NACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Votar, ser electa y decidir constituyen Derechos Humanos
Exigir paridad en política no es exceso, sino derecho: Carmen Alanís
Por: Anaiz Zamora Márquez
Cimacnoticias | México, DF.- 14/10/2013 Negar derechos políticos a las mujeres es limitar y agredir sus Derechos Humanos, por lo que exigir paridad no es un exceso, sino la restitución de sus derechos, afirmó María del Carmen Alanís Figueroa, magistrada de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.  
 
Durante  su conferencia “Panorama de los Derechos políticos de las mujeres”, la magistrada sostuvo que existe aún resistencia para reconocer que  votar, ser electa y formar parte de la toma de decisiones son derechos fundamentales de la población femenina, por lo que su limitación “no es un asunto menor”.
 
Presente en el Coloquio internacional para conmemorar el 60 aniversario del Sufragio Femenino -organizado por el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal e inaugurado con la ausencia del jefe capitalino Miguel Ángel Mancera-, Alanis detalló la condición política de las mujeres. 
 
Pese a que las mujeres han conquistado varios espacios y han logrado incluso que sus demandas se vean materializadas en normas y leyes --como la reforma al Artículo 34 constitucional del 17 de octubre de 1953 para darles ciudadanía sin restricciones-- aún su participación política continúa siendo limitada, dijo.
 
El derecho a votar aún no es ejercido plenamente por las mexicanas, porque muchas no deciden sobre su voto, aunque representan más del 51 por ciento de la lista nominal, alrededor de 42 millones de mujeres. 
 
La última encuesta sobre discriminación reveló que el 18 por ciento de las votantes debe avisar a su pareja o padre por quién va a votar y el 8 por ciento debe pedir permiso sobre quién va a votar. 
 
A nivel mundial -expuso- sólo existen 14 jefas de Estado, dentro de los congresos las mujeres sólo representan el 20.9 por ciento de los puestos y sólo hay 27 por ciento de mujeres juzgadoras en el mundo.
 
Es decir, esta población representa un cuarto de los congresos, lo que constituye un estancamiento, pues si está reconocido que las mujeres “somos la mitad de la ciudadanía”,  “deberíamos estar representadas a la mitad”. 
 
CUOTAS DE GÉNERO

Las mujeres enfrentan asimismo severos impedimentos para llegar a un puesto de representación, dijo la magistrada Alanís, y  hasta ahora las llamadas cuotas de género son los instrumentos más eficaces para impulsar el acceso de la población femenina a ser representantes.
 
Recordó que antes de las cuotas, costó a las mujeres poco más de 30 años de lucha para que llegaran a representar 11 por ciento de los congresos. Y a raíz de que se aprobaron las cuotas, se logró un incremento del 10 por ciento, por lo que representan actualmente 21 por ciento.
 
Las cuotas, finalizó la magistrada Alanís, en un principio deben ser obligatorias, para que una vez que se hagan visibles los liderazgos de las mujeres, la sociedad reconozca “la importancia de que sean legisladoras”.

13/AZM/GGQ







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com