Migración
   Beneficiaría a 7 millones de migrantes
Reforma migratoria, altamente probable para 2007
Por: Leticia Puente Beresford
CIMAC | Washington, EUA.- 26/12/2006 Es altamente probable que Estados Unidos cuente en el 2007 con una nueva ley migratoria que daría amnistía a por lo menos siete de los 12 millones de trabajadores y trabajadoras indocumentados que viven en este país, pues legisladores republicanos y demócratas realizan arduos esfuerzos por aprobar la medida antes del proceso electoral del 2008.

Los legisladores parecen también negarse a aprobar el financiamiento para la construcción del muro de 700 millas, recién aprobado por el presidente George Bush y que pretendería impedir el paso de trabajadores extranjeros indocumentados a su territorio.

Los trabajos legislativos ya dieron inicio este mes, de tal suerte que en todo el proceso participan los equipos especializados de los senadores Edward M. Kennedy, demócrata de Massachussets, y John Mc Cain, republicano de Arizona, los congresistas Jeff Flake, republicano de Arizona, y Luis V. Gutiérrez, demócrata de Illinois.

De continuar como hasta ahora los trabajos, esperan que a principios del 2007 se introduzcan los cambios requeridos para contar con una reforma migratoria integral. Se espera también que esta pueda ser firmada por Bush antes de que termine su período presidencial.

El senador Kennedy se muestra muy optimista sobre el ambiente que existe entre demócratas y republicanos y espera que los resultados de las negociaciones relacionadas con la migración lleguen a un acuerdo que beneficie a la nación y a los y las trabajadoras indocumentadas.

The New York Times informa hoy en su primera plana de este proceso de la nueva reforma migratoria. Da también a conocer los avances sobre el trabajo legislativo en torno a la legalización. Por el momento, los 12 millones de indocumentados se consideran para la discusión en tres grupos: los que residen aquí desde hace cinco años o más, los de dos años de residencia y los que tienen menos de dos años aquí.

Estiman que son aproximadamente siete millones de personas quienes tienen cinco años o más de vivir en este país, pero tendrían que abandonar el territorio para aspirar a un estatus migratorio legal. De igual manera, quienes tienen menos de dos años debería irse, so riesgo de no tener garantías para formar parte de un programa de trabajadores temporales en un nuevo ingreso al territorio, también bajo un estatus migratorio legal.

Otro problema para las y los trabajadores consiste en demostrar documentalmente los años de residencia en Estados Unidos. Dicen los legisladores que esto podría derivar en un aumento de la documentación falsa.

Otro punto de conflicto podría surgir al momento de la obtención de la ciudadanía, ya que existen opositores a la medida de legalizar a los migrantes y otorgarles la ciudadanía. También algunas uniones de trabajadores o sindicatos están en contra de esta reforma, ya que consideran a las y los migrantes como una competencia laboral que arrebata oportunidades de trabajo a los ciudadanos norteamericanos.

Un factor de gran importancia en el debate serán los alegatos del senador republicano John Mc Cain, fuerte candidato a la presidencia y por mucho tiempo a favor de la reforma migratoria que plantea la no necesaria salida del país para obtener la ciudadanía.

06/LPV/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com