Mujeres y Salud Mental
Psicología de las diosas internas para el autoconocimiento
Por: Alejandra Buggs Lomelí*
CIMAC | México, DF.- 19/06/2012 La mitología griega es una de las más representativas del sistema patriarcal, ya que exalta a Zeus por encima de todas las cosas, de diosas, dioses y mortales.

Por ello la doctora Jean Shinoda Bolen, autora del libro "Las diosas de cada mujer", la toma de referencia para explicarnos las características de cada diosa y la manera de "adaptarse" a este sistema patriarcal, de la misma forma en que a lo largo de la historia nos hemos "adaptado" todas las mujeres.

Si hacemos un viaje imaginario a la antigua Grecia, podemos ver que en su amplio abanico de deidades estaban ya identificados estos aspectos arquetípicos de la personalidad femenina.

Un arquetipo puede ser una leyenda, un mito, un cuento o un símbolo. A través de los mitos nos reconocemos en muchos de sus contenidos, porque cuando escuchamos un mito se despierta nuestra capacidad para conmovernos, ya que es como una red de varios aspectos del inconsciente colectivo (1).

El concepto de arquetipo fue creado por el analista Carl Gustav Jung y Jean Shinoda Bolen lo retoma a lo largo de toda su propuesta plasmada desde "Las diosas de cada mujer" hasta "Sabia como un árbol", su más reciente libro.

A través del conocimiento de la mitología de las diosas y de sus características podemos identificar aquellos patrones que se parecen a esa o esas diosas y lograr reconocer lo que nos sirve, e intentar cambiar lo que nos obstaculiza, convirtiéndose en una herramienta básica para el autoconocimiento.

Las diosas de la mitología griega son un buen ejemplo de arquetipos, y además pertenecen a esas diosas protagonistas que tuvieron que enfrentarse a obstáculos para lograr un crecimiento personal. ¿No es eso lo que hacemos las mujeres día a día, al vivir en un sistema opresor, patriarcal?

Las diosas vírgenes Artemisa, Atenea y Hestia, se llaman así porque en sus mitologías no necesitaron casarse, ni ser dominadas, seducidas, humilladas o violadas por ningún dios masculino, fueron diosas autosuficientes e independientes.

Representan en las mujeres la necesidad de autonomía y la búsqueda de la satisfacción de sus necesidades, los vínculos afectivos no la apartan de lograr sus objetivos, son mujeres que no nacieron para someterse a los hombres ni para sufrir por ellos.

Además, simbolizan la capacidad natural de las mujeres para plantearse objetivos y alcanzarlos (Artemisa o Diana), para aplicar su intelectualidad y competir con las y los demás, especialmente competir en y con el mundo masculino (Atenea o Minerva), o resolver todo tipo de conflictos y encontrar un centro espiritual (Hestia o Vesta).

Artemisa es el arquetipo de las mujeres que se sienten completas sin la compañía de un hombre, fue hermana de Apolo, reinaba los bosques y campos, inspiró la creación de danzas populares.

Cuando una mujer tiene fuertes características de Artemisa no se rendirá fácilmente, y su cuerpo y mente se mantendrán con vigor incluso en una edad avanzada.

A una mujer con este arquetipo se le sugiere que intente estrechar y acrecentar sus vínculos afectivos, y aprender a volverse vulnerable para entregarse sin tanta dificultad.

Atenea fue la hija predilecta de Zeus, protectora de las artes, encarna la diosa virgen que valora más la compañía masculina y la competencia con ellos. Tiene gran poder de decisión, vence obstáculos, sobresale en el arte de la diplomacia y en su capacidad de establecer alianzas.

Representa el arquetipo de la mujer que busca acercarse a hombres dotados de poder y autoridad, sin depender de ellos, a los cuales les será leal.

Las mujeres que se identifican con este arquetipo se exceden en su independencia, lo que puede condenarlas a vivir una gran soledad interior, por lo que se les sugiere descubrir y valorar los beneficios que ofrece establecer una relación amorosa, a la que tanto huyen y rechazan.

Hestia, diosa del hogar, del fuego interno, patrona de la íntima felicidad. Es el arquetipo de la ama de casa en armonía consigo misma. Cuando está presente este arquetipo en una mujer no confundirá su rumbo ni su vocación porque se siente a gusto como es.

Son mujeres que pueden sentirse atraídas por la vida religiosa y contemplativa, les interesa mostrar lo mejor de sí mismas. Buscan la soledad de su hogar.

Si una mujer presenta este arquetipo se le dificultará abrirse paso cuando sale de su lugar de confort, porque su carácter introvertido es su mayor obstáculo, por tanto se le recomienda que empiece por diversificar su personalidad para lograr adaptarse a otros espacios.

Las diosas vírgenes desde un enfoque psicológico son esa parte de la mujer, como dice Bolen, "que no ha sido tallada por las expectativas sociales, culturales ni colectivas determinadas por los hombres", como en el caso de las diosas vulnerables de las que hablaré en mi próximo artículo.

(1) Inconsciente colectivo es un concepto desarrollado por el psiquiatra suizo Carl Gustav Jung, y es un lenguaje común a los seres humanos de todos los tiempos y lugares del mundo, constituido por símbolos primitivos con los que se expresa un contenido de la psique que está más allá de la razón.

www.saludmentalygenero.com.mx

*Directora del Centro de Salud Mental y Género, psicóloga clínica, psicoterapeuta humanista existencial y especialista en Estudios de Género.



12/AB/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com