Mortalidad Materna
   Declaración en el marco de Mujeres dan Vida Women Deliver
Ministros fortalecerán planes para reducir muerte materna
Por: Soledad Jarquín y Lucía Lagunes/enviadas
CIMAC | Londres.- 19/10/2007 Ministros y delegados de alto nivel de 35 países reconocen que en 20 años no hay una disminución en las tasas de muerte materna a nivel mundial, por lo que ratificarán su compromiso para reducir las causas que la originan

De acuerdo a un documento preliminar de lo que será la Declaración Ministerial dentro de la Conferencia Internacional Las Mujeres Dan Vida (Women Deliver) refrendarán este sábado su compromiso por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y la gestión de recursos para reducir las causas de las elevadas tasas de mortalidad materna.

Los ministros y ministras proponen alentar la participación de la sociedad civil y del sector privado en la tarea de reducir las causas que originan la muerte de más de 500 mil mujeres cada año en el mundo por causas relacionadas a la maternidad.

El documento, cuya copia fue obtenida por Cimacnoticias, apunta que los ministros desarrollarán y fortalecerán los planes nacionales de acción, con los costos estimados plenamente, para acrecentar el desarrollo equitativo y viabilidad de servicios para la madre y la salud del recién nacido.

De igual forma convocarían a la Organización de la Naciones Unidas (ONU) para que efectúe un período extraordinario de sesiones sobre salud materna que "se traduciría en el plan de acción de influencias".

También proponen crear a nivel global un fondo para la salud de la mujer, retomar los compromisos contraídos en la Declaración de París, el Consenso de Monterrey y el Plan de Aplicación de Johannesburgo, así como alentar a las agencias donantes a ampliar su apoyo a los programas de cada país.

Los ministros (de salud y planificación de distintos países, donde solo están cuatro latinoamericanos) al que no asiste oficialmente México, proponen la realización de investigaciones en salud materna y coincidieron en que lograr los ODM dependen en gran medida de mejorar los sistemas de salud.

En la declaración los ministros plantean que la salud de las mujeres es un derecho humano y está indisolublemente vinculado con el desarrollo.

Reconocen la gravedad de la muerte materna y de las discapacidades que derivan de la mala atención, como resultado de la pobreza, la desigualdad de ingresos, el subdesarrollo, la disparidad de género, la falta de educación, los conflictos, la inseguridad alimentaría y otros factores sociales, como el origen étnico.

Invertir en las mujeres --dice el documento-- vale la pena en términos de los beneficios sociales y económicos, por lo que las intervenciones deben ser multisectoriales para maximizar su impacto, como la educación de niñas y mujeres, la potenciación económica y reformas legales para profundizar en las mujeres "su poder de elección sobre la salud reproductiva".

Reiteran su compromiso con los países pobres entre los pobres, con especial énfasis en las zonas rurales.

Los ministros señalan que después de la conferencia de Nairobi, realizada en 1987, "el mundo ha aprendido muchas lecciones, cuya aplicación debe reforzarse".

Reconocieron la contribución que hacen al Fondo de Población de Naciones Unidas para combatir la muerte materna el Reino Unido con 100 millones de libras los cuales serán destinados a programas de planificación familiar y que se traduciría en salvar la vida de mil 600 vidas de madres y 22 mil infantes. Los Países Bajos, donaran 125 millones de libras.

Proponen que se intensifique el compromiso político de cada uno de los países, la rendición de cuentas, la gestión, el mejoramiento de los sistemas de salud y la capacitación del personal de salud en todos los niveles, desde los que trabajan en hospitales hasta la comunidad y "ser sensibles a las variaciones interculturales".

Coinciden también en aplicar estrategias apropiadas y "sensatas", como información accesible, planificación familiar y servicios de salud reproductiva para prevenir embarazos no deseados y el aborto inseguro, que las mujeres puedan acceder a servicios de salud con personal adiestrado para atenderlas antes, durante y después del parto, así como "suficiente" atención obstétrica de emergencia para la madre y la o el recién nacido.

La declaración de ministros se dará a conocer este sábado 20 de octubre cuando concluya la Conferencia Internacional Las Mujeres Dan Vida (Women Deliver).

07/SJ/LL/ML







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com