Cristina Fernández será candidata a la presidencia de Argentina

Participación Política de las Mujeres
   Defiende la actividad política de las mujeres
Cristina Fernández será candidata a la presidencia de Argentina
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 09/07/2007

Tras casi un año de titubeo, la primera dama argentina, la senadora Cristina Fernández, será la candidata presidencial del gubernamental Frente Para la Victoria (FV) a las elecciones generales del 28 de octubre, informa el Especial de Prensa Latina Mujeres del Tercer Milenio.


El 19 de julio, en La Plata, se va a materializar la candidatura de Cristina Kirchner a la presidencia de la nación, declaró el pasado 1 de julio el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.


Afirmó que están dadas todas las condiciones para que ella pueda hoy mostrarle al mundo una Argentina con la profundización de sus cambios.


La candidatura será anunciada en un acto popular que se celebrará en esa sureña ciudad, donde nació en el seno de una politizada familia de clase media.


Cristina, de 55 años, figura en casi todos los sondeos como la favorita para alcanzar el sillón de Rivadavia bajo la misma línea de concertación plural que incentiva su esposo, el presidente Néstor Kirchner.


La legisladora se lanza a la carrera presidencial con una intención de voto que fluctúa entre 46 y 48 por ciento, y un 65 de imagen positiva, de acuerdo con las encuestas.


A tales cifras optimistas se suma que la abogada de profesión atesora una relevante historia de militancia política que inició en la Juventud Peronista, durante la década del 70, en La Plata.


En ese periodo también se recibió de licenciada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la universidad local.


Fue electa en 1989 legisladora provincial en la Cámara de Diputados de Santa Cruz y reelecta en 1993. Seis años más tarde dio el salto al Senado Nacional representando a Santa Cruz y en 1997 ingresó a la Cámara de Diputados.


En 2001 resultó otra vez electa senadora, siempre por la misma provincia. Durante las legislativas del 23 de octubre de 2005 fue elegida senadora, pero en esta ocasión por la provincia de Buenos Aires representando al FV, una escisión del gobernante Partido Justicialista (PJ, peronista).


Derrotó por una diferencia de 26 puntos a Hilda González de Duhalde, esposa del ex presidente Eduardo Duhalde. Así se convirtió en la artífice del éxito del oficialismo en esa consulta, que aglutinó cerca del 40 por ciento de los sufragios y sepultó el 22 con los que Kirchner llegó a la presidencia en mayo de 2003.


Tras anunciarse recientemente la candidatura presidencial, las calles de Buenos Aires aparecieron tapizadas con su rostro y el lema: El cambio recién comienza.


DUDAS ACERCA DE SU VICTORIA


Pese a emerger como favorita para ganar las presidenciales, ningún analista asegura su triunfo en una eventual segunda vuelta, pues si la oposición va unida y con un solo candidato, podría complicar su esperada victoria.


Para algunos comentaristas, la parlamentaria constituye la prolongación del gobierno y para otros la versión mejorada.


Su candidatura es vista por estrategas gubernamentales como la llave para la continuidad del proyecto iniciado por Kirchner, quien logró mantener una imagen positiva superior al 50 por ciento en sus cuatro años de gestión.


Fernández mantiene un perfil de activa defensora de los derechos humanos y de la actividad política de las mujeres.


La sociedad necesita que las mujeres ocupen más lugares en los sistemas de decisión y en los sectores empresariales, dijo en una ocasión la primera dama, quien no sale en público sin maquillarse y se manifiesta renuente a conversar con la prensa.


Todos nosotros creemos profundamente en la capacidad transformadora y superadora que le va a dar Cristina a Argentina, aseguró Kirchner, quien tras concluir su mandato, el próximo 10 de diciembre, se dedicará a construir un partido político moderno.


De ganar, pasaría a ocupar un lugar entre las que llegaron al poder teniendo como base el capital político heredado de los esposos.


Sería algo inédito que cambiaría la historia del país, dijo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, quien elogió las sobradas condiciones de Cristina para ser jefa de Estado, concluye el Especial de Prensa Latina Mujeres del Tercer Milenio.


07/GG/CV