Migración
   Y luego, que aprenda inglés?
¿De dónde quieren que saque 5 mil dólares para pagar?: Jimena
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York.- 29/05/2007 Jimena Rodríguez llegó hace cinco años a los Estados Unidos. Es una de las cerca de 200 millones de personas inmigrantes que se presume existen en todo el mundo y una de las 12 millones de personas que trabajan indocumentadas en este país.

Sigue muy de cerca el proceso de legalización, del que le han dicho podría ser beneficiaria.

"Creen que uno se va a beneficiar. Pero nada de eso, dice escéptica a Cimacnoticias. A ver, de dónde quieren que saque cinco mil dólares. Pase por muchos, pero muchos apuros, miedos, injusticias al lograr pasar a este país".

Desde el principio ?explica relatando su experiencia- sabía que correría peligro. Me la jugué hasta con la muerte. No fue nada fácil la decisión que tomé. Pero qué hace uno. Los hijos nada saben de esto. Solo piden de comer.

Empeñé mi palabra y con la bendición de mis padres salí de México, explica a Cimacnoticias con voz quebrantada.

La revista semanal del New York Times indica que tan sólo el año pasado los y las inmigrantes enviaron a sus países de origen 300 billones de dólares. Jimena es parte de este mundo financiero. Ella envía de 800 a mil dólares al mes.

"A veces mando menos, pero eso sí, no dejo que les falte la comida. Pues aquí también se gasta.

"Vivo en un departamento con ocho personas más. Sólo hay una recámara. Pero re? bien que nos acomodamos. Pago cien dólares al mes de renta y 50 de electricidad. En invierno es más por la calefacción. Nos cooperamos para el mandado. Y me toca limpiar una vez por semana. Además hacer comida para cuatro también una vez por semana".

Los economistas ven a los migrantes y el dinero que mandan a sus hogares, como parte de la solución de la pobreza global. La mitad de ellos son mujeres, muchas de las cuales tienen que dejar a sus hijos en su casa, indica la revista semanal del NYT.

"Tus seres queridos están al cruzar el océano", dice Nadine Saireal, poeta filipina en Singapure. Y así los de Jimena, que están cruzando la frontera.

"Los llamo, hablo con ellos. Cada vez que lo hago es un martirio. Un llorar. Un extrañar. Se siente bien feo. Pero qué haces. México, el gobierno, no tiene palabra. No hay trabajo y lo que uno gana allá no alcanza.

"Cada vez que me entra eso de mandar todo a la fregada y regresarme, nomás no puedo. Mis hijos me detienen aquí. Que curioso. Todo por mis hijos. ¿Si me voy, qué vamos a comer? ¿De que vamos a vivir?

"Ahora, no dejan claro si nos van a dar facilidades de pagos. Si alguien nos va a prestar. Y mira, ese otro miedo que te entra con las redadas y las deportaciones. ¡Te imaginas!

"Luego, que aprenda inglés. Ese es otro requisito. Si a duras penas terminé la primaria. Y a qué hora quieren que lo aprenda uno. Si trabajo como burra. Y más aun para lo que hago. A poco para limpiar mierda, bueno los baños, y trapear pisos lo necesito. Pero bueno, que digan eso cómo va a ser.

La revista semanal del NYT dice que en las tempranas olas de la globalización, del movimiento de dinero y mejorías fueron mediando instituciones y protocolos. The International Monetary Fund, que regula las finanzas; el World Trade Organization, que regula los tratados.

Pero el movimiento de la gente, la más íntima forma de la globalización, es el que menos reglas tiene. No existe un "World Migration Organization" que monitoree el destino de las y los migrantes.

Lo cierto es que la inmigración continuará y la demanda de trabajadores es cada día mayor.

"Eso de terminar obteniendo la famosa visa Z y el inglés? Pero de que regrese a México y después aplique para la green card para mi residencia, quién se las cree. Con perdón de la palabra, pero de pendeja me regreso. Total, si me agarran y me deportan, pues ya estaría de Dios", concluye Jimena.

07/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com