutto dicen que les está prestando servicio médico a las mujeres embarazadas y que el programa educacional para los menores de edad se extendió de una a cuatro horas al día.

El reporte final realizado por ambas organizaciones será entregado hoy en el Congreso, a fin de que se resuelvan en su totalidad las innumerables faltas de servicios y terminen con el sistema disciplinario penitenciario que se ejerce en los centros, indica el portal.

Durante el año pasado, se incrementó número de detenciones de familias migrantes, debido a la apertura que hubo en Texas para ingresar, aunque estas medidas no estaban acordes con la política de migración estadounidense.

07/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com