Trata de Personas
   Campaña de la OIM y del SACTAP intentan detenerla
Un millón de africanas son víctimas de trata de personas
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Nueva York, EU.- 21/09/2007 "Ella fue traficada a otro país y vendida a la prostitución. Ella, no puede pedir ayuda, pero tú si puedes. Reporta el tráfico humano: 800555-999", se lee y acompaña el texto el rostro de una mujer joven de raza negra, cuya boca está cruzada por dos rayas de color rojo en señal de que no puede hablar.

El anuncio es parte de la campaña de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y del Programa Sudafricano de Lucha contra la Trata (SACTAP por sus siglas en inglés), porque en África se presume que un millón de mujeres al año son enviadas al extranjero al ser víctimas de trata.

La OIM, en su publicación de julio del presente año, Cosechando los frutos de la Migración y Desarrollo, precisa que las mujeres son atraídas con falsas promesas de trabajos bien remunerados y otras oportunidades.

"Muchas víctimas ansiosas aceptan los servicios ofrecidos por los tratantes de personas sin darse cuenta del verdadero tipo de empleo que tendrán o de las condiciones en que trabajarán".

Así sucedió con Lety, indica el reporte titulado Llegó la hora de actuar para frenar la esclavitud de nuestra época.

Para Lety, una joven de más de veinte años de edad oriunda de Gauteng, la oferta fue irresistible. Obligada a abandonar sus estudios debido a las limitaciones financieras de su hogar y luchando por encontrar un trabajo remunerado en Sudáfrica, la llamada de su amiga Ángela parecía una vía de escape.

Efusiva y convincente, Ángela le dijo a Lety que en Irlanda podría terminar sus estudios en menos de un año y lo mejor de todo era que quizás no iba a tener que pagar. Su amiga aseveró que era una tradición en Irlanda que las familias adineradas se ofrecieran a pagar la educación de las personas procedentes de entornos desfavorecidos y que había muchas oportunidades para trabajar a tiempo parcial a fin de ganar dinero extra.

Ángela se encargaría de encontrar una de esas familias para Lety, indica el reporte de la OIM. Y unas semanas más tarde se puso en contacto con Lety. Le dijo que se encontraría con Danny, un nigeriano que vivía en Pretoria, y del cual Ángela afirmó ser su novia. Él se ocuparía de todos los preparativos del viaje.

Pero lo que le esperaba a Lety en Dublín no era educación ni empleo, sino algo "siniestro". La OIM, conjuntamente con el SACTAP, la rescataron junto con otras dos jóvenes que retornaron a su natal Sudáfrica.

El tráfico humano es la tercera fuente de utilidades más grande de las organizaciones criminales transnacionales, solo el trafico de drogas y de armas son más lucrativos.

No solo sucede en África sino en todo el mundo: las mujeres son atraídas con falsas promesas de trabajos remunerados y ya en ello, acorraladas, se ven obligadas a ejercer la prostitución. La OIT indica que las amenazan con matarlas o las agreden.

Investigaciones que realiza la OIM desde el 2002 reportan que en África Meridional y Sudáfrica existe la industria del sexo. Calcula que mil mujeres son enviadas anualmente de Mozambique a Sudáfrica. Contratadas como supuestas camareras, terminan en Johannesburgo o son vendidas en zonas mineras como "esposas" obligadas a servir como empleadas domésticas o esclavas sexuales.

Otras mujeres de Asia sudoriental y Europa Oriental son también enviadas a otros países africanos.

Por otra parte, el reporte dice que solo el 31 por ciento de los sudafricanos considera que la trata de personas es un problema. Y el nueve por ciento cree que el problema existe en sus barrios y comunidades.

Ante la gravedad de este problema, la OIM emprendió esta campaña de concientización y activismo, colocando grandes anuncios para que se denuncie.

07/LPB/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com