Migración
   Pasaría esta noche "de panzazo"
Continuará discusión para la reforma migratoria
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York..- 26/06/2007 Luego de pedir que "eleven sus oraciones al creador" para que vuelva hoy a la mesa del debate el proyecto de la reforma migratoria, Enrique Fernández Toledo, vocero de la oficina del congresista demócrata Luis Gutiérrez, de Illinois, auguró el pase "de panzazo" de la nueva ley para la próxima semana.

En entrevista telefónica desde Washington con el programa "Temprano en la mañana", del 93.1 Amor de FM neoyorkina, dijo que hoy es un día crucial para que el Senado acepte el acuerdo de procedimiento del debate migratorio. En otras palabras, "hoy se le tomará la temperatura al Senado". Y si se obtienen los 60 votos hoy en la noche, lo mismo pasará al final, dijo.

De pasar, indicó Fernando Toledo, se procederá a la consideración del proyecto que tiene previsto abordar 22 enmiendas. Si los ponentes no regresan la palabra al Senado, habrá votación y, de obtenerse los 60 votos, "se les callará la boca". Es un acuerdo de procedimiento con tiempo limitado".

De tal suerte, si se continúa con ese método, estarían terminando con el proyecto de ley a más tardar la próxima semana.

Insistió Toledo en "elevar oraciones al señor" e informó que mañana estarán en una "oración pública" en el Capitolio.

El vocero del congresista Luis Gutiérrez recordó que el presidente George Bush está a favor de la reforma migratoria comprensiva. "Lo tenemos de nuestro lado". El mandatario ha estado cabildeando con sus senadores, llamándolos uno por uno y hoy "veremos los resultados".

Por otra parte, comentó que de "no pasar el proyecto migratorio, resultado no descartado, entonces la Cámara de Representantes es la que actuará" y le pondría "presión al tema".

Al retomar la posición presidencial, Fernández Toledo mencionó que Bush "no tiene nada que perder", pero lograr la reforma migratoria sería de gran envergadura porque es un tema de política doméstica, interna y de impacto nacional muy grande.

Eso tiene que aprobarse este año, porque el siguiente será irrelevante, ante la carrera presidencial.

No obstante el optimismo de los demócratas, reconoció que la propuesta de ley migratoria es "frágil" y aunque haya acuerdo con las 22 enmiendas, al final de la votación del pleno se podría "cancelar".

La cancelación, dijo a la radiodifusora hispana neoyorkina, sería "inaceptable", porque la situación en que viven 12 millones de inmigrantes indocumentadas e indocumentados es de un "terror inaceptable", por el solo hecho de no saber si regresarán a casa.

"Tenemos que cambiarlo", enfatizó. Y exhortó a "no rendirse y seguir en la lucha", llamando al 1800 882 2005 y enviando comunicados a sus congresistas y senadores para que actúen en consecuencia, insistió a los radioescuchas.

Mencionó también que el senador por Nueva Jersey Bob Meléndez está luchando "a brazo partido en el interior del Senado". "Hemos logrado neutralizar voces en contra, las que critican a la posición demócrata". No en la totalidad de la nación, pero tenemos esperanzas de que el proyecto de ley "no pasará por mayoría de 80 a 40 votos, pero sí de a panzazo".

GATES Y BALLMER PIDEN FLEXIBILIDAD

Mientras el Senado decide sobre la reforma, los titanes de la alta tecnología, como Bill Gates y Steven A. Ballmer, de Microsoft y Google, respectivamente, se pronunciaron por una reforma migratoria más "flexible", informó el New York Times en su edición del lunes.

Enviaron a sus ejecutivos al Capitolio, urgiendo a los legisladores más visas para sus trabajadores migrantes temporales y permanentes para llenar los espacios críticos de trabajo de sus compañías.

Agrega el rotativo que el "sistema de puntos", aprobado hace un mes por el Senado, no garantiza sus necesidades de personal altamente calificado de ingenieros, matemáticos y científicos.

Por otra parte, también el NYT, en su edición de hoy, precisa que existe división entre las coaliciones de trabajadoras y trabajadores que luchan por una reforma migratoria, quienes están presionando a los demócratas para votar "en contra del proyecto".

No coinciden con las cláusulas correspondientes a la nueva clase de trabajadores inmigrantes, pero sí coinciden en el camino a la legalización de las y los 12 millones de trabajadores indocumentados.

Algunas agrupaciones están en desacuerdo con aspectos de la reforma que hablan de salarios y beneficios para la clase trabajadora, en tanto otras uniones expresan que se reducirán los salarios, se les quitarán empleos a los estadounidenses y se confrontarán con el trabajo migrante.

Tampoco están en acuerdo con el programa de trabajadores huéspedes, pues serán inmigrantes de segunda clase.

Los desacuerdos son más que las coincidencias. Sin embargo, afirman que se lograrán superar al pasar el proyecto de ley migratoria aprobado por el Senado a la Cámara de Representantes.

El tema esta difícil. La moneda está en el aire.

07/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com