Trata de Personas
   En Costa Rica
Engañan con becas a jóvenes para explotarlas sexualmente
CIMAC | México DF.- 03/04/2007 Sentadas en el recibidor de un hotel, Aurelia (cuyo nombre real ha sido cambiado) relató a Visión Mundial su experiencia como víctima de explotación sexual, que padeció desde los 15 años.

Aurelia, joven dominicana que recientemente cumplió 19 años dijo: "Vine hace 4 años, un hombre de buena presencia llegó a Boca chica diciendo que me había ganado una beca para estudiar en un colegio privado en Costa Rica con todos los gastos pagados.

Nosotros somos una familia muy pobre y tengo seis hermanos pequeños, aunque mi mamá se puso muy triste me dejó ir a Costa Rica y me dijeron que mientras empezaba a estudiar iba a vivir en un hotel y después iría a una casa de familia", relata Aurelia.

"Después de dos meses sin hacer nada empecé a estudiar en un colegio, no puedo decir el nombre porque me da miedo, a los seis meses de estar estudiando me dijeron que si quería ayudar a modelar joyas para ayudar a recoger dinero para otras becas y dije que sí.

Hice eso durante tres meses cada fin de semana, Luego me invitaron a una fiesta cuando cumplí 17 años y allí empezó mi dolor. Durante la fiesta vi muchos hombres viejos, de dinero, bien trajeados y había uno que me seguía siempre y me decía que solo quería platicar conmigo", platica Aurelia cuyos ojos ven hacía el horizonte.

"La señora que me llevó a la fiesta me llamó para hablar al segundo piso de la casa y al llegar me encontré con el hombre que me seguía y me quiso apretar. Yo no quería, pero me dijo "ya pagué por vos y no voy a perder mi dinero". Yo nunca había estado con ningún hombre, quería llamar a mi mamá, pero desde ese día no me dejaron hablar con ella, me trasladaron de lugares muchas veces y me obligaban a tener sexo con muchos hombres. Me escondieron mis papeles y me decían que iría a la cárcel si me choteaba (atrapaba) migración", comenta Aurelia quien se vio atrapada en las redes de trasnacionales traficantes de humanos y de explotación sexual.

"Intenté escapar una vez, pero el taxista estaba de acuerdo con la señora y me golpeó mucho y no pude escapar. Pasaron muchas cosas. Ahora alguien me habló de un lugar donde protegían a las mujeres de esto y fui con ellas y estoy tratando de regresar a mi país...".

Aún con las secuelas de la violencia que vivió por la esclavitud que padeció como objeto sexual, Aurelia ansía volver con su familia y rehacer su vida en la medida de lo posible, dice Visión Mundial.

La convención sobre los Derechos del Niño, en su Artículo 34 señala que los Estados Partes se comprometen a proteger a la niña contra todas las formas de explotación y abuso sexuales. Con este fin, los Estados Partes tomarán, en particular, todas las medidas de carácter nacional, bilateral y multilateral que sean necesarias.

De esta manera, Visión Mundial apoya la implementación de las convenciones claves que relacionan los aspectos de explotación sexual de los niños y niñas. Reconoce la necesidad de promover la responsabilidad por parte de los gobiernos sobre los asuntos de los derechos de la niñez y el rol esencial de las estrategias de prevención.

La vulnerabilidad de las niñas y los niños en medio de distintas situaciones, debe ser reconocida dentro de las políticas de gobierno sobre asistencia, comercio e inversión. Visión Mundial tiene el compromiso de abogar por un mundo en la que la niñez esté a salvo de la explotación sexual comercial, concluye el organismo.
07/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com