Migración
   Si violaron derechos civiles de migrantes
FBI investiga actuación de policía de LA el 1º de mayo
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 04/05/2007 Ante "la brutalidad" que ejercieron en contra de niñas, niños, mujeres, ancianos y hombres inmigrantes que participaron en la marcha del Primero de Mayo, en la que resultaron también golpeados reporteros, fotógrafos y camarógrafos, el FBI abrió una investigación en contra del Departamento de Policía de Los Ángeles, California.

El FBI en un comunicado indica que la investigación se hace con el propósito de determinar si se violentaron los derechos civiles de las y los manifestantes.

Los últimos dos días, la mayoría de los medios de comunicación estadounidenses en español y en inglés, principalmente los televisivos, han estado mostrando las imágenes del desalojo y de la actuación que tuvo la policía, que utilizó bastones en contra de las y los asistentes, incluidos periodistas, y que disparó 240 balas de goma en contra de quienes se encontraban en el Parque McArthur.

El New York Times reporta en su edición de hoy que el jefe de la Policía, William J. Bratton, dijo que lo acontecido es uno de los peores incidentes de este tipo que ha pasado en sus 37 años de estar al frente de ese trabajo para hacer cumplir la ley. También dijo que realizará una investigación al interior de su departamento.

En tanto, el periódico Hoy de Los Ángeles informa que Bratton mencionó que "se emplearon algunas tácticas inapropiadas para dispersar a manifestantes pro inmigración" y prometió una investigación del desempeño policial en las manifestaciones del martes pasado.

Por su parte, organizadores de la concentración dijeron que la policía había actuado "con brutalidad innecesaria al tratar de dispersar a manifestantes".

Las autoridades dijeron que algunos manifestantes les arrojaron piedras y botellas a los policías, quienes respondieron disparando balines de goma y usando sus bastones.

Por lo menos ocho policías y 15 manifestantes resultaron heridos, reportó la policía, dice El Times.

"Empujaban a niños, ancianos, mujeres con sus bebés, y golpearon a periodistas", sostuvo Ángela Sambrano, directora del Central American Resource Center. "La agresividad hacia la comunidad inmigrante es increíble", destaca el diario Hoy.

María Elena Durazo, secretaria ejecutiva y tesorera de la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles, dijo que los problemas fueron provocados por "un grupo de anarquistas que no estaban relacionados con la protesta''.

La cadena televisiva Telemundo dijo que uno de sus reporteros y tres operadores de cámaras sufrieron lesiones y fueron llevados a un hospital por la policía.

Fox 11 mostró un video en el que una camarógrafa de la cadena parece ser golpeada por un agente.

La reportera de KPCC Patricia Nazario dijo que fue golpeada en la espalda y la cabeza con un bastón, y que se torció un tobillo al caer, debido a los golpes.

Nazario relato el episodio: ¿Por qué me pega? Soy periodista'', le preguntó al agente. Y me golpeó de nuevo, más fuerte, hasta que caí al suelo. Mi teléfono salió volando y cayó a 12 pies (cuatro metros)''.

La Asociación de Noticieros de Radio y Televisión del Sur de California pidió una investigación.

Hay indicios de que los agentes tiraron al suelo a periodistas, usaron bastones en contra de fotógrafos y les dañaron sus cámaras, posiblemente motivados por su ira al ver que fotografiaban sus esfuerzos para controlar a los manifestantes'', señala un comunicado de la agrupación.

Horas antes de las declaraciones de Bratton, los organizadores de la marcha, agrupados bajo la Coalición Somos América, exigieron respuestas del jefe policial y de las autoridades sobre los eventos
violentos del martes y dijeron que reafirmaban su lucha por una reforma migratoria a pesar de lo acontecido.

En vez de quitarnos la motivación, vamos a redoblar nuestros esfuerzos, dijo Angélica Salas, directora de la Coalición Por los Derechos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), una de las organizaciones participantes. Es una vergüenza que Los Ángeles mande una señal al mundo de que tenemos una policía que no respeta la seguridad de su pueblo, agregó Ángela Sanbrano, directora del Centro de Recursos Centroamericanos (Carecen).

Víctor Narro, abogado afiliado a los organizadores, instó a la comunidad a reportar los abusos al teléfono 213-252-9444 , ya que están recolectando evidencias para iniciar una posible acción legal contra la Policía.

En tanto, en la Ciudad de México, el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, dijo ayer jueves que suspenderá su visita programada para seis días en la capital mexicana y regresara hoy viernes para cumplir su ofrecimiento de investigar a fondo los incidentes del martes.

Villaraigosa afirmó que le había perturbado mucho lo que vi en la televisión y en una entrevista televisiva nocturna anunció su retorno a Los Ángeles, el mismo día que había llegado a México procedente de El Salvador.

Los organizadores de la manifestación consideraron que la policía actuó en forma brutal. Los enfrentamientos comenzaron el martes alrededor de las 6 de la tarde, cuando la policía intentó dispersar a los manifestantes que entraron a una calle, de acuerdo con reporteros y con los organizadores de la protesta.

Las autoridades indicaron que varias personas lanzaron piedras y botellas a la fuerza pública, y que los agentes tuvieron que utilizar sus bastones para hacer retroceder a la multitud hasta la acera, tras haber invadido la calzada, y luego para despejar el parque.

Una orden policial para que la gente se alejara probablemente no fue efectiva, porque se dio en inglés y desde un helicóptero, señaló Bratton el miércoles.

Muchos de las y los asistentes a la manifestación hablaban español, indicó. Bratton dijo que en un principio sus agentes intentaron lidiar con un grupo de 50 a 100 agitadores.

Esos individuos acudieron allí para provocar a la policía, insistió Bratton. Desgraciadamente, se encontraron con lo que vinieron a buscar.

Algunas organizaciones noticiosas condenaron al Departamento de Policía por el uso que hizo de las porras y las pistolas antimotines contra miembros de los medios de comunicacion.

Lamentamos lo que le ocurrió a nuestros empleados y consideramos inaceptable que hayan recibido tales abusos cuando estaban realizando su trabajo, dijo Alfredo Richard, portavoz de la cadena Telemundo, que transmite en español, y cuyo locutor y su reportero resultaron lesionados.

Lo cierto es que las imágenes que muestran los noticieros de habla hispana y en inglés son muestra clara de la forma con la que actuaron los elementos policiacos en contra de inmigrantes y periodistas. Hay mucho video para determinar si hubo o no abuso de autoridad.
07/LPB/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com