Migración
   En Guadalupe Victoria, Oaxaca
Mujeres indígenas ante la migración y el machismo
Por: Alejandra Landón
CIMAC | México, DF.- 01/08/2007 Ser mujer dentro de las comunidades mixtecas de la sierra oaxaqueña, como en Guadalupe Victoria, perteneciente al municipio de San Miguel el Grande, significa participar activamente en la dinámica comunitaria, intervenir directa o indirectamente dentro del fenómeno migratorio y carecer sin embargo de participación política, una situación que está sujeta a marcadas influencias machistas.

Juan de Dios Ortiz Concha explica este panorama en su texto Migración y género en una comunidad Mixteca, incluido en el libro Ilusiones, sacrificios y resultados. El escenario real de las remesas de emigrantes a Estados Unidos.

Las mujeres dentro de esta comunidad participan arduamente dentro de las labores comunitarias, como son los tequios, trabajos obligatorios y no remunerados que se realizan colectivamente para el bien común.

Guadalupe Victoria tiene 727 habitantes, según el censo de 2004 realizado por la Unidad Médica Rural, donde habitan 130 a 145 unidades domésticas, en la cual el 68.9 por ciento de los hogares tiene al menos un migrante en Estados Unidos.

Varias son las causas del fenómeno migratorio en esta comunidad, de acuerdo con investigaciones relativamente recientes, señala Ortiz Concha.

Entre algunas están: el alto grado de minifundismo, sistema de división de la propiedad rural en minifundios; la escasa disponibilidad de tierras agrícolas y/o carencia de tierras; las formas tradicionales de producción; los exiguos medios productivos; deficientes o nulos apoyos institucionales; alta densidad de población; la economía de autoconsumo y subconsumo; raquíticos ingresos monetarios y realización de mayordomías en las fiestas comunitarias.

El texto señala como las mujeres siempre han estado y seguirán estando presentes en el proceso migratorio, pues la mayoría acompañan a su pareja en el viaje o lo hacen de forma independiente. Por otro lado, están las que se quedan en el hogar en espera de las remesas para la aplicación y administración del recurso.

Además de que "la mujer tiene una estrecha vinculación con la tierra, ya que participa en las labores del campo. Conoce el ciclo agrícola y el de la luna y planea las actividades agrícolas y coleccionan las semillas para sembrar y conocen la calidad del maíz".

PARTICIPACIÓN POLÍTICA

En contextos indígenas, la participación política no implica establecer una relación de poder sobre los demás miembros de la comunidad, más bien se concibe como una obligación, desde donde se sirve a las y los otros con base en el principio de mandar obedeciendo. No es un trabajo remunerado, dado su carácter obligatorio, explica Juan de Dios Ortiz.

En Guadalupe Victoria, por ejemplo, imperan los hombres en la toma de decisiones de la asamblea, donde las mujeres juegan el papel de receptoras y esporádicamente participan cuando trastocan sus intereses personales y familiares.

En el artículo Migración y género en una comunidad Mixteca, se expone como luego de un ejercicio con los habitantes, se identificaron diversos factores que inhiben la participación de las mujeres en la política: miedo, chismes, la crítica, timidez y bajo nivel de educación. Por otra parte, los factores positivos que fomentan la participación son: respeto, educación, migración, soltería, buena autoestima, cumplimiento de cargos y vocación de servicio a la comunidad.

En 2004, por primera y posible única vez, una mujer fue electa para servir como agente municipal, que es el cargo máximo que existe en la comunidad. "En la opinión de algunos hombres, ese cabildo fue un fracaso ya que salió a relucir el machismo".

ASPIRACIONES FEMENINAS

En las comunidades indígenas, como Guadalupe Victoria, al igual que en otras localidades de Oaxaca y Chiapas, dice Carmen Granados en Perspectiva de género desde la cosmovisión indígena, algunas aspiraciones que las mujeres indígenas desean son tener una vivienda adecuada, la atención de sus esposos, que les brinden respecto, ternura, amor y paciencia; el reconocimiento de su trabajo en la familia; recursos económicos propios; dejar de temer y ser más libres y quieren lo mejor para sus hijas e hijos.

Las mujeres de Guadalupe Victoria plantearon concretamente que se les debe otorgar respecto a su opinión dentro de las asambleas, piden la creación de fuentes de empleo; la necedad de ser respetadas en su familia; control del consumo de alcohol por sus parejas; erradicación de la violencia doméstica y capacitación para trabajar en grupos constituidos.

07/AL/GG/CV







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com