LA VOZ DE LA COALICIÓN
SALUD
   LA VOZ DE LA COALICIÓN
Enfoque de DH para frenar morbilidad y muerte materna
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lina Rosa Berrio Palomo* y Silvia María Loggia**
Cimacnoticias | México, DF.- 27/05/2014 Este miércoles 28 de mayo es el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres. La efeméride, establecida en 1989 por organizaciones de mujeres y activistas por la salud sexual y reproductiva, representa una oportunidad de repensar los grandes retos que en materia de salud aún enfrentamos las mujeres.
 
Desde hace 25 años, cuando esta fecha fue promovida por las organizaciones luego del V Encuentro Internacional  por la Salud de las Mujeres en Costa Rica, se han desarrollado más de 20 campañas anuales para promover el acceso pleno de las mujeres a la salud, en un marco de Derechos Humanos (DH) e igualdad de género.
 
Paradójicamente, y pese a que uno de los primeros temas señalados como prioritario por el movimiento fue justamente el de la mortalidad y la morbilidad materna, 25 años después las condiciones de salud de las mujeres en general, y particularmente en materia de salud sexual y reproductiva, nos muestran las grandes carencias y desigualdades en el tema.
 
Los datos más recientes presentados el pasado 7 de mayo por el Observatorio de Mortalidad Materna en el lanzamiento de su “Numeralia 2012” (que son los últimos oficialmente validados), nos muestran que en ese año ocurrieron 960 muertes maternas: nueve de cada 10 mujeres fallecidas (87.4 por ciento) contó con asistencia médica y 11 por ciento no tuvo control prenatal.
 
Mientras que del grupo de mujeres que tuvieron control prenatal, 80.5 por ciento no lo tuvo de manera adecuada, es decir, sólo tres consultas prenatales durante el embarazo.
 
Es importante destacar que 14.7 por ciento de las mujeres no tenía seguridad social y 55 por ciento contaba con Seguro Popular. Todo esto es reflejo de las deficiencias en el seguimiento del embarazo, así como en la atención oportuna en situaciones de urgencia.
 
La muerte materna (MM) constituye un importante problema de salud pública y una violación a los DH de las mujeres. La mayoría de estos decesos puede detectarse oportunamente y tratarse con eficacia.
 
En México, alrededor de 84 por ciento de las MM se consideran evitables. El total de mujeres fallecidas en nuestro país por complicaciones durante el embarazo, aborto, parto y puerperio desde 1990 a 2012 suman 29 mil 2.
 
La MM pone de manifiesto la violación de un conjunto de DH. Da cuenta de una cadena de vulneraciones de principios básicos, como el derecho a la vida, al máximo nivel posible de salud, a los beneficios del progreso científico, al acceso a información de calidad, a la autonomía y privacidad en sus decisiones reproductivas.
 
Una MM no sólo es un incumplimiento a los DH universales internacionales, sino también a nuestro mandato constitucional nacional y al marco normativo vigente en el país.
 
Cuando una mujer muere durante el embarazo, parto o puerperio, no solamente es importante analizar la causa de la muerte sino también las responsabilidades de quienes pudieron evitarla, así como la evidencia de que se utilizaron todos los recursos al alcance de la comunidad y del sistema para que este evento no sucediera.
 
El marco de derechos aplicado a la salud representa una plataforma jurídica y programática relativamente novedosa en México, ya que se ha venido desarrollando de manera paulatina a partir de la reforma constitucional de 1983, con la que se consagró el derecho a la salud como una garantía para toda la población mexicana.
 
Su aplicación cabal implica retos muy fuertes, considerando la desigualdad social, la falta de equidad en el acceso a los servicios de salud, y en la calidad de los mismos, un sistema de salud vertical, fragmentado e inequitativo, y una tradición marcada de la sociedad mexicana al trato diferenciado y discriminatorio sobre la base de la clase social, la etnia-raza y el género.
 
Para abordar el enfoque de DH es importante que el Estado participe activamente en la transformación de las relaciones de poder por parte del sistema de salud, convirtiéndolas en horizontales, participativas y democráticas.
 
Para ello, es necesario que exista una rectoría nacional y local que dé seguimiento a las políticas públicas, una gerencia y organización que permita el funcionamiento del sistema, y un área financiera que administre los recursos de manera efectiva y transparente según las diversas necesidades locales.
 
El enfoque de DH representa además una plataforma importante para que las organizaciones civiles puedan exigir al Estado el cumplimiento del derecho a la salud a través de:
 
–Diagnosticar el estado de la cuestión.
–Monitorear y evaluar avances o retrocesos.
–Promover una política pública bajo este enfoque.
–Visibilizar las vulneraciones a derechos e incumplimientos del Estado en esta materia y requerir su restitución.
–Exigir transparencia y rendición de cuentas, así como demandar la participación plena de la ciudadanía organizada en la promoción y cumplimiento de este derecho.
 
Una estrategia basada en los DH exige que sea definida por todos los actores. El desafío principal consiste en lograr el cumplimiento de las leyes con eficacia y aprovechando los recursos disponibles, para cambiar favorablemente las actitudes y comportamientos hacia la prevención de la morbilidad y mortalidad maternas, y el logro de una maternidad elegida, saludable y segura.
 
Implica también dejar de ver a las mujeres como simples receptoras pasivas de tratamientos médicos, y reconocerlas como agentes activas de las acciones en salud a través de su involucramiento y participación en las decisiones sobre sus vidas y sus cuerpos.
 
Este enfoque no sólo pretende garantizar el acceso, la disponibilidad y calidad de los servicios de salud, sino también crear las condiciones y los mecanismos de exigibilidad y respuesta por parte de las instancias correspondientes.
 
Es importante que las y los prestadores de servicios de salud conozcan y respeten los DH en el ámbito de la atención del embarazo, parto y puerperio. Paralelamente el Estado debe garantizar su capacitación continua y que atiendan a las mujeres en establecimientos de salud con la infraestructura, equipo, medicamentos e insumos necesarios.
 
Algunos esfuerzos interesantes empiezan a darse para incorporar el enfoque de DH a la salud materna, entre ellos el “Foro sobre parto humanizado”, realizado el pasado 22 de mayo en la Comisión de Derechos Humanos del DF por convocatoria de esta institución y varias organizaciones civiles.
 
Igualmente el “Foro sobre violencia obstétrica” que tendrá lugar el próximo 28 de mayo en la Cámara de Diputados por una iniciativa del Comité Promotor por una Maternidad Segura en México (CPMSM) y las comisiones de Igualdad de Género y Derechos Humanos.
 
Otra experiencia es la firma de convenios para la aplicación en el estado de Jalisco de la “Guía de orientaciones técnicas sobre la aplicación de un enfoque basado en los Derechos Humanos a la ejecución de las políticas y los programas destinados a reducir la mortalidad y morbilidad prevenibles asociadas a la maternidad”, establecida por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
 
La firma se llevó a cabo a inicios de este mes en Guadalajara por iniciativa del CPMSM y la entidad de la ONU, en coordinación con  la Comisión de Derechos Humanos.
 
Vincular la salud materna a los DH abre el tema a horizontes que usualmente no se vislumbran en los debates sobre cómo reducir la MM.
 
Los DH no son simples enunciados de principios. La finalidad, inmediata y última, es generar los cambios necesarios en las vidas de quienes no gozan de derechos formalmente vigentes o tienen un acceso limitado a ellos.
 
Ése sigue siendo el gran reto en este momento y la apuesta de organizaciones como la Coalición por la Salud de las Mujeres, en este Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.
 
*Lina Rosa Berrio Palomo es integrante de Kinal Antzetik Distrito Federal y del Consejo Directivo del CPMSM.
**Silvia María Loggia es asistente técnica del CPMSM.
***CPMSM y Kinal Antzetik son parte de la Coalición por la Salud de las Mujeres, una red de organizaciones civiles con trabajo en salud y derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.
 
14/LRBP/SML/RMB
 








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com