Ex gobernadoras impulsan presencia femenina en política

NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Libro recopila sus experiencias como mandatarias locales
Ex gobernadoras impulsan presencia femenina en política
Especial | Retomada del sitio diariovialibre.com.mx
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | México, DF.- 13/11/2012

Rosario Robles, Dulce María Sauri, Beatriz Paredes, Amalia García e Ivonne Ortega, son cinco mujeres que pese a críticas y cuestionamientos se atrevieron a ser gobernadoras aun cuando este cargo implicaba una seria carga de responsabilidades. 
 
Con el objetivo de conocer cómo encabezaron una administración estatal, los retos, las dificultades y las gratas experiencias, la promotora cultural y escritora experta en género y política, Maru López Brun, escribió “Una mirada de mujer frente al 2012”.

Las voces y experiencias de las cinco ex mandatarias locales se reseñan en este libro –de editorial Norma– en el que ellas revelan pasajes de su carrera política, los obstáculos sorteados en sus cargos, y las preocupaciones que las aquejan ante los nuevos escenarios del poder.  
 
En la obra se revela que, salvo Ivonne Ortega (ex gobernadora de Yucatán), las cuatro mujeres políticas se asumen como “feministas de izquierda” que gracias a su trabajo lograron ser reconocidas como líderes en una escena política dominada por los hombres.
 
En diciembre próximo López Brun concluirá la gira que emprendió a principio de este año para promover su libro por todo el país. Como parte de estas presentaciones, la autora estará hoy en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
 
La idea de estas entrevistas, dijo Maru López a Cimacnoticias, surgió durante las recientes precampañas y la campaña presidencial cuando las preguntas que flotaban en la opinión pública eran “¿Qué nos depara el país? ¿Cuál es la importancia de las elecciones? ¿Cuáles son las propuestas?”, interrogantes que fueron respondidas por los varones.
 
“Entonces me pareció que era importante hacerlas hablar (a las mujeres ex gobernadoras), y eso fue lo que hice, hacerlas hablar sobre su experiencia y la pertinencia de que ellas participaran en política. Me pareció que estas eran voces muy calificadas”, sostuvo López Brun.
 
VIVENCIAS
 
Aunque pareciera que las primeras cinco mujeres gobernadoras –sin contar a Griselda Álvarez, la primera mandataria de Colima en 1979– tienen como común denominador las dificultades para acceder al poder, la autora advirtió que no es así.
 
Explicó que por ejemplo a Beatriz Paredes, ex gobernadora de Tlaxcala, no le costó tanto trabajo, incluso la priista se considera una mujer con suerte; o bien el caso de Rosario Robles, quien llegó a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal a propuesta del entonces gobernante de la capital, Cuauhtémoc Cárdenas, y quien dejó el cargo para competir por la Presidencia de la República.
 
En “Una mirada de mujer frente al 2012” las políticas relatan momentos cumbre de sus carreras políticas. Para la ex perredista Rosario Robles fue cuando rindió su Primer Informe de Gobierno y reveló ante la clase política que estaba construyendo un proyecto propio con resultados favorables.
 
Una de las experiencias más importantes para Dulce María Sauri fue cuando renunció a la gubernatura para no ser “cómplice” del acuerdo con el que se quería imponer al alcalde de Mérida, capital de Yucatán, entidad que gobernó.
 
En el caso de la perredista Amalia García uno de los episodios más difíciles que vivió fue enfrentar las acusaciones por supuestos malos manejos presupuestales en Zacatecas, además del secuestro que padeció y del cual poca gente se enteró.
 
Dos de los pasajes más importantes para Beatriz Paredes fue cuando su partido perdió las elecciones del año 2000, y cuando al ser diputada federal se enfrentó a un Congreso plural que la eligió como presidenta de la Mesa Directiva pese al encono entre las fuerzas políticas.
 
Para la también priista Ivonne Ortega la tarea más complicada fue ver la campaña de desprestigio en su contra cuando al salir de un evento vio las calles tapizadas de insultos, pero continúo su carrera política tras recibir el apoyo y la solidaridad de las mujeres que confiaron en ella.
 
“MIRADA DIFERENTE”
 
Con estas experiencias, todas distintas, López Brun afirmó que “las mujeres cuando están al frente del poder tienen una mirada diferente en el sentido de que incorporan acciones a favor de las mujeres”, bandera que todas han enarbolado en algún momento de su trayectoria política.
 
A la pregunta de por qué cuatro mujeres de partidos e ideologías distintas se definen como “feministas de izquierda”, la experta respondió que quizás se deba a que ellas se formaron dentro de un movimiento feminista del que fueron parte.  
 
De acuerdo con la también integrante de la Red Mujeres en Plural, agrupación que impulsa la participación política femenina, este libro hace énfasis en que sólo seis mexicanas han sido gobernadoras desde 1979, por lo que –lamentó– aún falta mucho para lograr la igualdad de género en los escenarios del poder.
 
Maru López Brun agregó que la falta de participación política femenina se debe a que las mujeres no se atreven, hay una barrera que las limita y aunque los partidos digan una cosa en la teoría, en la práctica ponen obstáculos que en ocasiones ellas permiten. 
 
Dijo que es preocupante que actualmente no haya una sola gobernadora, más aún cuando es imprescindible verlas en estos cargos como un hecho común. Necesitamos tener a muchas mujeres ahí, sentenció convencida de que ellas inciden en las políticas enfocadas al desarrollo de las mexicanas.
 
“Para que se vuelva común tenemos que hacer un cambio de cultura, para cambiar la cultura necesitamos ser muchas”, por ello insistió que hoy más que nunca se debe reconocer a las mujeres que se atrevieron a participar, y dar a conocer sus testimonios para animar a otras a que sigan el mismo camino. 
 
12/AGM/RMB