En México, pocas mujeres participan en política local

Especial - X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe
   Teresa Rodríguez, directora de UNIFEM en la región
En México, pocas mujeres participan en política local
Por: Silvia Núñez Esquer/enviada
CIMAC | La Antigua, Guat..- 02/08/2007

La preocupación básica del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM) es cómo las mujeres pueden ejercer y gozar sus derechos, informó en entrevista para Cimacnoticias Teresa Rodríguez, directora general del organismo para México, Centroamérica y el Caribe español: Cuba y República Dominicana.


Advirtió que en México no todas las mujeres conocen sus derechos, al tiempo que las instituciones públicas, los gobiernos y los estados tampoco conocen los instrumentos internacionales de derechos humanos de las mujeres contenidos en la Convención para la Eliminación de todo Tipo de Discriminación hacia las Mujeres (CEDAW).


Aunque no se puede generalizar, sí se aprecia que quienes deben aplicar las leyes, por ejemplo los jueces, o bien las propias mujeres, a veces no saben cómo en base a estos acuerdos internacionales que México ha firmado y ratificado puedan implementarse en la legislación de los estados.


Falta todavía una armonización de la legislación de los estados de acuerdo a las convenciones internacionales. En el caso de las mujeres, la básica es la CEDAW y la Convención de Belem Do Pará en el tema de violencia contra las mujeres.


Para UNIFEM, las áreas de preocupación son: el tema de la pobreza y cómo las mujeres pueden tener alguna autonomía y salir de la condición de pobreza. Y cómo las políticas públicas identifican a la mujer como un agente activo y no como una víctima.


VIOLENCIA CONTRA DERECHOS


Las áreas de influencia de UNIFEM están determinadas por los problemas específicos que afectan a las mujeres de esta región, en donde otro de los grandes problemas es la violencia, dijo Rodríguez.


Pero la violencia en un contexto violento si pensamos que estamos en Guatemala, si pensamos en Nicaragua, si pensamos en El Salvador y sus guerras internas, pero también hay una violencia en lo que es la exclusión de mujeres indígenas y mujeres afrodescendientes, que es una característica también en esta región, especificó.


Recordó cómo anteriormente se pensaba en violencia de pareja, violencia en familia y cómo hoy día podemos considerar violencia contra la mujer todo lo que impida que ejerza sus derechos: económicos, sociales, culturales y políticos.


Y ahí es donde UNIFEM se interesa por fortalecer las democracias, la gobernabilidad, pero con la participación de las mujeres.


MUJERES Y POLÍTICA


En el caso de México, considera que lo más débil es la participación de las mujeres a nivel local. Hay muchas mujeres en política, hay mujeres parlamentarias, en algunos momentos la legislatura tiene más o menos mujeres, pero a nivel local, a nivel municipal, hay muy pocas presidentas municipales, muy pocas consejeras. Se están creando algunas redes para que haya más participación de las mujeres lo cual es un importante desafío.


También el desarrollo de los institutos de la mujer a nivel estatal o secretarías es algo importante, que poco a poco se está articulando. Estamos colaborando con una red, con centros de documentación para que exista información disponible en los distintos estados y los institutos forman parte de esta red para estar comunicados y disponer de los materiales posibles, agregó.


VIH/SIDA


Otro tema que ocupa a UNIFEM es el VIH/SIDA y cómo hoy las mujeres son las principales afectadas, ya que ha aumentado mundialmente en un 40 por ciento, en las jóvenes especialmente.


Explicó que hay una red internacional de mujeres que viven con VIH, cuya Presidenta latinoamericana se encuentra en Argentina, y tiene su expresión mexicana en una Presidenta que actualmente está coordinando a grupos de mujeres que viven con VIH para fortalecer las demandas de políticas públicas, para que realmente respondan en lo que es prevención y luego en atención.


Acerca de los gobiernos de derecha que han intentado disminuir los recursos destinados para programas de apoyo al avance de las mujeres, estimó que las mexicanas se han organizado bastante en los últimos años para en algunos momentos lograr presupuestos etiquetados, que quizá no sea el ideal porque debería ser presupuesto general, que considere cuál es la situación real de las mujeres y la desventaja en la que se encuentran por ejemplo con la atención del VIH.


No obstante considera que sí hay una mayor sensibilidad de parte de los distintos gobiernos y mayor organización de las propias mujeres.


CONFERENCIA DE CEPAL


Por lo anterior, Teresa Rodríguez visualiza que la Décima Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que se celebrará en Quito, Ecuador, será una oportunidad para discutir previamente en México, al interior de las organizaciones, cuáles son los problemas que aún están sin solución o que todavía no son visibilizados en las políticas públicas, tanto en la política federal como en las políticas estatales.

Apuntó que todavía falta mucha información hacia las propias mujeres de los derechos que tienen. Igualmente, en algunos casos la legislación no tiene el reglamento todavía.


No se conoce a nivel del propio sistema judicial. Por ello es importante difundir las recomendaciones de las expertas de la CEDAW, las que evalúan cómo los países cumplen con la Convención.


Y en el caso de México, éste entregó un informe, las organizaciones de la sociedad civil entregaron el suyo y las expertas hicieron un análisis de dónde estaban los principales problemas. Son medidas que desde los gobiernos, desde las organizaciones no gubernamentales, desde los Institutos de las mujeres podrían implementarse para mejorar la situación.


Finalmente opinó que la violencia es un problema social que requiere la atención de todos, no sólo de los gobiernos sino de los tres poderes del Estado: el legislativo, el ejecutivo y el judicial.


Enfatizó que el legislativo puede apoyar en el seguimiento al cumplimiento de las leyes, en lo que es el accountability o fiscalización de la ejecución de las normas y cuáles son los vacíos.


En ello, las organizaciones de mujeres son indispensables para dar seguimiento, monitoreo y análisis del desempeño en los tribunales, aplicación de políticas públicas, servicios de salud y si los programas llegan a las mujeres o no.


07/SNE/GG