• user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.*,v.weight AS v_weight_unused FROM term_node r INNER JOIN term_data t ON r.tid = t.tid INNER JOIN vocabulary v ON t.vid = v.vid WHERE r.vid = 58314 ORDER BY v.weight, t.weight, t.name in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 640.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.* FROM term_node r INNER JOIN term_data t ON r.tid = t.tid INNER JOIN vocabulary v ON t.vid = v.vid WHERE r.vid = 58314 ORDER BY v.weight, t.weight, t.name LIMIT 0, 1 in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/sites/all/modules/pathauto/pathauto.tokens.inc on line 62.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.tid, t.* FROM term_data t INNER JOIN term_node r ON r.tid = t.tid WHERE t.vid = 4 AND r.vid = 58314 ORDER BY weight in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 621.
  • user warning: Got error 28 from storage engine query: SELECT t.tid, t.* FROM term_data t INNER JOIN term_node r ON r.tid = t.tid WHERE t.vid = 2 AND r.vid = 58314 ORDER BY weight in /var/www/virtual/cimacnoticias.com.mx/htdocs/modules/taxonomy/taxonomy.module on line 621.
Migración
   Al parecer, una murió
Campesinas mexicanas extraviadas en el desierto de Arizona
Por: Redaccion
CIMAC | México DF.- 14/09/2007 Erika Zepeda Caballero y Estela Juárez Martínez, mujeres campesinas de 20 años de edad y originarias de la comunidad de La Preciosita, en el municipio de Tlahuapan, Puebla, se encuentran desaparecidas desde el sábado 1 de septiembre de 2007, fecha en la cual fueron vistas por última vez en el desierto de Arizona, cerca de Tohono O?Odham Nation, Estados Unidos.

Así lo informa Enlace, Comunicación y Capacitación, organización no gubernamental dedicada a la capacitación, orientación y asistencia a grupos vulnerables, por medio de un comunicado dirigido a las organizaciones sociales y civiles de apoyo y defensa de las y los migrantes de México y Estados Unidos.

Las dos mujeres salieron de su comunidad en un grupo de migrantes, con el fin de cruzar la frontera y encontrarse con sus esposos que radican en EUA.

Hasta el momento sólo se cuenta con el testimonio de un hermano menor de Estela que logró regresar a su comunidad el pasado 5 de septiembre, quien afirma que Erika falleció en el desierto y que a Estela la tuvieron que dejar cuando llegó a un estado de inconciencia. No se cuenta con ninguna otra información que dé cuenta de la situación de Estela.

Los hechos fueron comunicados a los Consulados de México en Tucson y Phoenix para demandar su intervención en el caso, y de esta forma se agilice la búsqueda de las mujeres.

Hasta el día de hoy los familiares de Erika y Estela no han tenido noticias por parte de las autoridades correspondientes.

Este hecho --señala Enlace, Comunicación y Capacitación-- expresa la grave situación que viven cientos de mujeres mexicanas y centroamericanas en su intento por cruzar la frontera norte.

Por tanto, la ONG solicita la colaboración de organizaciones de apoyo y defensa de las y los migrantes en México y Estados Unidos que pueden colaborar en su búsqueda.

Los familiares de Erika y Estela han definido plazos en la espera de una respuesta formal de las autoridades competentes. En función de ello solicitarán a las organizaciones civiles y a los organismos de comunicación y derechos humanos nuevos apoyos para iniciar otro tipo de acciones.

Cualquier información o apoyo para la búsqueda y rescate de Erika y Estela, y por todas las mujeres que se ven forzadas a emprender este largo viaje por el desierto y a correr todo tipo riesgos en el cruce de puntos fronterizos, puede dirigirse a los teléfonos a: 52 73 46 48 y 52 73 33 43, en la Ciudad de México o al correo electrónico: enlacecc@prodigy.net.mx

ELLAS

Erika Zepeda Caballero, 20 años, nacida en La Preciosita, Municipio de Tlahuapan, estado de Puebla, está casada con Samuel Contreras Díaz que radica en el estado de Illinois, cerca de Chicago, en Mundelein.

Es madre de dos hijos de cuatro y dos años con los cuales vivía y que encargó a su suegra cuando se fue rumbo a Estados Unidos. Los padres de Erika, Santiago Zepeda Díaz y María Caballero Juárez trabajan por contrato en Carolina del Norte. Erika tiene dos hermanos más jóvenes que radican en Illinois, la misma ciudad donde vive su esposo.

Estela Juárez Martínez 20 años, nacida en La Preciosita, Municipio de Tlahuapan, estado de Puebla, está casada con Erasto Díaz Velásquez, que radica en Illinois, en Mundelein, Chicago. Tiene una hija de 5 años. Sus padres, Rodolfo Juárez Sánchez y Estela Martínez Caballero, radican en la comunidad de la Preciosita.

De acuerdo con el relato de sus familiares, el lunes 27 de agosto Erika y Estela salieron de su comunidad para alcanzar a sus esposos del otro lado de la frontera. Estela iba con su hija de 5 años.

Emprendieron el viaje con un grupo de personas del mismo municipio de Tlahuapan. De la comunidad de La Preciosita iban tres mujeres, un joven de 16 años y una niña de 5 años, así comodos hombres, dos personas de la comunidad de Zaragoza y dos de la comunidad de Coltzingo

Todas las personas eran acompañadas por Mauro Díaz Caballero, originario de la comunidad, quien prometió que los dejaría con su sobrino Gonzalo Corona Díaz en la frontera porque éste los cruzaría.

Del municipio de Tlahuapan viajaron hacia el Distrito Federal y llegaron a la Central del Norte, donde tomaron un camión rumbo a Sonoyta, donde el grupo llegó el miércoles 29 de agosto acompañado por Mauro.

En la frontera, una de las mujeres de La Preciosita decidió que no cruzaría y se regresó a su comunidad.

Los esposos de las dos mujeres desaparecidas explican que se comunicaron con Gonzalo cuando el grupo ya estaba en la frontera, para asegurarse que iban a pasar por la línea, lo que él confirmó.

Pero el jueves 30 de agosto, Mauro Díaz Caballero no dejó a las personas del grupo con Gonzalo, su sobrino, sino con dos coyotes que no conoce y se quedó con la niña de 5 años que debía pasar por línea.

Él explicó al grupo que solo caminarían unas ocho horas.Pero noquisieron, porque el acuerdo era que iba a pasar por la línea. Pero finalmente se dejaron convencer.

Salieron el jueves 30 de agosto a la 1 de la tarde. Caminaron hasta las 3 de la mañana. Al día siguiente, el viernes 31, las personas originarias de la comunidad de Zaragoza decidieron que no caminarían más y se quedaron. La migra los recogió el sábado 1° por la mañana.

El resto del grupo siguió caminando. Erika y Estela estaban muy agotadas y deshidratadas, por lo cual los hombres las cargaron. Pero llegó un momento en el que el resto del grupo estaba también agotado.

Erika ya no estaba conciente y decidieron dejarla. Uno de los que lograron pasar a Estados Unidos explicó por teléfono que ella ya estaba muerta cuando la dejaron. Otro de los que se regresó a la comunidad dice que el "coyote" echó tierra a su cuerpo.

Una hora después Estela se sintió muy mal y no la pudieron cargar más. Ahí la dejaron.

César Juárez Martínez, el hermano de 16 años de Estela, también estaba muy mal. Una de las personas que sí pasaron al otro lado lo encaminó hasta una gasolinera que se veía a lo lejos.

César caminó tres horas más hasta llegar a la carretera. Esperó dos horas hasta que un carro lo recogió. Un mexicano residente de Arizona lo llevó a su casa porque estaba en muy mal estado.

El domingo 2 de septiembre la persona que recogió pidió a César el teléfono de su familia. Éste le dio el teléfono de Gonzalo Corona Díaz, sin decirle que esa persona era quien los tenía que haber cruzado la frontera.

El hombre que recogió a César lo acompañó hasta donde se encontraba Gonzalo, quien se lo llevó y le dio un mapa, en el cual subrayó la zona por donde se supone que Erika y Estela están perdidas.

Gonzalo tenía a la hija de Estela, de 5 años, y dejó a César en una gasolinera donde una persona del Consulado lo pasó a recoger un momento después.

Con las personas del Consulado, César regresó a la zona donde, según el mapa marcado, creían que estaban Erika y su hermana. No encontraron a nadie. Estaba anocheciendo y César no estaba seguro de que ese era el lugar correcto.

Como es menor de edad, el joven fue deportado el lunes 3 de septiembre para el DIF de Nogales, que posteriormente lo envió a su casa, donde llegó el miércoles 5 de septiembre.

La familia de Estela intentó comunicarse con Gonzalo, pidiéndole informes sobre Estela y para que regresara a la niña a México, pero él no contestó. Luego respondió sólo un mensaje diciendo que encontraron a tres personas en el desierto en muy mal estado y que regresaría la niña a México.

El viernes 5 de septiembre, Gonzalo Corona Díaz entregó finalmente la niña a su padre, en Chicago.

Las familias contactaron al Instituto Nacional de Migración y a los consulados de Phoenix y de Tucson, manteniendo comunicación diaria con la esperanza de obtener alguna noticia.
07/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com