Albergue San José reinicia actividades como comedor

NACIONAL
Migración
   Más seguridad en Huehuetoca para evitar ataques a migrantes
Albergue San José reinicia actividades como comedor
CIMACFoto | César Martínez López
Por: Claudia Ocaranza Abascal
Cimacnoticias | México, DF.- 28/01/2013

El comedor San José de Huehuetoca en el Estado de México reabrió hoy sus puertas para recibir y ayudar a las y los migrantes centroamericanos en su camino hacia Estados Unidos.
 
La seguridad de la población migrante, así como de las y los voluntarios será prioridad en esta nueva etapa de lo que fue anteriormente el albergue Hermano Migrante San José.
 
Por ahora el espacio se mantendrá sólo como comedor, aunque no se descarta que más adelante se reabran las puertas como albergue, explicó Martha Sánchez Soler, coordinadora del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM).
 
A manera de prueba, el comedor San José ya lleva una semana en funciones y ha recibido a 50 migrantes, 10 por ciento mujeres.
 
Las medidas e instalaciones de seguridad reforzadas, incluyen rondines de la Policía Federal y una patrulla estatal permanente afuera de la nueva casa de las y los migrantes, aunque la semana pasada no se les había visto en los alrededores, dijo la activista.
 
La nueva casa ubicada en el Barrio de San Bartolo cuenta con rejas altas y próximamente con cámaras de seguridad para evitar que grupos de criminales se asienten en las afueras o irrumpan en el comedor.
 
El albergue Hermano Migrante San José, que inició sus labores en agosto de 2012, tuvo que cerrar sus instalaciones el 4 de noviembre del año pasado luego de que delincuentes ingresaron al lugar para agredir y extorsionar a las personas migrantes que ahí descansaban.
 
El albergue recibía diariamente hasta 300 migrantes, de los cuales entre 10 y 20 por ciento eran mujeres.
 
NUEVA ETAPA
 
La coordinadora del MMM precisó que el comedor permanecerá cerrado a partir de las 5 de la tarde para abrir por la mañana y recibir a las y los migrantes que estén de paso, quienes tendrán acceso a servicio médico, áreas de limpieza, cuartos de descanso, salas de recreación, acompañamiento para denunciar extorsiones y alimento, detalló.
 
Ahora también los protocolos de seguridad se reforzaron de modo que se revisa hasta dos veces (en el primer y segundo) a las y los migrantes que deseen acceder al comedor.
 
Igualmente, para evitar el ingreso de armas e infiltración de agresores no se permitirá la entrada con mochilas, las cuales se guardarán en anaqueles. Estas acciones forman parte de los protocolos compartidos entre albergues, aclaró Martha Sánchez.
 
Abundó que el comedor seguirá con el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para denunciar extorsiones y violencia de grupos criminales o de “polleros” (traficantes de personas) contra las y los migrantes centroamericanos que llegan a Huehuetoca.   
 
13/COA/RMB