INTERNACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Apenas ocupan 20 por ciento de curules en congresos
Aún escasa la participación política femenina en AL
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Martha Andrés *
Cimacnoticias/PL | La Habana.- 03/09/2013 Aunque son significativos los logros de las latinoamericanas a favor de sus derechos, mujeres de izquierda del continente consideran que la participación política femenina aún es escasa.
 
Ése es el criterio de integrantes del Mecanismo de Mujeres de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal) y de grupos miembros del Foro de Sao Paulo, que se dieron cita el pasado 20 de agosto en Tegucigalpa, la capital de Honduras.
 
Delegadas de diferentes países de la región tomaron parte en el Segundo Encuentro Internacional de Mujeres de Izquierda y Progresistas denominado “Avances en la participación política de las mujeres en América Latina”.
 
Es cierto, se ha progresado en algunos casos, pero el avance significativo no es el que nosotros esperábamos, pese a que se han suscrito acuerdos internacionales para establecer cuotas de participación política, expresó en el evento la ex senadora colombiana Piedad Córdoba.
 
De acuerdo con la activista y defensora de los Derechos Humanos, todavía falta mucho por hacer para aumentar la participación política de las mujeres en América Latina (AL).
 
Si bien ellas representan más del 50 por ciento de la población regional, están muy lejos de alcanzar esta cuota de representación política en los puestos de elección popular.
 
Como resultado de los comicios legislativos celebrados en 2009, un 20 por ciento de los asientos en las cámaras bajas o congresos unicamerales de la región fueron ocupados por mujeres, lo que representa una evolución si se compara con el 10.8 por ciento alcanzado en 1997.
 
La situación cambia progresivamente, aunque de forma lenta, porque continúan existiendo los obstáculos que caracterizan un ámbito tan predominantemente masculino, observaron las asistentes a la reunión.
 
Durante el encuentro, las participantes señalaron que las mujeres aún no alcanzan la presencia necesaria para negociar y hacer efectivas determinadas condiciones y cambios en la cultura y las normas institucionales dentro de sus congresos.
 
Los partidos y las organizaciones civiles juegan un papel importante en ese sentido, señaló Córdoba en el evento, auspiciado por el Partido Libertad y Refundación (Libre) de Honduras.
 
La democracia sin las mujeres no es democracia, manifestó la ex senadora colombiana, tras señalar que la participación ya no se puede resumir sólo a la movilización, a organizar la fiesta, a poner la mesa, debe ser consciente y política.
 
Ese criterio fue respaldado por Xiomara Castro de Zelaya, la candidata presidencial por Libre a las elecciones generales hondureñas del próximo 24 de noviembre, para quien la democracia es ineficaz si no sirve para aportar libertad, igualdad y seguridad humana.
 
Las mujeres demandamos una genuina forma de expresión y de participación política, expresó la única mujer entre los ocho aspirantes a la Presidencia de Honduras, una nación que enfrenta una severa crisis económica, fiscal y de seguridad.
 
En tanto, la dominicana Quisquella Lora, integrante de la Copppal, afirmó que en AL se ha avanzado en aumentar la participación política de las mujeres, pero falta mucho por hacer, porque todavía es muy desigual la presencia femenina en los puestos fundamentales.
 
Según Lora, la educación es la clave para visualizar a las mujeres y resulta importante que la sociedad las conciba como presidentas, por lo cual instó a los hondureños a que elijan a Xiomara Castro de Zelaya en los comicios generales.
 
LENTO AVANCE
 
El tema de la participación política femenina comenzó a ganar relevancia a través de la ratificación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (1979) y la firma de la Plataforma de Acción de Beijing (1995).
 
Cinco años después, la ONU estableció la promoción de la igualdad entre los géneros y el acceso de mujeres a la toma de decisiones públicas como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
 
Para la investigadora mexicana Anna Fernández Poncela, las transformaciones culturales, la redemocratización de AL, las políticas de cuotas y los mayores niveles educativos alcanzados por las mujeres han fortalecido su presencia política.
 
Sin embargo, apuntó en su artículo “Las mujeres en la política latinoamericana”, persisten viejos obstáculos, desde los estereotipos sexistas hasta las dificultades económicas, que es necesario superar.
 
Cuando el mundo se encuentra inmerso en una crisis económica que ha destruido millones de empleos y empeorado las disparidades de género en ámbitos como el laboral, en AL la participación femenina en el mercado de trabajo sigue creciendo con fuerza, según organismos internacionales.
 
En ese contexto, las mujeres también han aumentado su presencia en la política, pero ese incremento aún depende de las cuotas, responsables de que el número de parlamentarias en el mundo haya aumentado casi uno por ciento en 2012 con respecto a 2011.
 
Las delegadas resaltaron la necesidad de que el empoderamiento de las mujeres sea una realidad cada vez mayor, sobre todo en un escenario como el hondureño, por lo que apoyaron la candidatura de Castro de Zelaya a los comicios generales.
 
Para la aspirante a la Presidencia, sólo el socialismo democrático es la salida, la solución y el camino para una Honduras justa y –según dijo– eso comienza con el desmantelamiento inmediato de los grupos paramilitares que operan en el país y que se dedican al crimen.
 
Las mujeres son parte fundamental de este proceso, y tienen la responsabilidad de construir y mantener el carácter pacífico de esta revolución que apenas hemos comenzado, expresó la candidata, que según los últimos sondeos encabeza las intenciones de voto con un modesto 19.8 por ciento de preferencias.
 
En ese sentido, Córdoba destacó el significado de realizar el encuentro en “un lugar y fecha que no es casual sino producto de una decisión política, porque entendemos el significado de lo que atraviesa Honduras respecto al desafío de construcción política de esta otra América Latina posible y necesaria.”
 
Hoy en Honduras se está jugando la suerte de AL y de un proceso de transformación que comenzó con el presidente Hugo Chávez (1954-2013). Como internacionalistas nos debemos a todos los países del mundo, donde sea necesario construir nuevos escenarios de participación política, manifestó.
 
La coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, Bertha Cáceres, recordó que la refundación no se hace por decreto, sino en las calles, en las organizaciones, en los territorios, con una profunda revolución cultural y un verdadero proceso antipatriarcal necesario para transformar al país.
 
Las mujeres somos rebeldes y no podemos permitir que se criminalicen nuestras luchas y protestas sociales, tratando de deslegitimar este proceso emancipatorio que estamos llevando adelante en los territorios y organizaciones, concluyó la dirigente indígena.
 
*Periodista de la redacción Centroamérica y Caribe de Prensa Latina.
 
13/MA/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com