Guatemala, baja presencia femenina en la toma de decisiones

Participación Política de las Mujeres
   Ocupan solo 2.7 por ciento de puestos públicos
Guatemala, baja presencia femenina en la toma de decisiones
Por: Redaccion
CIMAC)/Cerigua | Guatemala.- 26/07/2007

Guatemala sigue siendo el país de la región centroamericana con el porcentaje más bajo de representación femenina en el poder local, ya que ellas suman sólo el 2.7 por ciento del total de los puestos, mientras que en Panamá las mujeres ocupan el 12 por ciento.


Según el reportaje "Acceso Limitado", publicado en el suplemento Tribuna de Prensa Libre, en los archivos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) se destaca que cuatro mujeres fueron las primeras en dirigir, en 1954, las municipalidades de Quetzaltenango, San Marcos, Baja Verapaz y Jalapa.


De acuerdo con la información, desde inicios de la era democrática en 1985 hasta nuestros días sólo 22 mujeres han ganado la dirigencia de las municipalidades y para los próximos comicios hay postuladas 2 mil 240, entre candidatas e integrantes de corporaciones municipales.


A decir de Marta Juana López, investigadora social, los bajos niveles de participación política del sexo femenino se deben a una estructura patriarcal del Estado, donde las mujeres tienen menos oportunidades de educación y de superarse.


Para Gustavo Palma, investigador de la Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala, el leve incremento en las candidaturas de mujeres no es un dato que indique una trasformación significativa en términos de los patrones patriarcales que existen y que han perdurado en el país.


Según el analista, el sistema político está fuertemente fincado sobre la perspectiva patriarcal y machista y será un proceso largo transformar las desigualdades de género.


Finalmente, Raquel Zelaya, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), ve positivo el incremento de mujeres en los listados de postulación, ya que esto significa que ellas ya se están involucrando y luchando más por estos espacios que han sido ocupados por hombres.


DIRIGENTE DEL SITRATBI, HISTORIA DE LUCHA


Veinticuatro años como afiliada, dirigente y miembro del Comité Ejecutivo Central, dan cuenta de mi trayectoria, "una historia y una experiencia construidas al fragor de la lucha junto a mis compañeros y compañeras" -dijo a Cerigua Selfa Sandoval, del Sindicato de Trabajadores Bananeros de Izabal (SITRABI).


"Soy ama de casa, madre de familia y sindicalista de corazón; eso es lo que me identifica siempre y me da satisfacción, ya que es el medio por el cual estoy al servicio de mis compañeros y compañeras, para enfrentar los nuevos desafíos de la globalización y el neoliberalismo, afirmó la activista".


Sandoval cuenta actualmente con una propuesta para asumir la dirección de la Coordinadora Latinoamericana de la Mujer de los países productores de banano, lo que representa un nuevo desafío.


Entre sus experiencias, Sandoval destacó la tragedia vivida en 1998, durante el huracán Mitch, cuando estuvo al lado de las y los trabajadores; también participó de forma activa en la huelga de 1993 y fue postulada a la alcaldía, por el partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), en 2003.


Como parte de los logros obtenidos en su lucha sindical, Sandoval aportó en el rescate de la organización sindical y en 1999 colaboró para la reinstalación de unos 800 trabajadores, que habían sido despedidos de forma injustificada.


Selfa Sandoval nació en la comunidad Filo Toltec, Quiriguá, en Los Amates, Izabal; a sus cincuenta años de edad se desempeña como secretaria de Organización en el SITRABI; es miembro de la coordinación de la Federación de Unidad Sindical de Guatemala (CUSG) y de la Coordinadora de la Mujer.


07/ML/GG