Guatemala: participación política femenina, presencia regateada

Participación Política de las Mujeres
   Hoy, Día internacional de acción para la igualdad de la mujer
Guatemala: participación política femenina, presencia regateada
Por: Redaccion
CIMAC/Cerigua | México DF.- 06/08/2007

Las mujeres en Guatemala constituyen más del 51 por ciento de la población, sin embargo, los lugares que ocupan en las candidaturas no superan el 12 por ciento, lo que las ubica como uno de los sectores más invisibilizados por los partidos políticos.


Históricamente la población femenina ha sido casi ignorada en los puestos de toma decisiones, convirtiendo a Guatemala en uno de los países donde se reportan menos cargos de dirección en manos de mujeres.


Según el documento "Más mujeres, mejor política", elaborado por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), el Sistema de Naciones Unidas en Guatemala (UNFPA) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la democracia requiere de la participación equitativa de toda la población.


La investigación subrayó que tanto hombres como mujeres poseen los derechos de ejercer el voto y ser electos y electas para ocupar cargos públicos de una manera equitativa.


En las elecciones generales de 2007, 16 partidos políticos han inscrito a 29 mil 821 candidaturas para las categorías de presidente, diputaciones por lista nacional, diputaciones distritales y corporaciones municipales, de los cuales el 12.6 por ciento están ocupados por mujeres y el 87.4 por hombres.


Según las estadísticas divulgadas por la investigación "La participación femenina en las candidaturas", de la Organización de Estados Americanos (OEA), existen en el ruedo electoral tres mil 762 candidatas, la mayoría de ellas ocupando casillas donde no cuentan con posibilidades de ganar.


Sólo hay dos mujeres postuladas para el Ejecutivo, Rigoberta Menchú, para la presidencia, por el Partido Encuentro por Guatemala (EG) y Walda Barrios, para la vicepresidencia, la coalición Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca ? Movimiento Amplio de Izquierda (URNG-MAIZ), quienes representan el siete por ciento del total de los binomios.


El documento enfatiza que en el 2003, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) reportó la inscripción de dos mil 251 candidatas de las cuales fueron electas sólo 22, 14 diputadas y 8 al frente de las alcaldías del país.


Representante de la OEA indicaron que la presencia de ciudadanas en las listas presentadas por los comités cívicos electorales no difiere sustancialmente de las de los partidos políticos, ya que el 14.4 por ciento de las candidaturas corresponden a mujeres, lo que equivale a 248 candidatas de un total de un mil 717.


Según el informe Más mujeres, mejor política, actualmente las mujeres representan el 13 por ciento en el ejecutivo, el 29 por ciento en el judicial y el 8 por ciento en el Legislativo.


PARTIDOS Y COMITÉS CÍVICOS PATRIARCALES


A decir de Gabriela Núñez, titular de la Secretaría Presidencial de la Mujer (Seprem), durante años las agrupaciones partidarias han sido patriarcales y excluyentes, a pesar de que las mujeres han demostrado que no sólo tienen derechos sino las capacidades necesarias para ejercer un cargo público.


Según Núñez, aunque muchos partidos políticos indican que más mujeres participan en sus agrupaciones, éstas son utilizadas únicamente para cooptar votos o como imagen de la entidad.


Por su parte, Nadine Gasman, representanta del UNFPA en Guatemala, dijo, durante la presentación de la campaña "Más mujeres, mejor política", que los hombres ya han tenido espacio para gobernar el país, ahora es tiempo de que las guatemaltecas tomen el control.


MÁS MUJERES, MEJOR POLÍTICA


Gasman indicó que se ha demostrado que las mujeres son mejores administradoras de los recursos, situación que sería una de las ventajas a la hora de estar en un cargo de dirección.


Dora Amalia Taracena, de la agrupación Convergencia Cívico Política y Ciudadana de Mujeres, señaló que la población femenina ha representado uno de los sectores más pobres pero con conciencia de sus necesidades y sobre todo con una visión más humana.


Taracena dijo a Cerigua que es tiempo que las instituciones del Estado y el gobierno estén ocupados por mujeres, pues se necesita que exista una verdadera representación femenina.


Para, Marco Antonio Barahona, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), las mujeres tienen miles de cualidades que pueden ser utilizadas a favor de una mejor política, como la paciencia, la sensibilidad, la inteligencia verbal y el que son menos atraídas por la corrupción.


Por su parte, Núñez indicó que la población femenina debe ser considerada como el motor para el desarrollo del país, ya que no se puede progresar sin el aporte de quienes constituyen más de la mitad de la población.


GUATEMALA DEBE INNOVAR


Según Taracena, en Guatemala no se puede obviar la necesidad de cambiar el sistema político patriarcal, ya que en muchos países los estereotipos de género han ido cambiando y hay naciones que ya son dirigidas por mujeres.


La representanta de Convergencia indicó que la participación de las mujeres es una necesidad urgida, puesto que para que exista una verdadera democracia, la presencia femenina es un requisito fundamental.


El estudio de la OEA subraya que en Guatemala la participación femenina parlamentaria se ubica en el 8.9 por ciento, estando por debajo del promedio mundial, que es del 16.6 por ciento, y del continente americano, donde la media es de 20.7 por ciento.


Barahona también indicó que la equidad de género es una exigencia de dignidad y de justicia, ya que sólo así se logrará una sociedad más incluyente y no tan desigual.


CUOTAS DE GÉNERO, SOLUCIÓN INMEDIATA


Taracena, quien también es miembra de la Comisión por la Equidad Política, indicó que en un país con altos índices patriarcales es necesaria la implementación de acciones afirmativas a favor de la plena participación de las mujeres.


Según la lidereza, desde hace 12 años se han promovido diversas reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, donde, entre otras cosas, se pide incluir una cuota de género alterna, una iniciativa que no ha sido bien recibida en el Congreso de la República.


Para la titular de la Seprem, las cuotas para mujeres y hombres en las postulaciones y en los cargos de toma de decisiones se deben implementar durante un plazo que permita cambiar las estructuras de las agrupaciones partidarias y no dejarlo a decisión de estas entidades, de lo contrario el sistema de partidos políticos continuará igual.


Núñez subrayó que en el Consenso de Quito, ratificado recientemente durante la X Conferencia de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe, el Estado se comprometió a establecer medidas y acciones afirmativas para la inclusión de las mujeres en los espacios políticos y económicos.


Según la Secretaria Presidencial de la Mujer, además de legislar a favor de la participación de la población femenina se debe proponer una iniciativa de financiamiento de las candidatas, ya que la falta de fondos para las campañas es uno de los impedimentos para las mujeres.


Taracena y Núñez coincidieron en indicar que este sistema de cuotas ha sido implementado en otros países, ha funcionado y se ha logrado la paridad de género en las estructuras de poder, como en el caso de España, Ecuador y Chile.


Finalmente, Taracena indicó que las agrupaciones de mujeres que se dedican a este tema continuarán trabajando a favor de la plena participación femenina, hasta lograr la igualdad de oportunidades, además de esperar que en las actuales elecciones más mujeres resulten ganadoras y ocupen cargos de importancia.


07/GG