Migración
   Si no lo mejoran, debe rechazarse
Acuerdo migratorio aumentará personas indocumentadas: NYT
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 21/05/2007 Esperanzas, temores, miedos, repudios, odios y crueldades son algunos de los síntomas que inundaron el debate migratorio que dio inicio hoy en el Senado estadounidense.

El influyente diario New York Times (NYT), en su editorial de ayer domingo, hace un análisis del acuerdo. Desde el punto de vista de lo "peor" de su contenido lo califica de "cruel". Mas allá de lo "bueno" y lo "malo" que tenga.

Al abundar sobre lo peor, el NYT hace hincapié en la creación de una subclase de trabajadores temporales quienes, aun si se apegan a las leyes y son excelentes empleados, sólo podrían permanecer periodos de dos años renovables, con uno intermedio fuera del país entre cada plazo.

Este país permite quedarse a las y los inmigrantes que los desean, que se apegan a las leyes, se esfuerzan, adquieren ascenso y capacitación. Pero este acuerdo les cierra las puertas.

Ese elemento del acuerdo es la tradición de un penoso repudio que motivará la explotación y más inmigración indocumentada, afirma el editorial.

Por su combinación de elementos, es doloroso por muchas razones oponerse a este acuerdo migratorio. No es fácil ver que, sobre todo los que se oponen a una amnistía, desde sus escaños dan esperanza a la gente que odian. destaca.

No obstante, es más doloroso porque deja la reforma con medidas crueles e impositivas en manos de alcaldes, policías, funcionarios de condados y legisladores, que las aplicarían a su criterio.

Esa fórmula, que podría llevar a abusos, todavía se apegaría a un debate en el Senado, en donde un colapso en el acuerdo migratorio retrasaría la reforma por años y motivaría más crueldad, considero el NYT.

Después del odio, la crueldad, explotación y la creación de una subclase de trabajadoras y trabajadores temporales, el rotativo, que no obstante opina que el acuerdo debe mejorarse, subraya que "si no es así, debe rechazarse porque empeora las leyes actuales".

Es obligación de la nación acoger a las y los inmigrantes, tratarlos con decencia y darles la oportunidad de asimilarse en la sociedad estadounidense, puntualizó el diario.

Pero si lo hace de acuerdo con los lineamientos del convenio que se debatirá esta semana, el cambio tendrá un alto precio.

Al hablar de los costos, el NYT dijo que esto traería el repudio radical durante generaciones de las políticas de inmigración y el debilitamiento de la unidad familiar.

LO "BUENO"

Sobre lo "bueno" del acuerdo, el periódico neoyorquino resaltó lo referente al ofrecimiento para la mayoría de los 12 millones de indocumentadas e indocumentados: la oportunidad de vivir y trabajar en el país sin temor y eventualmente convertirse en ciudadanas y ciudadanos, pese a requisitos como pagar cinco mil dólares y esperar a que se refuerce la frontera.

Pero incluso esa parte positiva del acuerdo establece que las y los indocumentados deberán esperar a que las autoridades de migración agilicen retrasos acumulados de solicitudes de regularización antes de que se procesen sus peticiones. El diario hizo también énfasis en la locura de salir del país para entregar su solicitud.

Esos puntos son concesiones a legisladores republicanos de línea dura, consideró el diario, pero un camino costoso y sinuoso hacia la ciudadanía es de cualquier forma un camino.

Con relación a lo "malo" del acuerdo a discutirse es que, aunque permite que la población migrante que se regularice pueda solicitar residencia para sus familiares, establece que esos familiares tengan como requisito una alta educación.

Simpatizantes de la propuesta dicen que las y los inmigrantes de cualquier forma podrán traer a sus seres queridos, pero la verdad es que innumerables familias serán divididas si elegimos a inmigrantes que consideremos brillantes y mejores, respecto a los pobres que hasta ahora admitimos sin cuestionamientos.

NO GUSTÓ A EMPLEADORES

A las inconformidades ya expuestas por grupos pro inmigrantes se sumaron las de los empleadores. "El sistema de méritos para obtener la green card suena bien para los negocios", dijo Hoffman, de la Compete América, coalición de alta tecnología de compañías.

Pero hemos concluido que no es un buen acercamiento. No resolverá el problema de la crisis de talentos que muchos negocios en el país confrontan. De hecho, de alguna forma, esto puede dejar a empleadores americanos en una peor posición", publica el NYT.

Los empleadores dijeron al NYT que no están contentos con el resultado porque no resuelve el severo problema de escasez de mano de obra y además no prevé nada para la década que viene.

Además expresaron su alarma por el requisito que tendrán que cumplir: revisar el centro de datos del gobierno para verificar que sus trabajadoras y trabajadores son elegibles para laborar en los Estados Unidos.

En tanto, Nancy Pelosi, the speaker of the House, expresó su preocupación sobre los elementos centrales del acuerdo, del sistema de evaluación de inmigrantes, educación y lazos familiares.

"Me opongo a varios puntos de ese sistema que contiene el acuerdo este momento, pero posiblemente se puede mejorar". Sobre todo, dijo en lo relacionado a "la unificación familiar, es uno de los principios fundamentales de la inmigración americana".

Esperan tener resultados antes del Memorial Day, pero la reforma migratoria comprensiva confrontará obstáculos significativos.

AQUÍ ESTÁN RE? LOCOS

María Hernández, llegó a este país hace ocho años, procedente de México, es viuda y madre de tres. Trabaja limpiando casas y hace empanadas los fines de semana en un restaurante. Dijo a Cimacnoticias, respecto a la reforma que discutirá el Congreso:

"Nada más nos traen con el corazón en la mano. Que si sí, que si no. Que pagar esto. La verdad, yo no podré pagar los cinco mil dolares de los que hablan, salen más caros que los polleros que nos cruzan. Y además mi patrona ya me dijo que si me legalizo, no podrá pagarme conforme la ley marca. Pues no tiene dinero suficiente para lo del servicio médico y además de que no quiere problemas con el gobierno. Quién entiende a los americanos. Y mientras ellos se ponen de acuerdo, uno nada más trabaje y trabaje".

Y agrega: "Qué puede hacer una. Las noticias cambian todos los días. Lo único que no quiero es que me deporten. Que me dejen trabajar para mantener a mis hijos. Pensaba irme. Pero no es posible. La situación en México está muy dura. Por cierto, déjeme decirle algo. Eso de que debe uno de ser muy bueno en el inglés. Le puedo decir que lo somos. Siempre nos damos a entender. Y que si sé inglés, sí lo sé. Pues a nadie le gusta que le vean a uno la cara. Hay patrones que se quieren pasar de listos pagando menos y abusando. Pero no. Eso conmigo no va".

Se le pregunta sobre su familia, a lo cual responde: "Y de si traería a mis hijos a vivir acá. No. No los traería. Aquí están re? locos. Lo único que quisiera es poder visitarlos o bien que ellos pudieran venir a verme. Ya están en la secundaria y en la preparatoria. Después que terminen su carrera, si quieren venir a vivir aquí, pues bien venidos. Porque ganarían más que yo. Y así, ya trabajando ellos, pues descansaría un poco".

07/LPB/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com