Especial - X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe
   Y que mujeres dejen de actuar como minorías: Soledad Murillo
Para visibilizar la igualdad, se necesita institucionalizarla
Por: Lucía Lagunes Huerta/enviada
CIMAC | Quito, Ecuador.- 07/08/2007 Para construir procesos democráticos y paritarios, es necesario que las mujeres asuman ser la mayoría de la población y dejen de actuar como minorías, asumir que tienen el derecho a la representación y no concesiones a través de las cuotas, aseguró la Secretaria General de Políticas de Igualdad de España, Soledad Murillo.

Al participar en el segundo día de trabajo de la X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y El Caribe, que se realiza en esta ciudad, Soledad Murillo aseguró --desde la experiencia de impulsar desde el movimiento feminista y hoy desde el gobierno políticas de igualdad-- que hablar de la igualdad no es un tema de mujeres, es un derecho democrático que significa universalización de un derecho.

En una disertación, que compartió con la Presidenta del Partido Acción Ciudadana de Costa Rica, Epsy Campbell, ambas políticas coincidieron que desde el espacio del reconocimiento es necesario redefinir y determinar las reglas del juego político para la aplicación de las cuotas.

Murillo aseguró que para visibilizar la igualdad es necesario institucionalizarla, es decir, desarrollar leyes contra la desigualdad, dotarlas de recursos económicos. Hacer valer que una ley no es opinable, ni se discute, una vez aprobada, se aplica.

La Secretaria General de Políticas de Igualdad del Estado Español llamó a las mujeres en general, pero en espacial a aquellas que hoy tienen cargos de decisión, que dirigen las instancia de género, a asumir que más del 52 por ciento de la población, las mujeres, no son una minoría ni un colectivo, son una mayoría que exige un derecho, el derecho a la representación.

Por ello las conminó a no admitir excepciones, es necesario trascender como ciudadanas, asumir que el voto es un derecho a la representación. Por lo tanto es necesario que las mujeres impugnen cuando sus gobiernos de sus países no cumplan con el principio de la representación, porque ellos estarán violando el principio de la democracia al violentar el derecho de las mujeres a la representación.

Porque se estará violando además el Estado de derecho, al violar el derecho constitucional de las naciones. Aquellos gobiernos y partidos que no cumplan con el derecho de representación deben ser impugnados.

No habrá representación de las mujeres si no exigimos el equilibrio en la igualdad de trato, aseguró la también doctora en sociología, es tiempo que los señores demuestren por qué están en el poder, cuáles son sus capacidades y sus habilidades.

URGENCIA DE PACTOS

Como parte de la discusión con las asistentes al panel de participación política y paridad de género en los procesos de adopción de decisiones, tanto la representante del gobierno español, Soledad Murillo, como la dirigenta partidaria de Costa Rica, Epsy Campbell Barr, coincidieron en señalar en la urgencia de establecer pactos entre mujeres.

"Los pactos entre mujeres nos garantizan asumir, defender y conseguir metas", apunto Murillo. En tanto que Campbell llamó a no caer en la trampa de defender el derecho a la representación de las mujeres que asumen la defensa de los derechos humanos de las mujeres, hay que exigir "estar", y una vez en el poder pactar agendas mínimas que nos permitan avanzar.

Los hombres pactan todo el tiempo, durante siglos lo han hecho, los de izquierda, derecha y de todos los colores, por eso siguen en el poder, explicó la también ex candidata a la vicepresidencia de Costa Rica.

Finalmente Murillo llamó a desarrollar en la práctica política de las mujeres la capacidad de combinar agendas, asumir la corresponsabilidad, hacer pactos entre todas las mujeres. Repensar el poder para hacer un pacto entre mujeres.

EXPERIENCIAS

Como parte del debate, la representante de Honduras, diputada Vilma Quezada Martínez, explicó que parte de los logros de las mujeres de su país es tener hoy 31 mujeres propietarias en el Congreso. Hay que recordar que la lucha por la paridad pasa por las leyes de cuotas.

En tanto que Perú, en voz de Rosario Sainto, congresista, informó que la reciente Ley de Igualdad de Oportunidades de su país logró la presencia de 35 mujeres en el Congreso de 120 legisladores.

ALGUNAS CIFRAS

* En 16 años, las mujeres del mundo han duplicado su presencia en los parlamentos, al pasar de 7.5 por ciento en 1990 a 16.4 por ciento en el año 2006.

* En América Latina las mujeres ocupan el 17.3 por ciento de los diputados y 17.5 por ciento de los senadores.

* En Brasil, Guatemala y Paraguay las mujeres en las cámaras bajas no sobrepasa el 10 por ciento del total de legisladores.

* En Argentina y Costa Rica, en las últimas elecciones se rebasó el 35 por ciento.


07/LL/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com