NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   En ellos se descalifica más a las mujeres: IFE
Municipios: espacios de intolerancia a la participación femenina
Por: la Redacción
Cimacnoticias | México, DF.- 26/03/2013 En los ayuntamientos se concentran en mayor medida la desaprobación y las críticas de los varones hacia la mujeres que ocupan cargos municipales, según una  investigación del Instituto Federal Electoral (IFE).
 
En el estudio “El poder deshabitado. Mujeres en los ayuntamientos de México: 1994-2001” –publicado en 2003–, se indica que en los municipios donde las mujeres van ganando terreno en puestos de poder, es donde ellas enfrentan la mayor desaprobación y las rivalidades de sus pares varones.
 
En más de 700 cuestionarios aplicados en municipios de todo el país, el IFE recogió opiniones de funcionarias y funcionarios municipales para identificar las dificultades que enfrentan las mujeres al incursionar en la política de sus comunidades.
 
De los 2 mil 443 municipios en 2001, sólo 95 estaban encabezados por mujeres, es decir, había poco menos de 4 por ciento de alcaldesas, lo que indica que la política municipal es más selectiva con las mujeres que con los hombres.
 
De acuerdo con el sondeo del IFE, en los ayuntamientos donde hay tres mujeres por cada 10 miembros, las funcionarias parecen más entusiastas políticamente, más perceptivas del cambio, menos frustradas y más enfrentadas a situaciones interpersonales adversas.
 
Según el análisis, esto se debe a que estos municipios están en tránsito de una situación de minoría de las mujeres hacia una de equilibrio de fuerzas entre los sexos.
 
Este cambio –que significa una transición hacia una mayor presencia femenina– también genera más resistencia de los hombres ante la participación de las mujeres y, en consecuencia, ellas deben desarrollar estrategias de defensa.
 
En tanto, los ayuntamientos donde las mujeres son una minoría subordinada, ellas no reúnen la suficiente capacidad para enfrentar a sus pares varones.
 
Lo anterior deriva en una sensación de impotencia individual para intervenir en los asuntos municipales, el desánimo y el que las mujeres señalen que sus problemas sólo se deben a “la falta de recursos”.
 
En cambio, en los municipios con mayor presencia femenina la insatisfacción puede estar más relacionada con la incapacidad de solucionar los problemas municipales, no por la condición marginal debida al sexo, sino por una falta efectiva de recursos.
 
El estudio del IFE indica que las actitudes de los funcionarios municipales hacia la participación femenina van desde la aceptación, hasta la descalificación porque “son inferiores”.
 
Así por ejemplo, donde hay una o dos mujeres por cada 10 miembros del ayuntamiento los varones afirman que la presencia femenina “no es una amenaza inminente para la dominación masculina”.
 
Pero en los ayuntamientos donde hay tres mujeres por cada 10 miembros los funcionarios muestran actitudes “conservadoras y reaccionarias”. Por ejemplo, afirman que las mujeres son “peores para gobernar”, lo que demuestra que ellos no quieren aceptar su participación.
 
La investigación destaca que cada vez que las mujeres enfrentan mayores problemas en su gestión municipal se vuelven “más combativas”, pues pese a los problemas declaran estar satisfechas y dispuestas a volver a presentarse como candidatas.
 
13/AGM/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com