Monedero
Para 2013 ¿cuál es la política económica?
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
CIMAC | México, DF.- 24/04/2012 En medio de múltiples promesas de cambio en la política económica de los candidatos con spots de campaña política, que incluso hablan de "diferente", en los primeros días de abril la Secretaría de Hacienda envió al Congreso los "Precriterios de política económica para 2013" con más de lo mismo.

Se trata de la base para formular la política de gasto público y el Presupuesto de Egresos. Este documento plantea un crecimiento de la economía de 3.5 por ciento para este año (Banco Mundial habla de 3.2), y un minúsculo 3.8 por ciento del PIB para 2013; la misma tasa de inflación de los últimos años de 3 puntos (ver gráfica), pese a que en 2011 el crecimiento en los precios de los productos agrícolas fue de 30 por ciento.

(VER GRÁFICA AQUÍ)

De nuevo se proyectan un precio del dólar de 12.80, pese a que ha llegado a alcanzar los 14 pesos; un precio promedio de 87.2 dólares por barril de petróleo, inferior al precio actual; el mismo nivel de producción del petróleo y una disminución en el porcentaje del PIB del balance fiscal.

Según estas proyecciones, el crecimiento económico seguirá descansando en las exportaciones ?léase en la economía estadounidense y su recuperación?, pero considerando la recesión económica de la eurozona.

Significa más libre comercio y libre juego de las fuerzas del mercado con un Estado ausente en lo económico, y mayor estancamiento de la economía. La derecha siempre exigiendo menor intervención del gobierno.

Por donde se le vea no hay un sólo cambio, seguimos en el mal llamado equilibrio macroeconómico, sin bienestar social y sin desarrollo. Es la herencia para el nuevo Presidente y su equipo de gobierno, ya que el Presupuesto de Egresos de la Federación se aprueba en noviembre, antes del cambio de gobierno y de Legislatura.

Si el Congreso acepta sin más estos lineamientos de política económica, todo se habrá vuelto un cuento con las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador, incluso de Enrique Peña Nieto. ¿Dónde quedó lo "diferente" de la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota?

Esta política de gasto público es la responsable de que se rechazaran 110 mil 854 aspirantes a la licenciatura en la UNAM, y sólo se aceptara el 10 por ciento de las solicitudes. Simplemente no alcanza el presupuesto otorgado a la educación superior y se cancela el futuro de miles de jóvenes.

Tampoco es posible continuar con un nivel tan bajo de inversión pública. En esta materia se requiere una inversión pública por encima del 5 por ciento del PIB, a fin de impulsar un amplio programa de infraestructura que genere empleos y detone el desarrollo.

A las mujeres esta política económica les ha representado y les representa mayor desigualdad, más pobreza y violación de sus Derechos Humanos; reciben migajas del gasto público que se destina a las políticas públicas para la igualdad de género.

¡Ya es hora de que el Estado garantice el Derecho Humano al empoderamiento económico y el derecho de las mujeres al acceso a la justicia! Es la demanda en México y la consigna del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem).

Es iluso pensar que un cambio para mejorar no incluya transformaciones profundas de la política económica y del modelo de desarrollo; ya sea la construcción de refinerías, la definición de Pemex versus inversión privada y/o financiamiento del gasto público, o bien, la eliminación de un impuesto como el IETU que conlleva una reforma fiscal.

De ahí la importancia que revisten las preguntas: ¿Cómo piensa realizar esas propuestas, señor candidato o señora candidata? ¿Cuáles serían los efectos inmediatos?

El regreso a un Estado con rectoría económica, regulando los mercados ya está en la mesa internacional del debate; es una alternativa que incluso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aplicó al inicio de la crisis internacional y que mantiene con su Banco Central.

Esta política le valió el mote de "socialista" por el Partido del Té, representante de la ultraderecha, por tanto es muy posible que el hemisferio de derechas del mundo altamente conservador, ése que condenó la nacionalización del petróleo en Argentina, esté más que dispuesto a tomar parte en el proceso electoral de julio próximo y le llame "bolchevique" al candidato que se atreva a tocar sus intereses y claro, al próximo gobierno de México, cuando inicie los cambios del país. ¡Habrá que estar preparadas!
Ya se va Calderón, pero nos quedan 60 mil muertes y sus "Precriterios de política económica para 2013".

ramona_melendez@yahoo.com

Twitter: @ramonaponce

*Economista especializada en temas de género.

12/CP/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com