INTERNACIONAL
Participación Política de las Mujeres
   Aumenta 10 por ciento presencia de mujeres en el gabinete
Destaca ONU más participación política femenina en Ecuador
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Karina Escalona
Cimacnoticias/SEMlac | Quito.- 12/08/2014 El acceso de las mujeres a puestos de decisión en Ecuador, especialmente por el apoyo e implementación de políticas públicas y leyes que sustentan este proceso, fue resaltado por ONU-Mujeres con una destacada trayectoria en la asistencia técnica a instituciones y organizaciones civiles.
 
Moni Pizani, representante de ONU-Mujeres en el país sudamericano, reconoció el lugar que ocupa Ecuador, entre los países de la región, en la participación política femenina.
 
Pizani comentó, en entrevista con SEMlac, el papel del gobierno, junto a grupos civiles, en el impulso de proyectos y medidas como la inclusión en la nueva ley penal de cuatro artículos que sancionan el maltrato físico, sexual y sicológico contra las mujeres y otros integrantes de la familia.
 
De acuerdo con estadísticas de ONU-Mujeres, de enero de 2003 a julio de 2012 se incrementó la presencia femenina en los gabinetes ministeriales en cerca del 10 por ciento.
 
Si bien es cierto que las cifras por sí solas no constituyen un método de evaluación efectivo, sí resulta notable cuando se establece un paralelo con las acciones institucionales y la voluntad política, precisó Moni Pizani.
 
La funcionaria ponderó, además, las alianzas entre diversas entidades que colaboran para revertir las desigualdades de género y una campaña de sensibilización que abarca varios segmentos de la sociedad ecuatoriana.
 
En su opinión, se trata de un proceso al que se suman actualmente instituciones de los más diversos sectores e involucra municipios y provincias, alineado con un amplio sistema de políticas públicas que abarcan desde el apoyo a la asamblea nacional, hasta los ministerios y los gobiernos locales.
 
Además de potenciar la participación femenina en la toma de decisiones, ONU-Mujeres apoya en Ecuador la gestión de diversas entidades en otros temas como la planificación de presupuestos desde la perspectiva de género, paz y seguridad, empoderamiento económico y erradicación de la violencia, agregó Pizani.
 
Entre otros proyectos de la entidad de Naciones Unidas se incluye “Quito: ciudades seguras para todas y todos”, con apoyo del gobierno municipal.
 
La capital ecuatoriana es la única urbe latinoamericana que participa de esta iniciativa, dedicada al rescate de los espacios públicos como sitio seguro para todas las personas y el pleno disfrute y desarrollo de las más diversas actividades.
 
Como parte de una estrategia para garantizar la seguridad y contribuir con el objetivo de eliminar las formas de violencia contra las mujeres, existe también en Ecuador un programa de apoyo a la Corte Nacional y otras instancias del Poder Judicial, enfocado no solo en la asesoría, sino en la capacitación a todos los niveles, y que llega incluso a los conductores de taxis, con la intención de abarcar a toda la sociedad ecuatoriana en función de este objetivo.
 
Se trata, explicó Pizani, de garantizar políticas públicas globales que repercutan en sectores como el empleo, la defensa, la seguridad y la participación femenina, en todos los ámbitos.
 
La funcionaria consideró que aún quedan desafíos, pese al avance experimentado durante los últimos años en la participación política, una Constitución de avanzada en América Latina en materia de derechos, y un Código Penal que establece el feminicidio como delito.
 
Entre esos retos menciona la diferencia en los ingresos de mujeres y hombres, la feminización de la pobreza y los índices de violencia.
 
“Por eso son tan necesarios las políticas públicas y el apoyo gubernamental a diferentes instancias, proyectos de empoderamiento femenino, acceso a la educación, capacitación y evaluación de indicadores económicos”, resaltó Pizani.
 
También la prioridad que se le otorgue a la planificación de presupuestos desde la perspectiva de género, que repercutan directamente en el objetivo supremo de la equidad entre los sexos, agregó.
 
Asegurar la presencia femenina en puestos de dirección, a todos los niveles, no garantiza la eliminación de las brechas de género, pero sí constituye un significativo avance, más allá del empoderamiento femenino, en la toma de decisiones que beneficien la implementación de acciones que reduzcan las desigualdades, concluyó Pizani.
 
14/KE/RMB







Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com