Reforma del Estado con perspectiva de género

Participación Política de las Mujeres
   Exigen las legisladoras de todos los partidos
Reforma del Estado con perspectiva de género
Por: María de la Luz Tesoro
CIMAC | México, DF.- 19/10/2007

La incorporación de la perspectiva de género hasta ahora es un discurso dentro de la Reforma del Estado, por lo que en ese marco uno de los imperativos básicos del proceso de la Reforma es el reconocimiento de la desigualdad entre mujeres y hombres, como uno de los ejes de la inequidad social, coincidieron en afirmar legisladoras e integrantes de organizaciones de la sociedad civil.


Asimismo, aseguraron que los líderes de las fracciones parlamentarias tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de la República, son un grupo hermético que no entiende nada de nada, y para el cual hablar de equidad y género atenta contra sus privilegios como hombres.


"Las mujeres no vamos a poder ser escuchadas si no proponemos y debatimos; si nos quedamos esperando que las cosas se den por concesión no vamos a avanzar", denunció la diputada por la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática, Holly Matus Toledo.


En conferencia de prensa realizada en la Cámara de Diputados, legisladoras de las fracciones parlamentarias representadas en ese órgano legislativo, sostuvieron que no hay Reforma del Estado posible si las discusiones y la construcción de acuerdos, no incorporan de manera plena las demandas y necesidades de las mujeres.


La presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Maricela Contreras Julián, externó que "ya no hubo forma de romper la burbuja de negociación de lo que se aprobó en materia electoral a nivel constitucional para mejorar la paridad, pero estamos en el momento de las leyes secundarias y la idea es que las mujeres podamos estar ahí".


Ahora, más allá del asunto de la paridad y la representación política, tiene que ver con un cambio a nivel constitucional que nos lleve a modificar las leyes secundarias, de tal modo que podamos incidir en las estrechas brechas de inequidades que tienen a las mujeres en una condición de marginalidad.


La primer barrera que hay que romper, dijo, es la de la comisión que en la Cámara de Diputados y en el Senado está trabajando para el asunto de la Reforma Política, en la que realmente se puedan considerar las propuestas de las mujeres.


Para ello, "hemos trabajado y hecho patente nuestras posiciones, como ?perredistas-- hemos tenido reuniones de trabajo con el Frente Amplio Político, donde hemos establecido nuestros mínimos, que tienen que ver con el respeto y la profundización del Estado Laico, la participación política de las mujeres, el acceso de la justicia para las mujeres y el acceso a la salud", puntualizó la diputada Maricela Contreras.


A su vez Holly Matus informó que las legisladoras y las organizaciones sociales civiles vamos a tener que trabajar desde dos niveles; uno, desde la sociedad civil, desde la presión desde afuera para poder construir la negociación y los acuerdos; pero también, vamos a tener que trabajar dentro de las mesas, que se han establecido en la Reforma del Estado.


"Desde esas mesas las mujeres diputadas tendremos que generar propuestas específicas, para que en un momento dado puedan ser analizadas y condensadas".


Aludió que la Reforma Electoral ya pasó, pero ahora hay otras mesas que están instaladas, como son la de Justicia, la de garantías sociales, y necesitamos --las mujeres en esas mesas-- presentar propuestas y debatirlas para poder convencer a todos los diputados a fin de que puedan ser aprobadas.


La integrante de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados subrayó que en el tema de las garantías sociales, "estamos impulsando la jerarquía de los derechos humanos en la Constitución, así como de los tratados internacionales para que puedan ser ley suprema y para que puedan, en un momento dado, respetarse".


"Estamos abordando criterios relacionados con la exigibilidad y la justicibilidad por parte del gobierno mexicano respecto a los individuos, estamos trabajando temas relacionados con mujeres indígenas, con la transversalidad de la perspectiva de género en los tres niveles de gobierno, con el Congreso, el Ejecutivo y el Judicial", precisó la diputada perredista.


Holly Matus abundó que también se está trabajando con asuntos relacionados con la alimentación y con propuestas relacionadas con el Estado laico y con los derechos laborales, con perspectiva de género; además de que contamos con propuestas específicas que hemos trabajado, iniciativas de ley, esperamos que dentro de los acuerdos y la negociación tengamos las habilidades políticas para poder posesionar esos temas.


Para presionar y dar a conocer su trabajo, la legisladora chiapaneca adelantó que van hacer una serie de foros, en los que se hable de la perspectiva de género de manera específica en la Reforma del Estado, y así poder sensibilizar y concientizar a la sociedad en su conjunto.


"Eso lo vamos hacer conjuntamente diputadas de distintos partidos políticos y con la sociedad civil, tendremos que generar todo un ambiente político que nos permita ir avanzando en la construcción de los acuerdos", puntualizó.


GARANTÍAS SOCIALES Y BIENESTAR


En entrevista a Cimacnoticias, la integrante de la organización Ipas-México, Elsa Pérez Paredes, consideró que a la Reforma Electoral se le tiene que ver desde una visión --no solamente de paridad-- estructural que impacte en entender que es la participación política de las mujeres en los tres niveles de gobierno y en los diferentes ámbitos, pero también desde la parte presupuestal, en la asignación presupuestal tanto de la participación como la ejecución del gobierno.


Asimismo, expresó que es interesante ver un pacto entre diputadas que se están comprometiendo ante la sociedad civil y el movimiento feminista, pero sin embargo hay mucho por hacer, toda vez que se trata de un proceso complejo, sobre todo si es una aspiración que en un año se pueda abarcar cuatro líneas de trabajo, cuando a penas se está logrando una y con dificultades.


El tema clave de la Reforma del Estado, en lo que coincidimos varias organizaciones, como Católicas por el Derecho a Decidir, es el de las garantías sociales y el bienestar. Ojalá desde el inicio puedan participar todas las organizaciones para aportar qué se necesita para lograr la equidad, enfatizó Elsa Pérez de Ipas-México.


Nuestra principal participación como organización civil --Ipas México-- es estar vigilando y haciendo análisis de los proyectos que salgan, señaló. "Principalmente en temas como salud pública y promoción de los derechos reproductivos de las mujeres".


Explicó que las garantías sociales contemplan todo ese techo de derechos políticos, económicos y culturales, que incluye participación, educación, salarios dignos, acceso a la salud, toda la cuestión social en la que las mujeres son las más marginadas. Aparte de las esferas políticas electoreras, "es ahí donde las mujeres son las más marginadas o solamente las ven desde su ámbito de mujeres madres, todas las demás mujeres no se ven contempladas en estos temas".


En su opinión, a los diputados les falta mucho entendimiento de lo que es realmente la inclusión de perspectiva de género, que no se quede sólo en lo enunciativo y que realmente sea instrumentalizada.


"No hay una cuestión de fondo de compromiso de lo que es la inclusión de la perspectiva de género y este es el resultado, que en la reforma electoral no están consideradas", Elsa Pérez Paredes de IPAS-México, cuyo trabajo desde esta organización es vigilar, monitorear, hacer trabajos de contenidos importantes, que implica investigaciones, análisis, recuperar documentos internacionales desde todas las disciplinas, "entonces nuestros haberes ahí estarán, en cercanía con el legislativo".


07/MLT/ML/CV