Trata de Personas
   Proporciona seguridad y libertad
En Albania, un refugio de esperanza para víctimas de trata
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 01/08/2007 La puerta de metal y el oficial de vigilancia dan seguridad y libertad a mujeres y jóvenes. En el refugio, llamado Vatra, están seguras de los hombres que las explotaban. Están libres para comenzar a reconstruir sus vidas.

Vatra, significa "asilo," y se encuentra en Vlora, Albania, donde se proporciona un refugio para las mujeres y las jóvenes que han sido presas de redes sofisticadas de tratantes de personas, informa Visión Mundial (VM), fundación internacional especializada en temas relacionados con la infancia.

El ser humano que realiza trata con sus congéneres --una forma moderna de esclavitud-- es una graduación criminal de la empresa multibillonaria, tan sólo detrás del tráfico de droga según la estadística global del crimen, señala VM en un boletín,

Tratan a "las mujeres como pelotas de futbol, son golpeadas con el pie hacia adelante y hacia atrás entre los países," ha declarado Vera Lesko, director ejecutivo de Vatra, institución que protege a 19 mujeres y jóvenes víctimas de trata o que están en riesgo de serlo y cuyos servicios buscan la rehabilitación y la reintegración de las mujeres y las jóvenes a través de un equipo de sicólogos calificados.

"En Vatra, observas cómo una víctima puede ser rehabilitada al cambiar su vida", comenta Lesko: "Una vez cruzando la puerta de metal, el ambiente de abrigo se respira acompañado del aroma de geranios rojos y blancos. Los pasos del azulejo conducen al recibidor, donde las paredes bien pintadas y los pisos limpios destellan en la luz natural del sol".

Un trabajador social elogia el trabajo de una joven, "ella es la mejor aquí", informa el comunicado.

"La mujer sonríe de forma reservada. Ella está en el octavo grado y está en Vatra para evitar que fuera víctima de trata como su madre hace 10 años. Papá y mamá se divorciaron y cada uno la abandonó cuando tenía tres meses. Desde entonces, ella vivió con los miembros de una familia que verbalmente y emocionalmente la abusaron".

En Vatra, ahora ella está aprendiendo a vivir sin miedo y está encontrando el espacio para curarse. Ella se sienta en un sofá de la sala donde están otras muchachas leyendo o arreglándose el cabello. Estas jóvenes han visto el peor lado de los hombres. Otro grupo de mujeres está preparando el almuerzo en la cocina, "enseñamos a las jóvenes responsabilidad. Todas se organizan en turnos para cocinar y hacer otras tareas de la casa," dice el trabajador social.

Vatra es también un lugar de relajación y para tener cierta diversión.

"Nos gusta bailar mucho. Tengo gusto de bailar la música tradicional albanesa", platicó Claudia (nombre ficticio). En los nueve meses que ha estado en el asilo, su vida ha mejorado perceptiblemente. "Deseé ir a clases y satisfice ese sueño," dijo.

VM apoyó financieramente a Claudia para que asistiera a un curso de seis meses, del cual se graduó el mes pasado. Cuando ella deje el asilo, Vatra se encargará de colocarla en un trabajo como estilista. También ha encontrado salud en sesiones de terapia con el psicólogo y los trabajadores sociales.

Visión Mundial apoya financieramente al refugio desde que fue establecido en 2001, provee a Vatra de artículos básicos como mantas, ropas y productos personales de la higiene. Y como parte del programa de rehabilitación las mujeres participan en el voluntariado durante un tiempo para que pierdan el miedo de relacionarse nuevamente con la sociedad. Incluso, cuando las mujeres dejan el refugio, VM las apoya para que sean autosuficientes.

Da a una mujer de ropa, juguetes y artículos escolares para su hijo de 5 años que se cambió recientemente y renta un apartamento, lo paga con el dinero que obtiene de su oficio como estilista. "Deseo agradecer a Visión Mundial porque ha sido muy generoso al colaborar con nosotros", señaló Lesko. "Ha proporcionado ayuda moral y financiera a las jóvenes y a las mujeres desempeñando un papel vital en su rehabilitación".

REDES DE TRATANTES

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa estima que 200 mil personas de Europa Oriental son víctimas de trata anualmente, una proporción significativa son niñas y niños.

La trata de personas en Albania ha sido un resultado directo del derrumbamiento de la cortina de hierro en los años 90, cuando las estructuras sociales y del Estado caducaron en un caos. La pobreza y la transición condujeron al debilitamiento de la solidaridad de la familia, teniendo un fuerte impacto negativo en las y los niños.

Una investigación realizada por Vatra indica que la mayoría de mujeres, las jóvenes de entre 13 a 18 años, niñas y niños de comunidades rurales en Albania fueron víctimas de trata.

En muchos casos, el tratante se acercará a la madre o al padre de una muchacha y pedirá su permiso para casarse. "Los padres son inconscientes de la intención verdadera del hombre y conceden, creyendo falsamente que él le ofrece a su hija una vida mejor fuera de su aldea pobre".

Albania es un país considerado por los especialistas como una fuente de mujeres, niñas y niños para ser insertados en la explotación sexual comercial y el trabajo forzado. Llevan a las víctimas de trata a Grecia y a Italia. Muchas de ellas son acaban en Bélgica, Francia, Alemania, los Países Bajos, Noruega y el Reino Unido, según un reporte del 2006 de People Involved, International Programme on the Elimination of Child Labor (IPEC).

Además, cuando son repatriados a Albania, las víctimas son rechazados por la sociedad y pierden toda oportunidad de trabajar. Los tratantes están al corriente de las difíciles situaciones socioeconómicas de las mujeres y les ofrecen salir de la pobreza a través de trabajo en la industria del sexo.

De 123 mujeres y jóvenes que fueron víctimas de trata entrevistadas por Vatra en 2006, 45 por ciento habían sido re-tratadas más de dos veces. También extraen a las mujeres y a los niños a partir de la localización de zonas paupérrimas dentro de Albania.

LA AYUDA

Visión Mundial es una organización civil fundada en 1950 y que actualmente tiene presencia en más de 96 países en tres líneas básicas: Desarrollo transformador; Promoción de la Justicia y; Prevención, emergencia y rehabilitación para responder ante desastres y conflictos en las regiones que así lo requieran.

Comenzó a trabajar en Albania en 1999 en respuesta a la crisis de Kosovo y ha apoyado el desarrollo de la comunidad en Vlora desde 2001. Los programas incluyen la educación, la salud, la seguridad del alimento y el programa de patrocinio que alcaza aproximadamente a 2 mil niñas y niños.

07/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com