Migración
   Elecciones primarias el 5 de febrero
Comunidad hispana, la nueva fuerza demócrata: NYT
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 11/06/2007 Se convierte en realidad el "hoy marchamos, mañana votamos". El voto hispano es anhelado tanto por demócratas como por republicanos.

De acuerdo con el New York Times (NYT), las y los hispanos son la nueva fuerza con que pueden contar los demócratas para las elecciones primarias de febrero 5, rumbo a la contienda presidencial del 2008.

Tras la ardua pelea que los demócratas mantienen en torno a la propuesta de ley migratoria, los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos están influyendo en las y los votantes hispanos como nunca antes, indica en su edición dominical el diario, sobre todo en los estados con proporciones considerables de voto hispano.

El nuevo poder hispano está forzando a candidatos presidenciales a contratar especialistas, abriendo páginas Web en español en una etapa aún temprana, previa al proceso electoral presidencial del 2008, con el fin de tener influencia en California, Florida, Nueva York y otras nueve entidades para las elecciones primarias del 5 de febrero.

Estrategas políticos, republicanos y demócratas, así como independientes dicen que la influencia del voto hispano es como extender al año entrante la inusual respuesta originada por el debate sobre reforma migratoria. Y de ello los demócratas esperan obtener frutos.

En la pasada elección presidencial, las y los votantes hispanos tuvieron gran significación en los resultados de las primarias en California (16 por ciento), Nueva York (11 por ciento) Arizona (17 por ciento) y Florida (9 por ciento), donde tendrán primarias los demócratas el 5 de febrero.

Sergio Bendixen, estratega, encuestador y analista, contratado por Hillary Rodham Clinton y quien estudia el voto hispano dice: "El voto hispano nunca había sido tan importante en los procesos primarios presidenciales en los Estados Unidos", lo cual cambiará el rumbo del 2008.

Clinton, candidata presidencial demócrata y senadora por New York, parece ser la más beneficiada, dice el rotativo, cuenta con el apoyo del alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, un área muy politizada.

Una Encuesta del NYT/CBSNews dice que el 60 por ciento de las y los hispanos entrevistados se identifica con ella y dicen tener un punto favorable hacia ella.

Pero acerca de Barak Obama, candidato presidencial, también demócrata y senador por Illinois, el 40 por ciento de las y los interrogados no opinó. Su biografía, sin embargo, puede ayudar a que la población hispana lo conozca.

John Edwards es el menos conocido: seis de cada diez no opina sobre él. Un tercio de quienes sí lo conocen lo considera positivo y un 10 por ciento no lo favorece.

El gobernador de New México, Bill Richardson, está construyendo una base para su candidatura y establecerá una identidad política en el suroeste del país.

CANDIDATURAS Y MIGRACIÓN

Sobre el tema migratorio, Clinton ha expresado su preocupación por la reforma migratoria, especialmente en lo difícil que será traer familiares a los Estados Unidos.

Clinton acusó a los republicanos, el viernes pasado en el Bronx, del problema que enfrenta la reforma migratoria "El proyecto está casi muerto por gente que no quiere ninguna reforma y no quiere el camino a la legalización".

La candidata presidencial dijo que "hay un sentimiento muy grande anti inmigrante que está influenciando en el problema en este momento, particularmente del lado republicano".

Obama apoya el proyecto migratorio e igualmente está preocupado por él. Viajó a Nevada y sostuvo entrevistas en español y con reporteros hispanos.

John Edwards, por su parte, quiere tener contacto con el sector hispano y envió a Florida a David Medina.

Del lado republicano, informa el NYT, Rudolph Guliani y Mitt Romney se oponen al proyecto de reforma migratorio. Y por su parte John McCain juega un papel importante pero enfrenta a sus similares conservadores.

La National Association of Latino Elected Officials y la cadena televisiva Univisión emprendieron una campaña nacional para ayudar a residentes hispanos a la aplicación de la ciudadanía y a ciudadanos hispanos a registrarse para votar.

Por su parte los republicanos hacen lo propio. McCain se está moviendo en círculos hispanos y ha sostenido entrevista en las televisoras Univisión y Telemundo.

Romney anuncio un comité para atraer el voto hispano.

Lo cierto es que la población hispana se inclina más del lado demócrata por las restricciones que los republicanos muestran en el tema migratorio y por la construcción del muro entre la frontera México-Estados Unidos.

La nueva fuerza hispana, la que vota, está siendo tomada en cuenta muy seriamente en los procesos de mayor decisión de los Estado Unidos. Y para el proceso electoral presidencial del 2008 será decisiva, concluye el NYT.

07/LPB/GT/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com