MONEDERO
POBLACIÓN Y DESARROLLO
   MONEDERO
Gasto público para la igualdad
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Carmen R. Ponce Meléndez*
Cimacnoticias | México, DF.- 11/09/2013 Con una previsión de 21 mil 522.5 millones de pesos para la igualdad entre mujeres y hombres se presenta en el Congreso de la Unión el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2014.
 
Respecto a 2013 significa un crecimiento de 17.2 por ciento; son 108 líneas programáticas con la responsabilidad de 25 instituciones del sector público federal.
 
En los últimos seis años estos recursos han tenido un incremento promedio de 22.6 por ciento y representan los programas que directamente benefician a las mujeres en su autonomía económica, construyendo ciudadanía, así como en su salud y su cuerpo.
 
Con relación al presupuesto destinado a seguridad (Marina, Defensa y Procuraduría General de la República) representa únicamente el 20.1 por ciento, lo que da una idea de lo reducido que son estos recursos destinados a la igualdad.
 
Se proyectan 13 mil 246.5 millones de pesos para las estancias de desarrollo infantil (guarderías), un incremento de 6.2 por ciento respecto a 2013. Comprende los presupuestos para este renglón del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Salud y Desarrollo Social; en esta última institución los servicios no son gratuitos, las madres trabajadoras aportan una cuota, y cubre a todas las trabajadoras que no cuentan con seguridad social, el 60 por ciento.
 
Estos recursos son insuficientes, ya que ocho de cada 10 trabajadoras con responsabilidades familiares carecen de este servicio. Es necesario que los servicios de guardería crezcan en un 100 por ciento, destinando mayor presupuesto a este rubro.
 
Tres son los renglones que absorben más de la mitad de este presupuesto: Desarrollo Social, Secretaría de Salud y Educación. Los incrementos más importantes están en: Energía con nueve programas nuevos; Educación, cuya previsión crece 2.7 veces; 8 de cada 10 pesos corresponden al programa de Becas.
 
Sin embargo es justamente en educación donde desaparecen cuatro programas, entre ellos el de educación básica de madres jóvenes y jóvenes embarazadas, así como el de educación básica para niñas y niños de familias jornaleras agrícolas migrantes.
 
Ambos son de vital importancia por la problemática que prevalece con el desmesurado crecimiento de los embarazos en adolescentes y la necesidad de que las jóvenes madres no interrumpan su educación.
 
En lo concerniente a las niñas y niños de familias jornaleras es innegable que se está dejando de atender una población en condiciones de pobreza y alta vulnerabilidad, que presentan un importante rezago educativo.
 
Para Desarrollo Social se presupuestó para 2014 un aumento en sus recursos del 20.8 por ciento, con un programa nuevo: generación y articulación de políticas públicas integrales de juventud, ya que el instituto que atiende a este segmento de la población pasó a formar parte de esta dependencia.
 
El Seguro de Vida para Jefas de Familia presenta una asignación de mil 15.2 millones de pesos, 2.5 veces más que lo autorizado en 2013. Este programa absorbe 17.1 por ciento de los recursos de la institución y forma parte de la Seguridad Social Universal planteada por la actual administración.
 
Destaca que en Gobernación se presenta una caída de 17.4  por ciento con relación a 2013, con afectación importante al programa de promover la protección de los Derechos Humanos y prevenir la discriminación, cuya previsión de recursos es la mitad de los que tenía en 2013.
 
Por ejemplo, desaparece el programa de fomento de la cultura de la participación ciudadana en prevención del delito en el marco de la Equidad y Género (cumplimiento de la LGAMVLV).
 
En contraparte se adicionan dos programas: servicios migratorios en fronteras, puertos y aeropuertos, e impartición de justicia laboral para trabajadoras del Estado.
 
Las acciones encaminadas a promover la atención y prevención de la violencia contra las mujeres pasa de 121.6 a 124.4 millones de pesos, un minúsculo crecimiento de 2.3 por ciento. Por lo visto el Estado sigue con su política de avestruz en materia de violencia contra las mujeres.
 
Algo similar sucede con el programa destinado a la reducción de la mortalidad, un grave problema de elemental justicia social. Su presupuesto para 2014 es de 520 millones de pesos, 20 millones más a lo autorizado en 2013, un crecimiento de tan sólo 4 por ciento.
 
Si bien es cierto que el problema de mortalidad materna es multifactorial y se resuelve en gran medida con los determinantes de la salud como la pobreza, el acceso a servicios de salud con calidad es esencial.   
 
Las acciones de vivienda son esenciales en la construcción de la autonomía económica de las mujeres, presentan un presupuesto de 3 mil 169.5 millones de pesos, una reducción de 20.2 por ciento en relación a lo autorizado para este importante renglón en 2013. Esta reducción corresponde básicamente al programa de esquema de financiamiento y subsidio federal para la vivienda, significa  menos crédito para la vivienda.
 
En resumen, mediante estas asignaciones de gasto público no se están atendiendo adecuadamente los principales problemas que afectan a las mujeres del país: pobreza y violencia.
 
Twitter: @ramonaponce
 
*Economista especializada en temas de género.
 
13/CRPM/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com