Migración
   Servicio Medicare, el obstáculo
Castiga a bebés de migrantes la política de salud de EU
Por: Leticia Puente Beresford/corresponsal
CIMAC | Washington.- 15/11/2006 La nueva política federal para otorgar servicio médico a los hijos e hijas recién nacidos de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos ya no será aplicada automáticamente durante su primer año de vida, situación que pondrá en peligro su estado de salud en el proceso de crecimiento.

Esta medida en contra de los recién nacidos entró en vigor en julio pasado y algunos estados han empezado a aplicarla poco a poco. Ahora los padres de bajos recursos -en su mayoría indocumentados­ tendrán que documentar con certificado de nacimiento su aplicación para el Medicare, de lo contrario sólo serán atendidos en salas de emergencia hospitalaria.

En el pasado, cuando una mujer recibía cuidado de emergencia bajo el sistema de Medicare para su proceso de parto, el bebé era considerado elegible para recibir el servicio médico por el primer año de vida. Pero eso se terminó.

La obtención del certificado de nacimiento es un proceso que implica semanas en algunas entidades del país, comentan doctores. A eso se suma la renuencia de los inmigrantes indocumentados para acudir a las oficinas estatales del Welfare para la aplicación, pues temen que el contacto con el personal podría acarrearles problemas por su estatus migratorio y ser deportados.

La nueva ley Deficit Reduction Act, firmada por George Bush en febrero pasado, precisa que la solicitud de la documentación obedece a que los legisladores estaban preocupados porque los inmigrantes estaban utilizando el sistema de Medicare sin ser ciudadanos estadounidenses, de manera fraudulenta.

Marilyn Wilson, vocera del Programa de Tennessee del Medicare, dice que el gobierno federal les indicó aplicar la ley por completo. No podrán dar servicio médico a los recién nacidos si no aplican el Medicare, aunque el trámite implique días, semanas o meses.

Cerca de cuatro millones de bebés nacen en Estados Unidos al año, y Medicare paga más del un tercio de los nacimientos. Esto incluye a padres inmigrantes ilegales.

El doctor Jay Berkelhamer, presidente de la Academia de Pediatras afirma que "la nueva normatividad castiga a los bebés, quienes de acuerdo con la Constitución son ciudadanos porque nacieron aquí".

Los recién nacidos, añadió, necesitan el cuidado médico desde el primer momento que nacen. "Algunos americanos posiblemente quieran darles amnistía a los indocumentados y otro los quieran mandar a sus países, pero los niños que nacen aquí no entran en el debate, dijo el doctor Mártir Michaels, pediatra de Dalton.

Por su parte, el periódico New York Times no sólo critica en su editorial esta nueva ley, sino arremete contra ella. Señala que lo burocrático no tiene que ser primero que la salud de los recién nacidos. "Es una medida cruel y paranoica" que afectará a las mujeres indocumentadas que viven en Estados Unidos. No se debe de castigar a los bebés, sentencia el rotativo.

06/LP/GT/GG







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com