Existe red de trata de bebés indígenas en Quintana Roo

Trata de Personas
   Presenta ONG el caso de Mayeli
Existe red de trata de bebés indígenas en Quintana Roo
Por: Jonathan Pardiñas
CIMAC | México.- 06/07/2007

Le robaron a su bebé, entró a una correccional después de recuperarla y los culpables aún no han sido castigados. Es la historia de Mayeli, una adolescente indígena que no habla español y que dio a luz a su bebé en un hospital de Quintana Roo, donde la doctora que la atendió se la llevó a laborar como trabajadora doméstica y aprovechó para robarle a su pequeño.


Según Teresa Ulloa, directora de la Coalición Regional Contra El Tráfico De Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATW), existe una red de trata de bebés indígenas en la ciudad de Carrillo Puerto, Quintana Roo, lugar donde dio a luz Mayeli.


En entrevista con Cinacnoticias, Ulloa relató el caso documentado de Mayeli y la nula respuesta que han recibido de las autoridades.


LOS HECHOS


Todo empezó cuando Mayeli fue a dar a luz al hospital, donde una tal doctora Patricia, con engaños la llevó a trabajar a su casa. Ahí, la doctora encerró al niño en su cuarto y no dejó que su madre lo viera. Unos días después Mayeli dejó la casa de la doctora, pero sin su hijo, que presuntamente se lo habían llevado a Puebla.


Mayeli consiguió el apoyo de una periodista de Quintana Roo quien la ayudó a levantar la denuncia ante las autoridades, ya que Mayeli no habla español. A raíz de esto, la mujer indígena comenzó a recibir llamadas (grabadas todas) que le decían que le entregarían a su hijo, pero la citaban en lugares alejados y le advertían que fuera sola.


Luego de que Mayeli no hizo caso a sus llamadas, las autoridades del estado le avisaron que su hijo ya había sido recuperado, y le llamaron de la oficina del gobernador del estado para citarla. Ahí madre e hijo se reencontraron, sin recibir explicaciones del por qué fue citada en dicho lugar.


Cuando Mayeli pensó que la pesadilla había terminado, fue llevada a una correccional donde estuvo más de dos meses conviviendo con delincuentes, lugar al que la trasladaron para hacerle la prueba de ADN y saber si el bebé encontrado era suyo.


¿QUÉ SIGUE?


Todavía no se liberan las órdenes de aprehensión. Según la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), la averiguación está bien elaborada, pero la jueza que lleva el caso y el magistrado presidente dicen que el proceso no está fuerte, comenta Teresa Ulloa.


La directora del CATW tiene el temor de que haya tráfico de influencias y que las autoridades estén siendo presionadas, además de que teme que saquen a la doctora del estado, como lo que pasó con Jean Succar Kuri, aseveró.


07/JP/CV